6.000 Focus brasileños, con problemas en los cinturones de seguridad

Las piezas defectuosas en los vehículos vuelve a ser el "pan de cada día" en el sector de la automoción. Si ayer le correspondía el turno a BMW, hoy le toca a Ford, que ha detectado cinturones de seguridad en sus Focus vendidos en Brasil que no tensan lo suficiente.

La distribuidora brasileña de Ford Motor realizó ayer lunes la llamada a revisión de alrededor de 6.000 unidades del modelo Focus, a causa de problemas con los cinturones de seguridad.

En concreto, la compañía habla de 5.789 vehículos, cuyos cinturones estaban menos tensos de lo permitido. Asimismo, señala que no había riesgo alguno de rotura de estos elementos de seguridad.

Estas mismas fuentes han rechazado realizar cualquier comentario sobre los costes de la operación.

Todos los Ford Focus implicados fueron fabricados el pasado año por la subsidiaria argentina del fabricante. En total, la producción en el país sudamericano destinada al mercado brasileño ascendió a las 10.000 unidades, de la cual un 60 por ciento se ha visto afectada por dichos problemas.