320 euros para recuperar el carné

En la Dirección General de Tráfico ya saben cómo serán los cursos de recuperación parcial y total del permiso de conducir y, sobre todo, cuánto costarán y dónde se impartirán. Te lo contamos en Terra Autopista.

320 euros para recuperar el carné
320 euros para recuperar el carné

Cuando entre en vigor el nuevo carné por puntos, empezarán a funcionar con él los cursos de recuperación total o parcial de los puntos. La Dirección General de Tráfico acaba de publicar el listado de los 169 centros que impartirán esta formación en nuestro país. Dependiendo de si el conductor tiene que recuperar todos los puntos o sólo algunos, deberá pagar 320 euros ó 170 euros por los cursos de formación que le impondrá, como parte de la sanción, la Dirección General de Tráfico.

Los cursos de recuperación parcial de los puntos se realizarán en 12 horas. De ellas, 7 se destinarán a formación común sobre seguridad vial; el resto será individual con cada conductor. En estas acciones formativas intervendrán profesores de autoescuela, guardias civiles y psicólogos.

En el caso de las formaciones destinadas a la recuperación de todos los puntos, los conductores deberán pasar 24 horas en estos centros. También habrá una parte general y otra específica para los conductores.

En España habrá 169 centros de formación (sin contar a los de Cataluña y País Vasco, que tienen las competencias en esta materia transferida). Las concesiones del servicio se harán mediante un concurso público. Para paliar el actual déficit de profesores de autoescuela, la Dirección General de Tráfico ha decidido que destinará a los agentes de la Guardia Civil mayores de 55 años a apoyar en estas labores formativas. Según El Periódico de Catalunya, no todos los agentes podrán ejercer como profesores, sólo aquellos que hayan estado más de quince años en una unidad de tráfico. Reducir el número de siniestros en nuestras carreteras es uno de los objetivos de la Dirección General de Tráfico. Por eso, el Consejo de Ministros acaba de anunciar que a partir de ahora todos los vehículos de más de ocho plazas o aquellos que superen las 3,5 toneladas de peso tienen que montar un limitador de velocidad.

Aunque esta medida ha sido bien acogida en el sector, desde algunos ámbitos se cree que es el primer paso para obligar a que todos los vehículos lleven limitador de velocidad en un futuro próximo.

La fecha de entrada en vigor de este Real Decreto aún no se conoce, pero, cuando sea, todos los vehículos con esas características (más de 3,5 toneladas o más de ocho pasajeros) tendrán que instalar de serie el dispositivo. Los que ya circulan tendrán un plazo de un año para instalarlo.