Anesdor busca soluciones a la crisis de las dos ruedas

Los fabricantes de motocicletas y ciclomotores españoles están atravesando una de las más graves crisis de su historia y piden a la Administración que medie con las compañías de seguros para que éstas bajen el precio de las pólizas, que se permita llevar motos de 125 centímetros cúbicos con el carné de conducir de coches y que se inicie un Plan Prever para las dos ruedas.

Anesdor, Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas, ha presentado esta mañana en Madrid el Libro Blanco del Aseguramiento de Ciclomotores y Motocicletas, además de una serie de medidas que se deberían tomar para sacar a esta industria de la grave crisis que atraviesa desde 1999. Los fabricantes de motocicletas han centrado su estrategia en tres puntos, entre los que destaca que con el permiso de conducir B (de coches) se puedan conducir también motocicletas de 125 centímetros cúbicos y 15 CV de potencia.

Junto con esta propuesta también se pretende llegar a un acuerdo con la Administración para que ésta tome cartas en el asunto y evite que las compañías aseguradoras continúen discriminando a las motos tal y como hacen en la actualidad, negándose a contratar pólizas de motocicletas y de ciclomotores o exigiendo a estos usuarios unas primas muy costosas. Además, se pide al Gobierno que inicie un plan de "achatarramiento", tipo Renove, que, como ya se demostró en el caso de los coches, podría incentivar las ventas.

El Libro Blanco del Aseguramiento es un informe realizado por RACC Club Seguros en el que se analiza la situación actual de la industria de la motocicleta y de los ciclomotores en España con el objetivo de encontrar una solución a su problemática y potenciar el incremento de sus ventas.

Las pólizas de seguros para ciclomotores han pasado a costar de 150 euros en 1999 a 637 en 2001, un incremento cercano al 300 por ciento. El informe del RACC concluye que es posible realizar pólizas de seguros por 325 euros y que éstas serían rentables para las aseguradoras, una vez que se han medido los parámetros de costo por siniestralidad e ingresos por póliza.

A la reunión celebrada en Madrid han asistido todos los representantes de las principales marcas de motos en España, que han coincidido en señalar que, si no se toman medidas urgentes, este sector industrial se podría colapsar al ser inviable económicamente. Además, han demandado un mayor diálogo con la Administración, que debe ser consciente de todas las ventajas que ofrecen motos y ciclomotores a la hora de solucionar los problemas de movilidad urbana que sufren las grandes urbes.

El mercado de los ciclomotores cayó de 335.726 unidades vendidas en 1999 a 176.400, en 2001, un descenso cercano al 50 por ciento que es directamente proporcional a la escalada de precios de las pólizas obligatorias.

Los mejores vídeos