Los 10 mejores coches, según nuestro jefe de pruebas

Tal vez no sean los mejores coches del mercado en valor absoluto... Pero sí lo son, en valor relativo, para mí. Entre razón y corazón, aquí tienes el ránking de mis diez mejores coches del momento.
Raúl Roncero.

Twitter: @Rron0_autopista -

Los 10 mejores coches, según nuestro jefe de pruebas
Los 10 mejores coches, según nuestro jefe de pruebas

Diez, sólo diez. Difícil para lo maniático que soy yo, desolado desde que me quitaron mi Audi Q7 V12 TDI, así que te descubro ya una de mis grandes debilidades: tamaño y compromiso entre velocidad y autonomía. Pero no, no me voy a rendir sólo ante esta tipología de coches. Pese a mi corta edadal menos, de coco—, cada vez me gusta menos ese objeto de admiración cuando salgo a carretera y prefiero moverme lo más discreto que pueda. Así, te dejo otra pista de qué coches, de entre mis elegidos, se han ganado a pulso entrar en esta selección natural de modelos que he conducido o tenido algún contacto con ellos a los largo de estos últimos meses. Obviamente, no he podido resistirme aquellos que también te conquistan por el número y calidad de sus caballos.

Abarth 695 Biposto

Hay sonidos o sensaciones que se te quedan grabados para siempre. A poco que te gusten todo aquello que se mueva con gasolina, sentirás esa sensación desde el primer momento que muevas la palanca de cambios de estos Abarth 695 Biposto equipados con el kit de cambios de carreras —obra de Bacci Romano—, sin sincros, con dientes rectos y la posibilidad de subir de marchas sin pisar el embrague; vale, tendrás que acercarte cada dos por tres a ajustarlo, pero no hay nada igual en el mercado, o al menos, no que cueste menos de 100.000 euros y puedas matricular. Kit que, además, incluye autoblocante mecánico, tan imprescindible los con backets y arneses, ventaja doble porque anula las plazas traseras y tu único acompañante te garantizo que no querrá volver a subir contigo. Más que incómodo, literalmente insufrible, sólo apto para esqueletos y empastes saludables, este 695 Biposto, cuya prueba puedes leer aquí, me ha proporcionado tal calidad y cantidad de sensaciones que te aseguro sería un coche que no faltaría en mi garaje aunque estuviera podrido de dinero y pudiera aspirar a más. Merito, además, conseguir que un coche de chasis tan radical y corto de batalla pueda ir tan bien como va.

Porsche 911... Cualquiera

Eso de seguir viendo por los retrovisores un pedazo de historia del automóvil no tiene precio. Siempre que me bajo de uno acabo diciendo lo mismo: como siempre, como nunca. Te dejo elegir versión, sólo con una condición: me rindo al cambio PDK y paso de su cambio manual, por mucho que sus siete marchas sean coto privado de apenas un par de modelos —también lo usa el Corvette—. Ah, y no sufras, me da igual si no es ni un 911 R, ni un 911 GT3 ni su versión RS, me vale cualquiera de las versiones que cueste menos de 140.000 euros, lo cual dejaría fuera de juego los "auténticos" Turbo, los que además de llevarlo, exhiben tal denominación bajo el alerón. Porsche hizo correr ríos de tinta cuando anunció que se rendiría ante la sobrealimentación y he llegado a escuchar de todo contra esta nueva era de motores turboalimentados, que le he tocado vivir tanto al 911 como a la nueva generación 718Cayman y Boxster, ahora con motores de 4 cilindros—  para mantener el equilibrio impuesto entre emisiones y prestaciones. Pero te aseguro que también he visto a más de un aficionado que ha criticado esta nueva era bajándose de los últimos 911 con una sonrisa en la cara.

Jeep Renegade

Jeep Renegade

Ser o parecer... El Jeep Renegade es de los pocos SUV que son SUV, y hasta algo más que eso hasta llegar a traspasar esa más que delgada línea roja que hay entre un crossover o SUV y un todoterreno. Eso implica unas ventajas, pero también ciertos inconvenientes: no es el producto más refinado de la categoría, tal vez por ese rígido enclavamiento de motor y otros elementos de chasis, aunque este Jeep no implica grandes compromisos de cara al confort y calidad de vida en asfalto. Pero pisar el campo con este Jeep supone tener mayores garantías de que podrás regresar al asfalto por tus propios medios que con cualquier otro coche semejante... o incluso mayor. Me quedo, por tanto, con una versión Trailhawk, aunque un coche no es sólo un modelo, sino una gama, y ese gran abanico de posibilidades para diferentes tipologías de usuarios también valen su peso en oro.

