A la cárcel por conducir en una zona peatonal

Un total de 7 meses en la cárcel y 14 sin carné. Ésta es la sanción que el Juzgado de lo Penal número 1 de Lérida ha impuesto a un automovilista, que condujo por una calle peatonal de la ciudad.

IU plantea un Madrid para los peatones
IU plantea un Madrid para los peatones

El Juzgado de lo Penal número 1 de Lérida ha impuesto una pena de 7 meses de cárcel y 14 de retirada de carné a Juan B.L., que el 30 de junio del año pasado condujo durante 400 metros por una calle peatonal de dicha ciudad.El acusado dio negativo en la prueba de alcoholemia y alegó en su defensa que se había confundido de calle y no sabía cómo salir de la zona reservada a los transeúntes. El fiscal solicitó una pena de un año de cárcel y tres de retirada de carné, pero se ha pactado una rebaja a siete meses de prisión.Este castigo, según Mario Arnaldo, de Automovilistas Europeos Asociados, “no es desproporcionado". En declaraciones a Terra Autopista, Arnaldo ha explicado que, a falta de más datos, se debe tener en cuenta que el delito juzgado es de riesgo, no de resultado. Así, podría haberse tenido en cuenta el “peligro que correrían las personas que estaban en la calle" y haberse imputado un delito de conducción temeraria, penado con un mínimo de seis meses de cárcel.La Asociación de Prevención de Accidentes de Tráfico (PAT) ha pedido en el Congreso que se reforme el Código Penal, con el fin de que los responsables de un siniestro puedan ser juzgados por homicidio imprudente.Miembros de esta entidad trasladaron al presidente de la Comisión de Seguridad Vial, Jordi Jané, sus propuestas, entre las que también se encuentra la creación de una tasa penal de alcoholemia. “Su regulación está dando lugar a sentencias contradictorias, por lo que creemos necesario establecer una tasa penal para que conducir ebrio, además de ser sancionado administrativamente, esté tipificado como delito", ha anunciado la presidenta de PAT, Eugenia Domenech.Asimismo, la asociación ha solicitado que se pongan en marcha medidas cautelares, como la retirada del permiso de conducir o la inmovilización del vehículo, antes del juicio en los casos de accidentes graves.Domenech ha afirmado que “la revisión del Código Penal es imprescindible para que los responsables de un siniestro reciban de la Justicia una respuesta más equilibrada entre sus actos y sus consecuencias, que son muertos en las carreteras". En este sentido, ha querido recordar que, cada día, 16 personas pierden la vida en un accidente, mientras que 100 sufren heridas de consideración.Juan José M, un conductor profesional que transportaba gas butano y que fue detenido ayer en estado de embriaguez, ha sido condenado a un año y dos meses de retirada del carné. Su índice de alcoholemia fue de 0,65 miligramos por litro de aire, cuatro veces superior al máximo permitido para los profesionales. El conductor había circulado el día anterior durante 11 horas ininterrumpidas y no llevaba la documentación del camión.