Almussafes podría quedarse sin proyectos de Ford

La planta de Ford en España podría perder la adjudicación de los futuros modelos de la firma estadounidense, declaró ayer el consejero delegado de la empresa, José Manuel Machado. En cualquier caso, las inversiones realizadas en la factoría valenciana para la fabricación del nuevo Fiesta ya están aprobadas y no se retirarán.

La planta de Ford en Almussafes, en plena crisis
La planta de Ford en Almussafes, en plena crisis

La gama de productos fabricados actualmente en la planta valenciana (Focus, Fiesta y Ka) va a renovarse. Además, el nuevo Fiesta, presentado en el

Untitled Document

Salón de Frankfurt </font color="#3333FF"> , comenzará a fabricarse en Almussafes a partir del año que viene. Estos planes, que cuentan con una inversión cercana a los 90.000 millones de pesetas, no serán cancelados, pero José Manuel Machado, consejero delegado de Ford, anunció ayer que "los nuevos proyectos de Ford podrían pasar de largo; proyectos que están por definir todavía".

Una de las razones de la firma estadounidense para no adjudicar nuevos proyectos a la factoría valenciana es la inestable

Untitled Document

situación sindical </font color="#3333FF"> que arrastra desde hace tiempo. Los trabajadores de Ford llegaron en marzo a un acuerdo con la empresa, que se comprometía a no despedir a 174 operarios de la planta de motores Zetec-se, pero las negociaciones del convenio colectivo han sido muy tensas.

Buenos resultados
Ford Europa tiene el objetivo de alcanzar la zona de beneficios en 2003 y "España está muy asociada a Europa", según indicó Machado, quien confía en que en este ejercicio la filial española del fabricante arroje un buen resultado.

De momento, la empresa ha incrementado sus ventas el 8 por ciento en lo que va de año. "Nuestra meta era aumentar un 10 por ciento las unidades vendidas y lo vamos a superar", anunció el responsable de la marca norteamericana.

En cuanto a la producción en Almussafes, el consejero delegado de Ford señaló que el número de unidades manufacturadas se ha situado en el mismo nivel que el año pasado, aunque existe un retroceso en el número de vehículos exportados. Esta caída ha sido compensada por el crecimiento del mercado español, explicó Machado, quien calificó este año de "récord para el mercado nacional".