Alemania propondrá la alcoholemia cero para los conductores noveles

Ante las escalofriantes cifras de muertes causadas por el consumo de alcohol, Alemania va a proponer a los miembros de la Unión Europea que se aplique la “tolerancia cero" a los conductores noveles.

El mejor consejo: Navidades sin alcohol
El mejor consejo: Navidades sin alcohol

Si la propuesta de Alemania prospera, pronto habrá nuevas normas para los conductores con menos de un año de experiencia. Este país va a plantear al resto de los miembros de la Unión Europea que el límite permitido de alcohol en sangre para los automovilistas noveles sea cero.Según datos de la Comisión Europea, un 25 por ciento de los 40.000 fallecidos que se registran cada año en las carreteras comunitarias muere en accidentes provocados por el consumo de alcohol. En estos siniestros están implicados, principalmente, jóvenes de entre 18 y 24 años. Ante estos datos, las autoridades germanas consideran que hay que adoptar “una acción firme", con el fin de evitar “el sufrimiento humano y el enorme coste económico derivado de estos accidentes". Alemania ha señalado que el contenido máximo de alcohol en sangre para los conductores entra en el “principio de subsidiariedad" (es decir, en las competencias nacionales) de cada país. Así, “propondrá" a los Estados miembros de la UE que introduzcan el “límite cero" para los conductores novatos.Entre 1993 y 2003, los jóvenes que conducían bajo los efectos del alcohol provocaron la muerte de 4.000 personas. Otras 40.000 resultaron heridas.Con 216 votos a favor y 4 en contra, el Senado ha aprobado el proyecto de Ley que regulará el permiso de conducir por puntos. Ahora, la norma pasará al Congreso para que este organismo se pronuncie sobre las enmiendas admitidas. Tras este trámite, el reglamento finalizará su gestión parlamentaria y será publicado en el BOE (Boletín Oficial del Estado). Entre las enmiendas aprobadas se encuentra la que establece la integración del carné de conducir por puntos en el DNI. El formato de este documento, así como el de la credencial complementaria que permitirá “visualizar de manera tangible el saldo de tantos", será establecido por reglamento.Mediante una segunda enmienda transaccional, la norma ha detallado el funcionamiento de los cursos de sensibilización y reeducación vial. Estas clases tienen como objetivo concienciar a los conductores sobre su responsabilidad como infractores y sobre las consecuencias derivadas de su comportamiento. También servirán para reeducar a los automovilistas en el respeto a la vida propia y ajena, así como en el cumplimento de las normas.Los cursos serán de dos tipos. Unos estarán dirigidos a aquellos conductores que hayan perdido una parte del crédito inicial de puntos. Tendrán una duración máxima de 15 horas y permitirán recuperar hasta 4 tantos. Otros cursos se destinarán a las personas que quieran recobrar su carné, tras haber perdido todos los puntos. Su duración será de 30 horas y tendrán que ser superados “con aprovechamiento" para lograr de nuevo el permiso de conducir.El contenido de las clases versará sobre materias relacionadas con los accidentes de tráfico, sus causas, sus consecuencias y el comportamiento adecuado para evitar los siniestros. Los cursos serán adjudicados mediante concesión administrativa.La Cámara Alta también ha introducido otras pequeñas modificaciones en el proyecto de Ley:
- Los conductores podrán consultar los tantos que tienen a través del teléfono o de Internet.
- Si un radar captura una infracción y el propietario del vehículo no identifica al su conductor, será sancionado con una multa, aunque no perderá puntos.
- Aquellos que lleven un ciclomotor verán adelgazar su cuenta de tantos si su acompañante no lleva puesto el casco. La Policía Nacional ha detenido a 32 ecuatorianos y bolivianos en Albacete y Ciudad Real. Todas ellas forman parte, presuntamente, de una organización que falsificaba permisos de conducir ecuatorianos, que posteriormente eran canjeados por la correspondiente licencia española. Los detenidos cobraban 600 euros por cada carné falso.