Chevrolet Corvette Stingray

Lo reconozco, no soy un tipo perfecto. Icono americano por excelencia en el mundo del automóvil, uno de mis coches de ensueño cuando era niño, aún recuerdo la primera vez que conduje uno hace ya una veintena de años. La cosa iba en serio, porque además de las prestaciones, por aquella época también medíamos velocidad punta para nuestra revista Automóvil. Creo que aún tengo pesadillas, porque con aquello no sólo era acelerar a fondo, sino también intentar mantenerse en el carril... Y no era fácil. Hoy, un Corvette es ya otra historia, deportivo capaz de medirse cara a cara con "Nueveonces" o Mercedes AMG GT, M4... Por cierto aquí tienes una comparativa con todos ellos. Como americano, no puede faltar un gran motor atmosférico de gran capacidad con el que sientes que te desplazas a grandes pistonadas... Meritorio V8 de 6,2 litros que desconecta cilindros para bajar consumos, aunque aún conserva sus dos válvulas por cilindros. Eso sí, bramar, brama como lo ha hecho siempre. Empuje nunca ha faltado, aunque sea a costa de mucho, mucho combustible, pero ahora también hay precisión en su chasis y altísima eficacia, tal vez porque a Europa sólo llevan las versiones "atomizadas" en cuanto a chasis. Su sonido, su línea, su historia... Me engancha y el corazón se ha llevado a la razón a su terreno, aunque ahora el Corvette sí da la talla en todos los sentidos. Ah, y también cuesta un pellizco menos que la competencia, aunque eso sí, guárdatelo para gasolina.

Mazda MX-5 2.0i Pack Sport

Pese a los cambios de línea —hay que reconocer que en la era de la seguridad y la eficiencia, los faros escamoteables no es la mejor de las soluciones—, es de esos coches que se mantienen fiel a sus orígenes. Nos hemos ido haciendo mayores juntos... y eso también engancha. Hace poco tuve oportunidad de subirme a la primera y última versión, y salvando las distancias entre el tiempo, las sensaciones siguen siendo idénticas. No, no hacen falta muchos caballos para pasar un buen rato siempre y cuando el equilibrio venga por propia naturaleza de chasis, y eso es lo que le viene ocurriendo, desde siempre, al Miata, con su rápida cintura justo en el límite de resultar un coche nervioso, aunque no te costará saturar su trasera para convertirlo en una excelente máquina para derrapar... o de hacer un espantoso ridículo, según tú nivel de manos y sentido común —aviso a navegantes: "¡¡¡pruebas realizadas en circuito cerrado!!!—  Imprescindible, para mí, el acabado Pack Sport, con autoblocante, lo cual obliga a llevarse el motor 2.0i de 160 CV, uno de esos pocos "pequeños" motores de aspiración natural que te pone los pelos de punta.

Audi A6 Avant Bi-TDi

Audi A6 Avant 3.0 Bi-TDi Competition

Te pregustarás si estoy loco cuando en la misma gama tienes uno de los mejores deportivos del mercado, el Audi RS6. Sí, pero lo entenderás pronto: viajo administrando mi ritmo en función de la autonomía, y eso de salir desde Madrid y parar a llenar el depósito de un RS6 en Albacete, como que lo llevo mal. El Bi-TDi, con sus 326 CV, son esa solución a mis manías. Resulta literalmente imposible desfondarlo por mucha autopista que tengas por delante. Vale, no es un RS, pero tampoco un Diesel normal, con encanto especial no sólo por gastar infinitamente menos que cualquier motor de gasolina que haga a andar a un A6 Avant de manera más o menos similar, sino porque si quieres, puede no sonar a Diesel: activando el modo deportivo de su línea de escape, este V6 biturbo incluso parece un motor rudo, de tiempos pasados. Grande y cómodo, espacioso, es cierto que pesa un quintal y es algo que se nota en su dinámica, pero este A6, con la puesta a punto de este motor y acabado en concreto, es tal de lo más parecido que hay al AVE, pero con cuatro ruedas.

