Publicidad

Sainz y Moya, la atracción del Shalymar

El Rally Shalymar no sólo va a servir de reencuentro de Carlos Sainz con los tramos cronometrados. Para el retorno esporádico del bicampeón a la especialidad que le dio sus mayores glorias le acompañará el que fuera su inseparable copiloto durante tres lustros, Luis Rodríguez Moya. El gallego también ha aceptado el reto de la prueba madrileña de los próximos 23 y 24 de noviembre y ocupará el asiento de la derecha del imponente Skoda Fabia World Rally Car.
-
Sainz y Moya, la atracción del Shalymar
Sainz y Moya, la atracción del Shalymar

Carlos me lo ofreció y la verdad es que tardé muy poco en decidirme”, asegura el coruñés. “Me apetece muchísimo y, como siempre, me lo voy a tomar muy en serio, con la misma profesionalidad que cuando corríamos en equipos oficiales. Puede que me maree, porque las reacciones de un coche en asfalto son muy bruscas y ya no estoy acostumbrado, pero me tomaré biodraminas. Por lo menos estoy en forma, ya que acabo de cruzar el Estrecho de Gibraltar nadando y no paro de hacer deporte” .

Carlos y Luis llevaban sin competir juntos desde el Rally de Gran Bretaña de 2002, en el que finalizaron su relación profesional, pero no la personal. Volvieron a compartir el habitáculo de un automóvil de competición en el Rally de Portugal de 2005, en el que ejercieron de coche cero para ayudar a la prueba a retornar al Mundial, pero nunca habían vuelto a correr en una competición. El único regreso de Moya se produjo en la pasada edición de la Baja España Aragón, donde compitió como copiloto del cantante Manuel Quijano.