Publicidad

Absuelto a pesar de triplicar la tasa de alcohol

El Juzgado de lo Penal número 1 de Logroño ha absuelto a un conductor que triplicaba la tasa de alcohol permitida al entender que éste tuvo 'un comportamiento correcto' durante el control realizado por la Guardia Civil, según recoge el diario La Rioja. El hombre ya había sido condenado en dos ocasiones por sendos delitos contra la seguridad vial.
-
Absuelto a pesar de triplicar la tasa de alcohol
Absuelto a pesar de triplicar la tasa de alcohol

El Juzgado de lo Penal número 1 de Logroño ha absuelto a un conductor que triplicaba la tasa de alcohol permitida al entender que éste tuvo ‘un comportamiento correcto’ durante el control realizado por la Guardia Civil, según recoge el diario La Rioja. El hombre ya había sido condenado en dos ocasiones por sendos delitos contra la seguridad vial.

Los hechos tuvieron lugar en la madrugada del 5 de agosto del 2007. En una control de Tráfico en Villamediana, los agentes pararon el vehículo conducido por el imputado y éste fue requerido para someterse a la prueba de alcoholemia.

El primer resultado del control fue 0,84 miligramos por litro de aire espirado -el límite se encuentra en 0,25-. Unos minutos después, la prueba arrojó un resultado de 0,80 miligramos. Por último, en la prueba de contraste por análisis de sangre, el conductor dio un resultado de 1,81 gramos de alcohol por litro de sangre, cuando el tope legal para conducir es de 0,5 gramos.

El magistrado argumenta que ‘el acusado no fue detenido debido a su conducción irregular’. Además, la sentencia se apoya en la declaración de los agentes del control para determinar la absolución. ‘Aparte del aliento con olor a alcohol -el acusado no niega haber bebido-, su comportamiento fue en todo momento correcto, tranquilo, hablaba bien, tenía una manera de expresarse normal y la deambulación era correcta’, indica.

La Fiscalía solicitaba una multa de 1.620 euros y la privación del permiso de conducir durante dos años. El mismo conductor había sido condenado en dos ocasiones -en el año 1993 y en el 2004- por sendos delitos contra la seguridad vial.