Acuerdo en GM por los gastos médicos

El sindicato UAW (United Auto Workers) y General Motors han llegado a un acuerdo por el que los trabajadores de la compañía asuman parte de los gastos médicos que, hasta el momento, pagaba la propia automovilística.

Acuerdo en GM por los gastos médicos
Acuerdo en GM por los gastos médicos

Compañía y sindicato han llegado a un pacto en el que se cuantifican las cantidades que dejarán de percibir y, por tanto, se destinarán a cubrir parte de la cobertura médica que tienen los trabajadores, los jubilados y sus respectivas familias.Este acuerdo, que ha de ser ratificado por los propios empleados, incluye la renuncia a un dólar por hora de salario para los trabajadores en activo, lo que supone un pago de unos 2.000 euros anuales. Los jubilados sin familia abonarán hasta 370 dólares al año, mientras que los que cuenten con familiares en la cobertura pagarán hasta 752 dólares anuales. Aquellos jubilados cuya pensión anual es inferior a 8.000 dólares, unos 74.000, según el sindicato UAW, quedarán exentos de estos pagos y contarán con la máxima cobertura médica. En total, los afectados por este convenio serán los 118.000 empleados en activo de General Motors en los Estados Unidos y los 500.000 jubilados y familiares. Con esta operación, GM logrará ahorrar 3.000 millones de dólares al año y reducirá en 15.000 millones sus responsabilidades con los pensionistas de la empresa. Para los trabajadores de GM consultados por la prensa estadounidense, esta pérdida salarial es un mal menor, que evita una crisis mayor por parte del fabricante estadounidense. No obstante, también hay voces críticas que se quejan de que tienen que ser los empleados los que tengan que pagar por los fallos en la estrategia de la marca. Al mismo tiempo, los otros dos grandes fabricantes norteamericanos, Ford y Chrysler, ya han dejado caer que van a buscar un acuerdo similar con el sindicato UAW para lograr reducir los gastos médicos en sus respectivas compañías. La reducción de costes médicos se une a un cambio de estrategia por parte de General Motors. El primer fabricante mundial va a apostar por potenciar la producción de coches de menor tamaño y con un consumo de combustible inferior.

Los mejores vídeos