AI denuncia los 'indecentes' cargos presentados contra una mujer que había acusado de violación a dos policías

Amnistía Internacional (AI) ha instado a las autoridades tunecinas a retirar los 'indecentes cargos' presentados contra una mujer que fue procesada el pasado miércoles después de denunciar que dos agentes de policías la habían violado a principios de este mes.

La mujer y su novio, quienes han preferido mantenerse en el anonimato, podrían ser condenados a seis meses de cárcel por 'comportamiento indecente intencionado' concretamente por haber sido descubiertos en una 'posición inmoral' en un lugar público de la capital, Túnez. La denuncia, según AI, fue presentada 'por los mismos agentes de Policía acusados de haberla violado'. La pareja ha rechazado los cargos. El tribunal se reunirá de nuevo el próximo 2 de octubre.

'En el mejor de los casos, el hecho de que se inculpe a la víctima de una violación cometida por agentes de Policía en lugar de protegerla de las intimidaciones y de los estigmas, pone de relieve los profundos fallos de las leyes y del sistema de justicia penal de Túnez', declaró la subdirectora para Oriente Próximo y Norte de África de Amnistía Internacional, Hassiba Hadj Sahraoui.

'En el peor de los casos, se trata de un insidioso intento de desacreditar a la víctima de una violación y de proteger a los acusados de haberla violado', agregó. 'Las violaciones por parte de las fuerzas de seguridad, que se utilizan con frecuencia como una herramienta para la represión, constituyen una forma de tortura y deben ser investigadas inmediata y completamente, y, en caso de reunirse suficientes pruebas admisibles, llevarlas ante la Justicia', aseveró.

VIOLACIÓN Y EXTORSIÓN

La abogada de la mujer ha explicado a Amnistía Internacional que tres agentes se acercaron a su cliente y a su novio cuando ambos se encontraban en el interior de un vehículo en la noche del pasado 3 de septiembre.

Posteriormente, la mujer presentó una denuncia contra dos de los agentes por haberla violado dentro del automóvil, mientras el tercero se llevaba a su novio a un cajero automático cercano a fin de extorsionarle y sacarle dinero.

Tras la detención de los agentes, acusados de violación y extorsión, los propios policías alegaron que habían descubierto a la pareja en una 'postura inmoral' dentro del automóvil, una denuncia que fue reiterada posteriormente por el Ministerio del Interior.

'En vez de intentar hundir y humillar a esta mujer que fue objeto de un crimen grave, las autoridades tunecinas deben dejar claro que las torturas y malos tratos --incluidas las violaciones y el acoso sexual-- son intolerables y que sus autores serán perseguidos por la Justicia', aseveró Hassiba Hadj Sahraoui.

El Gobierno de Túnez ha rechazado recientemente las recomendaciones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que en su revisión periódica universal dedicada al país norteafricano exigió que se ponga fin a la discriminación de las mujeres, tanto en las leyes como en la práctica. El nuevo proyecto de Constitución, seún Amnistía, mantiene un lenguaje ambiguo respecto a las mujeres, a las que se refiere como 'socias' con un papel complementario en el ámbito familiar.

A lo largo del último año y medio, las autoridades tunecinas han presentado otros cargos por 'inmoralidad pública' y 'desorden público' contra periodistas y activistas de Derechos Humanos 'como forma de restringir la libertad de expresión', denunció la organización.