4 de cada 10 conductores muertos en accidentes, positivo en drogas o alcohol

El 43,1 por ciento de los fallecidos el carreteras a lo largo de 2015 había consumido alcohol, drogas o psicofármacos, según un estudio de la DGT.
Carlos Cuesta Chanes -
4 de cada 10 conductores muertos en accidentes, positivo en drogas o alcohol
4 de cada 10 conductores muertos en accidentes, positivo en drogas o alcohol

La Dirección General de Tráfico y el Instituto Nacional de Toxicología han presentado este jueves su 'Memoria 2015 sobre la incidencia de alcohol, drogas y psicofármacos en los conductores, acompañantes y peatones fallecidos en accidente de tráfico'. En ella se revela un repunte del porcentaje de víctimas que dieron positivo en este tipo de sustancias con respecto al año anterior, que fue del 39 por ciento.

A pesar de este incremento interanual, indican los expertos, la tendencia sigue siendo a la baja si se compara con las cifras de 2012, cuando este porcentaje se situaba en el 47,32 por ciento. Aun así, el fiscal de sala coordinador de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, ha declarado que la cifra actual es ‘inasumible’ y delata la necesidad de abordar una estrategia para que el alcohol y las drogas dejen de ser un factor que influya en la siniestralidad. ‘Estamos hablando de muertes y de una cifra muy alta de muertos. Si promediamos los resultados del estudio con el último dato de siniestralidad vial conocido, podemos hablar de casi 600 conductores fallecidos a consecuencia del alcohol’.

Durante la presentación del informe, al que asistió también la subdirectora general de Análisis y Vigilancia Estadística DGT, Rosa Ramírez Fernández, tanto ella como el fiscal hicieron hincapié en la necesidad de reforzar la educación y la concienciación, por un lado, y las sanciones y controles preventivos, por otro. ‘Los controles de alcohol y de drogas salvan vidas porque evitan tener que hacer autopsias’, manifestó Vargas.

El estudio indica que, de los conductores fallecidos en accidentes de tráfico a los que se realizaron análisis toxicológicos, el 66,9 por ciento dio positivo en alcohol y, de ellos, el 70 por ciento superaba los 1,2 g/l. Con respecto a las drogas, los positivos llegaron al 31,64 por ciento. Las más detectadas fueron la cocaína (49,4 por ciento) y el cannabis (43,6 por ciento). Los opiáceos coparon el 13,7 por ciento, y las anfetaminas y drogas similares, el 2,3 por ciento.

También son preocupantes los casos de ‘consumo asociado’, es decir, aquellos en las que se unen dos o más sustancias. Las mezclas más populares fueron alcohol y cocaína y alcohol y cannabis.

Otro problema creciente es el de los psicofármacos (benzoadiacepinas, ansiolíticos, antidepresivos u otros medicamentos). Un 26,5 por ciento de las víctimas analizadas los habían consumido antes de ponerse al volante, lo que revela la necesidad de concienciar sobre el riesgo que implican estas sustancias.

‘Aquí ya no hablamos del derecho penal ni de los controles, hablamos de educación y de su presencia en los cadáveres de los conductores fallecidos’, subraya Vargas. “A veces hablamos, 'me he tomado dos lexatines, o tres, o cuatro y estoy conduciendo'. Aquí todo eso está plasmado en la trágica realidad de la presencia de psicofármacos en el 25% de los conductores fallecidos”.

Otro dato significativo es la gran diferencia entre hombres y mujeres que dieron positivo en los análisis toxicológicos: el 91 por ciento eran hombres; el 9 por ciento, mujeres.

Mayor toxicidad en peatones fallecidos

El estudio tiene en cuenta también a los peatones fallecidos a causa de atropellos el año pasado. En el 46,3 por ciento de ellos se encontraron rastros de alcohol, drogas o psicofármacos. Aquí hay menos diferencia entre hombres y mujeres, aunque sigue sin ser pequeña: 64,8 y 35,2 por ciento, respectivamente.

En este caso, los psicofármacos ganan protagonismo. Se detectaron en el 39,7 por ciento de los casos, mientras que el alcohol estuvo presente en el 56,63 por ciento, y las drogas, en el 33,7 por ciento. Entre quienes consumieron alcohol, el 74,5 por ciento superaba los 1,2 g/l.

Con respecto a la elevada presencia de psicofármacos, los responsables del estudio indicaron que ‘puede ser que en la población general haya aumentado el consumo de ansiolíticos, pero hacen falta más datos’. Así, la directora del Instituto Nacional de Toxicología ha recordado que, cuando se recetan este tipo de medicamentos, se avisa de los posibles efectos adversos y ha subrayado que ‘que no se prescriba una baja laboral no quiere decir que se pueda conducir’.

También ha indicado que el hecho de que se muestre una alta presencia de este tipo de fármacos en las víctimas de accidentes de tráfico no implica necesariamente una relación causal entre su consumo y el siniestro. Podría significar únicamente que ha aumentado el consumo de estas sustancias entre la población y eso queda reflejado también en las autopsias. ‘Es necesario ampliar el estudio y profundizar en ese tema’, ha concluido.

También te puede interesar

Acude a recoger a su hija a un control de alcoholemia aún más borracho

Jóvenes y alcohol: casi el 40 por ciento admite haber bebido antes de conducir

El porcentaje de positivos por droga supera a los de alcohol

¿Quieres un coche nuevo? Antes, valora tu coche gratis

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...