Al límite: SunRed SR21

El SunRed SR21 no es un coche normal, es el fruto del esfuerzo de unos locos ingenieros españoles que luchan contra marcas como Ferrari, Porsche, Mosler, Lamborghini o Aston Martin. Es un coche hecho aquí, por el momento solo para el mundo de la competición, que impone ya nuestra tecnología en Europa.
-
Al límite: SunRed SR21
Al límite: SunRed SR21

Antes de comenzar un test de un coche de competición valorado en más de 300.000 euros y que anuncia 500 CV es importante mentalizarse y estudiar bien lo que se va a hacer. Este era especialmente emocionante por tratarse de un coche artesanal, un coche fabricado en España, un coche creado por un selecto grupo de ingenieros españoles con el objetivo de vencer a los mejores Ferrari, Porsche y otros modelos de referencia mundial. El coche, además, ya había demostrado su velocidad consiguiendo victorias e importantes triunfos, y tanto Jordi Gené, como José Manuel Pérez-Aicart o el mismo Francesc Gutierrez me habían puesto en antecedentes. Y no les faltaba razón. El coche nada tiene que ver con los extintos Cupra por mucho que el creador, Joan Orus, fuera el mismo, o que incluso el roll-bar homologado sea la última evolución del que se empleó para los deportivos de Seat.

El motor asusta tanto por el sonido como por su forma de andar, el cambio es emocionante, pero lo que te deja noqueado es la velocidad en el paso por curva. Los ingenieros de SunRed han conseguido rebajar el peso total del coche cien kilos por debajo del peso mínimo marcado por el reglamento para los coches de su categoría. En esas condiciones han debido lastrar el coche y para ello han situado el peso donde más les convenía para la puesta a punto, es decir, en el suelo y en una zona ligeramente retrasada respecto a la posición del piloto, rebajando así el centro de gravedad y consiguiendo un reparto de pesos próximo al cincuenta por ciento para cada eje, con un ligero incremento para el tren trasero. De esta forma se percibe una respuesta inmediata y muy sensible a la menor indicación sobre el volante, con una rápida y fácil adaptación, y un ritmo a la hora de enlazar las curvas en las que elSR21 rápidamente pasa factura a los cuellos menos entrenados.

El motor Judd, procedente de la F1, lo reciben en bruto en los talleres de SunRed y son ellos mismos los que acoplan la inyección, el cableado e incluso el embrague y la caja de cambios firmada por Hewland. El motor tiene una respuesta suave a bajas vueltas. Es fácil arrancar y comenzar a moverse, con un recorrido de embrague mínimo pero dosificable. A medio régimen parece entre dócil y percherón, y en la zona alta es terriblemente explosivo. Me avisaron los pilotos y no les faltaba razón. Cuando entra toda la potencia, dicen que algo más de quinientos caballos, no es posible ni tan siquiera ver la evolución y cambio de colores en las luces de los led, que pasan de verde a ambar, y al rojo con el corte de inyección incluido sin que sea posible llegar al pomo del cambio tras abandonar el volante. Y eso que las luces se te clavan en los ojos como si fuera un láser.

La potencia máxima se alcanza a las 8.100 rpm y el corte de inyección llega mil vueltas después. La frenada está a la altura de las circunstancias y no plantea problemas, aunque en nuestra experiencia tenía cierta tendencia a bloquear alguna rueda delantera con facilidad, mientras que lo más agradable, lo más satisfactorio, era usar el cambio secuencial. Suave, rápido y preciso, no dejaba lugar al error, y aunque el autoblocante -de rampas-, se mostraba eficaz, un par de amagos de mandarme a la tierra me dejaron algo preocupado por un eje trasero que en reducción parecía tan ligero como si fuera por el aire.

Al detalle
Vuelta rápida

Galería relacionada

SunRed SR21

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...