A 300 por hora con el HR2 de BMW

El hidrógeno es el futuro en el mundo de la automoción y BMW está trabajando muy intensamente en ponerse el primero en la línea de salida. En ese esfuerzo ocupan un papel vital prototipos como el H2R, que acaba de batir nueve marcas mundiales de velocidad.

A 300 por hora con el HR2 de BMW
A 300 por hora con el HR2 de BMW

Las credenciales del “prototipo limpio" de BMW son impresionantes. Cuenta con un motor V6 de 12 cilindros y 232 CV de potencia que proviene del Serie 7, al que se le han realizado una serie de modificaciones en el sistema de inyección y se le ha preparado para lidiar con la combustión específica del hidrógeno. El H2R, además, cuenta con un diseño muy apropiado para surcar con fluidez la carretera. Con una longitud de 5,40 metros, dos metros de ancho y un peso de 1.560 kilos (los mismo que un BMW 520i), destaca sobremanera por tener una superficie frontal de 1,85 metros y un coeficiente de rozamiento de sólo 0,21. Con estos poderes, este prototipo ha logrado batir nueve récords de velocidad dentro del segmento de vehículos impulsados por hidrógeno. Ha cubierto el kilómetro lanzado a una velocidad de 300,1 km/h, la milla (1.609 metros) lanzada a 290,9 km/h y también ha superado las marcas existentes en 200, 400, 500, 1.000 metros, la milla, los 10 km y las 10 millas con salida parada. Lo más impresionante, sin embargo, es que el motor V6 del H2R tan sólo desarrolla el 50 por ciento de la potencia máxima posible por razones de seguridad, y es que los propulsores de hidrógeno desarrollan potencias y prestaciones superiores a las de las mecánicas de gasolina más actuales. Y lo mejor de todo es que no contamina nada. Lo único que queda tras la combustión es vapor de agua que, además, puede almacenarse en un depósito.

Los mejores vídeos