Alumnos y autoescuelas, contra la huelga

Los examinadores de Tráfico no cejan en sus reivindicaciones, ya que el segundo día de huelga contó con el mismo seguimiento que la jornada inicial. Hoy están fijadas nuevas jornadas de protesta y los estudiantes y los profesores de autoescuela, máximos perjudicados, ya se plantean emprender acciones legales.

Los examinadores mantienen su convocatoria de huelga
Los examinadores mantienen su convocatoria de huelga

La huelga de examinadores de Tráfico llega a su segundo día y todavía quedan por delante seis jornadas de paro. Los exámenes se aplazan y, en agosto, la DGT cierra por vacaciones, una situación que preocupa a los aspirantes a conductores. Éstos y los propietarios de autoescuelas anuncian que no van a estar con los brazos cruzados, ya que estudian emprender acciones legales para depurar responsabilidades.

La Asociación Provincial de Autoescuelas de Madrid estima que las reivindicaciones de los examinadores se saldarán con unas pérdidas económicas cercanas a los 500 millones de pesetas. Los estudiantes, por su parte, unen a los nervios previos al examen la incertidumbre sobre las posibles fechas de las pruebas.

Máximo seguimiento

Las cifras varían según la fuente consultada. La DGT estima que la segunda jornada de paros contó con un seguimiento del 80,38 por ciento de los trabajadores, mientras que el comité de huelga apunta que esta cantidad ascendió a más del 90 por ciento.

Cualquiera de estas cifras supone que las reivindicaciones cuentan con un apoyo importante, aunque se realizaron exámenes teóricos en todas las provincias. Tráfico afirma que las pruebas prácticas también se efectuaron en toda España, pero el comité de huelga afirma que éstas "practicamente" no se realizaron.

Según la DGT, Melilla y Murcia fueron las ciudades más afectadas, con un seguimiento del cien por cien, seguidas del País Vasco (90 por ciento), Aragón (92,31) y Valencia (90). En el otro lado de la balanza, se situaron Navarra, Ceuta y Ávila, comunidades donde no se siguieron los paros.