Agbar desarrolla un radar "anti-polución"

Un radar de la polución de los coches. Ése es uno de los principales proyectos que viene desarrollando la cátedra Agbar Automotive para luchar contra los vehículos que se pasen de la raya a la hora de contaminar.

Agbar desarrolla un radar "anti-polución"
Agbar desarrolla un radar "anti-polución"

Eduard Fernández, director técnico de Operaciones e Innovación de Agbar, ha explicado, en el marco de los Cursos de Verano de El Escorial, uno de los principales proyectos en los que está trabajando para evaluar los gases contaminantes que un vehículo normal expulsa mientras transita.

Aún sin nombre, el "invento" funciona, más o menos, como los tradicionales radares de la Guardia Civil: a través de un dispositivo detecta la contaminación del vehículo y lo fotografía. Identifica los gases que expulsa el vehículo (dióxido de carbono, monóxido de carbono, óxido de nitrógeno e hidrocarburos no quemados) al mismo tiempo que analiza los parámetros de circulación del vehículo, es decir, velocidad y aceleración. El mismo sistema "resta" las condiciones ambiente para aumentar la fiabilidad de la muestra y fotografía al vehículo para una mejor identificación. Posteriormente, las autoridades competentes deberán regular cómo se sanciona a los conductores con vehículos especialmente contaminantes.

Fernández ha trazado un panorama de cómo es la Inspección Técnica de Vehículos en la actualidad y cómo será dentro de unos años. El ingeniero de Agbar ha destacado la importancia que tendrá la electrónica en este futuro. En opinión de Fernández, las propias ITV deben potenciar su formación en esta disciplina y los fabricantes han de estandarizar los protocolos que utilicen para un mejor diagnóstico de fallos y para un ahorro de costes, tanto para unos como para otros.

En relación con esto, se ha referido a la tecnología OBD (On Board Diagnosis, Diagnóstico a bordo), que controla las emisiones contaminantes del vehículo. Este dispositivo es obligatorio en todos los turismos desde enero de 2001 y a partir de 2003 deberá incluirse una función que indique el número de kilómetros recorridos desde que se detectó la avería hasta que se ha llevado a reparar, o lo que es lo mismo, el tiempo durante el que nuestro vehículo ha estado contaminando de más.

Fernández cree que, en un futuro, gran parte de las inspecciones se podrá hacer a distancia, aunque "al final, siempre tiene que haber una persona que verifique el vehículo".

En otra de las intervenciones de los Cursos de Verano de El Escorial, José Méndez Álvarez, director general de la Fundación Instituto para la Seguridad del Automóvil (FITSA), ha destacado el importante papel que desempeña el I D (Investigación y Desarrollo) a la hora de configurar un automóvil, ya que reduce costes y diferencia el producto.