A la venta un negocio rentable: las autopistas del Estado

La próxima semana la SEPI (la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales) pondrá a la venta la Empresa Nacional de Autopistas, la ENA, una sociedad que termina su vida "pública" con un aumento de más del 14 por ciento en sus beneficios.

Ya ha cerrado su último ejercicio como empresa pública y se despide con unos números muy atractivos: en 2002, su beneficio bruto se ha disparado hasta los 77,4 millones de euros, un 14,1 por ciento más que el año anterior.

La ENA se ha saneado y ha conseguido contener los gastos, pero sus principales ganancias han venido de los peajes: por este medio, han recaudado 154,5 millones de euros (un 7,9 más que en 2001).

No es extraño que no le falten pretendientes. Nueve sociedades ya han anunciado que pujarán por ENA. Entre ellas, destaca la presencia de las concesionarias Aurea y Acesa (que participaría junto a las portuguesa Brisa), a las que también se podría sumar Europistas, que presentaría su propuesta con Ferrovial.

Las autopistas del norte de España, como la Astur Leonesa (Aucalsa), son las más atractivas. Esta vía fue la que más aumentó sus beneficios (un 37,6 por ciento), hasta los 8,7 millones de euros. Sin embargo, la más rentable sigue siendo Audasa (la Autopista del Atlántico), cuyos peajes recaudaron 51,7 millones de euros.

Además, ENA ha conseguido la gestión de dos infraestructuras muy atractivas para el futuro: la de las autopistas radiales de Madrid y los accesos por peaje del aeropuerto de Barajas.

Cataluña y la lucha por bajar los peajes
Cataluña es una de las comunidades más atosigada por los peajes. Según un informe que facilitó a Autopista Online un miembro de la sociedad antipeaje Declaración de Gélida, de los más de 1.200 millones de euros que recaudan las concesionarias en toda España la mitad sale de los bolsillos de los catalanes.

Sin embargo, el Gobierno ya ha reiterado su intención de no destinar más dinero para suprimir o rebajar los peajes, una decisión que le ha ocasionado un enfrentamiento directo con la Generalitat.

El consejero de Política Territorial y Obras Públicas de la Generalitat, Felipe Puig, ha asegurado que seguirán insistiendo en su petición de rebajar los peajes. "Si el Gobierno del PP se muestra inflexible continuaremos haciendo escuchar nuestra voz", ha apuntado, ya que "políticamente estamos en condiciones de seguir negociando".