BMW M2

Gracias a este M2 aquí tienes una completa prueba—, hay un M en la lista de coches. Así de sencillo. ¿Tal vez estoy fuera de sí? Te aseguro que no. Desbordados hoy mecánicamente los BMW M3 y M4, casi imposible de conducirlos en línea recta salvo que quieras tener el testigo del control de tracción continuamente parpadeando en el cuado de instrumentos, el nuevo M2 es para mí el BMW que mejor encarna la filosofía M del siglo pasado, la auténtica. Aunque menos potente, es claramente más ligero que su hermano mayor con el que comparte buena parte de los elementos y de chasis. Tampoco es que este M2 sea "una madre", un coche con comportamiento para todos los públicos, porque para descubrir su lado más salvaje tan sólo basta un golpe de gas, pero sí resulta menos exigente que los BMW M3/M4 y no por ello el M2 es menos eficaz. Lo definía bien mi compañero Daniel Cuadrado en la prueba que publicamos en el número 2.964 de Autopista: es el mejor M3 de la historia. Ceo que lo entiendes, y creo que sobran más palabras.

Ford Focus RS

Ford Focus RS  

Se empeñó Ford en hacer un RS de 305 CV  —año 2009— de tracción delantera  —generación de la que incluso se fabricaron 500 unidades con 350 CV, denominadas Focus RS500alegando que su ligereza y buena puesta a punto compensaría el sobrepeso de una tracción total, pero su tren delantero nunca llegó a dar a basto para canalizar tanta fuerza. Hoy sí lo ha conseguido Honda con su nuevo Civic Type R, pero Ford parece haberse visto obligado a rendirse a las cuarto ruedas motrices. Claro que su tracción total es, también, una de las más especiales del mercado, incluyendo un modo Drift que prioriza toda la fuerza de transmisión al eje posterior para hacerte sentir como el mismísimo Ken Block... Aunque te aseguro que no sólo apretar un botón, también hay que tener buenas manos para llegar a ese extremo, aunque lo mejor de este Focus, para el resto de los mortales, es la cantidad de buenas sensaciones que te puede proporcionar y la relativa facilidad con la que puedes llevarlo muy rápido con mínimo esfuerzo. Un diez, también, para su motor 2.3 Ecoboost.

Honda NSX

El único superdeportivo que sí dejaría conducir a mi mujer, incluso lloviendo a cántaros, porque no creo que haya otro coche igual en el mercado con su compromiso eficacia/facilidad de conducción. Puede, eso sí, que te sientas como en un videojuego e incluso algunas de sus reacciones te parezcan artificiales, porque dos de sus cuatro motores —los eléctricos delanteros— se encargan no sólo de empujar, sino también de que el NSX trace cual tiralíneas s incluso corrija errores de conducción. En breve empezaremos a acumular kilómetros con él ya aquí en nuestro territorio, porque de momento, todas nuestras experiencias con él se circunscriben a las presentaciones que ha ido haciendo Honda, pero tras tocarlo, siento algo "viejo" ya al BMW i8 —aquí lo tienes comparado con un M3, otro de los grandes escaparates tecnológicos de la industria del automóvil.

Land Rover Evoque Convertible

Range Rover Evoque Convertible

Vale, el mayor de sus encantos es ser el único SUV cabrio del mercado, pero hay que reconocer que la transformación respecto a los Evoque cerrados está hecha de lujo. No sé si alguna llegaremos a ver noticias de Evoque Cabrio inundados en un vadeo o conductores con una rama de árbol clavada en un ojo, porque lo que es poder, este Evoque Convertible sigue siendo capaz de cruzar ríos o ascender por el más escarpado de de los montes que puedas imaginar, siempre que seas consciente de los límites que tiene un Evoque "normal". Y es que, Land Rover ha conseguido que el Evoque Convertible sigua siendo eso, un auténtico Land Rover, en el caso del Evoque, con ese marchamo que implica llevar el sello Range en el frontal: calidad, atención por el detalle, inmejorable ambiente... Y también un elevado precio. Peso pesado, los refuerzos necesarios para quitar el techo han hecho que el esté Evoque esté bien entrado en kilos, algo que se nota a la hora de frenar y acelerar. No es un drama, pero ahí queda ente sus debilidades.

También te puede interesar:

¿Y los 10 peores coches del mercado? Estos son, según Jeremy Clarkson

¿Quieres un coche nuevo? Antes, valora tu coche gratis

Los 15 peores coches que puedas imaginar

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...

No llueve sobre mojado. La sociedad evoluciona imparable y, con ella, las ciudades y ...