Arahuetes dedica a Herrera un artículo de Maruja Torres en el que ésta se compadece de forma irónica de los jefes

Le reprueba sus calificativos a las cuentas de 2013, que asignan a Segovia la menor cuantía

El alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes (PSOE), ha dedicado al presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera (PP), un artículo escrito por la periodista Maruja Torres para el diario 'El País', con título 'Los pobres', en el que con tono irónico se compadece de los jefes.

A través de su perfil de Facebook, red social que utiliza activamente, el regidor ha traído a colación la columna de la escritora después de que el dirigente regional calificara sus medidas de ajuste en los Presupuestos Generales de la Comunidad (PGC) de 2013 como 'duras, complicadas, dolorosas e impopulares' y tras conocerse que Segovia es la provincia que recibirá menor partida --percibe 9,68 millones, un 32,4 por ciento menos que en 2012--.

En el texto, Maruja Torres indica que se habla mucho actualmente de lo que sufren quienes son objeto de despidos, reajustes, rebajas y de, en general, lo que ahora se denomina como 'adecuación a las circunstancias actuales', lo que en su opinión es una 'sutil metáfora de escabechina' y 'demagogia'.

La periodista añade que es fácil ponerse del lado del débil, pero que nadie se compadece de los jefes, quienes no obstante son, dice, 'los que en silencio y en soledad se encierran entre las cuarenta paredes de sus pisos de trescientos metros y lloran dolorosamente por los otros'.

'A mí se me encoge el corazón cuando pienso en esos ejecutivos que vuelan en business o en primera --algunos, incluso, en el pavoroso aislamiento de su jet privado, propio o de alquiler--, y que no pueden hacer otra cosa. No pueden sino aceptar el horror que les ha tocado ejecutar, y emprenderlo con la misma responsabilidad con que, cuando se trata de sacar una media de sueldos por trabajador, y con objeto de disimular lo poco que cobran muchos, arriman sus emolumentos a la suma total, logrando así que salga una cifra presentable y decente, que legitime la carnicería ante los ciudadanos lampantes', prosigue.

Torres añade que esos hombres y mujeres solitarios y heroicos hacen lo que tienen que hacer para seguir cobrando y preservando los intereses de los accionistas, porque de ellos dependen muchas familias, desde quienes preparan los catering en los cumpleaños, hasta los profesores del colegio de los niños en Estados Unidos o la 'pobre' chica que les hace la manicura. 'Por no hablar del señor Armani ni del señor Audi, que tienen que comer', exclama.

'No me digan nada de los trabajadores. Piensen en los jefes. Y en todo lo que han tenido que traicionar un día tras otro. Los pobres', concluye el texto, recogido por Europa Press.

Los mejores vídeos