7,7 Millones de coches en España carecen de control de estabilidad ESP

En España existen 7,7 millones de automóviles que carecen del control electrónico de estabilidad, también conocido como ESP, lo que supone un alto riesgo para la seguridad vial, según se alerta en el Barómetro sobre Seguridad Vial y Medio Ambiente.

Este barómetro, presentado hoy, ha sido creado por la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) y el grupo Bosch en España para difundir mejor en la sociedad asuntos estratégicos para el automóvil, como son la seguridad vial y el medio ambiente.

En él, Anfac y Bosh trasladan su preocupación por el envejecimiento del parque de automóviles y el riesgo para la seguridad vial, ya que hace diez años se vendían en un semestre cifras próximas al millón de unidades y estos mismos coches son los que hoy en día permanecen en el parque.

En un vehículo construido hace más de diez años se duplica o incluso se triplica la posibilidad de sufrir un accidente, en relación con un vehículo nuevo que incorpora los últimos adelantos en materia de seguridad, como el ESP.

Anfac y Bosch aseguran que uno de los elementos más importantes que ha jugado un papel clave en la reducción de accidentes y en conseguir una menor gravedad de sus consecuencias es el ESP.

Este es un sistema de seguridad activa que frena de forma selectiva una de las cuatro ruedas del vehículo en situaciones de riesgo en las que se puede superar el límite de adherencia del neumático (una curva con velocidad excesiva, o una maniobra brusca para sortear un imprevisto del tráfico), reduciendo el peligro de deslizamiento del vehículo y mejorando su estabilidad.

El ESP actúa por sí solo, de forma automática, sin necesidad de intervención del conductor, y además, por mucho que se pise el acelerador, gracias al ESP el vehículo mantiene la velocidad impuesta por el sistema para asegurar una correcta adherencia.

El control de estabilidad puede evitar hasta un 80 % de los accidentes por derrape y, según un Estudio de la Universidad de Colonia citado en el Barómetro, puede evitar hasta 4.000 muertes al año en la Unión Europea.

Según, el estudio de Anfac Research para el Grupo Bosch, en 2011, más del 91 % de los vehículos que se vendieron en España tenían disponible el ESP y se prevé que para 2013 todos los vehículos que se vendan en España ya lo lleven equipado.

Además, el 41 % del parque automovilístico español de menos de diez años está equipado con el sistema ESP.

Los ciudadanos tienen que saber, en opinión de Anfac, que sólo el 9 % de los vehículos de más de diez años lleva incorporados este sistema, de forma que el 91 % restante, es decir, 7,7 millones de vehículos, no tiene el ESP disponible.

Por Comunidades Autónomas, en 2011, el mayor grado de disponibilidad de ESP en los coches vendidos lo tenía Madrid, seguida por Navarra (92,6 %), Aragón (91,6 %), País Vasco y Cataluña (ambas con el 91,3 %).

El resto de Comunidades se sitúa por debajo del valor medio de disponibilidad de ESP en las matriculaciones en 2011 (91,1 %), destacando las Islas Baleares (con un 84,9 %).

En opinión de Mario Armero, vicepresidente de Anfac, 'es importante acometer políticas de rejuvenecimiento del parque para que los ciudadanos tengan a su disposición los últimos adelantos tecnológicos, como el ESP, que es, quizá, después de los cinturones, el sistema de seguridad más importante en el automóvil y ha salvado muchas vidas en los últimos años'.

Frank Seidel, presidente de Bosch en España, considera que el envejecimiento actual del parque en España afecta a la seguridad de los vehículos y se tienen que intentar que las nuevas tecnologías en materia de seguridad, que salvan vidas, lleguen más rápidamente al ciudadano'.