Publicidad

24 Horas de Daytona-ROLEX: La leyenda continúa

La edición 2014 de la Rolex 24 At Daytona confirmó la popularidad de la competición de resistencia y su habilidad para mantener a los espectadores en vilo hasta la bajada de la bandera a cuadros. A la caída de la bandera a cuadros, quedó demostrado que no existe sustituto a la preparación y que no hay arma más poderosa que la combinación de habilidad, determinación, velocidad y experiencia. El triunfo final correspondió al Corvette DP número 5 de Action Express Racing compartido por el brasileño Christian Fittipaldi, el francés Sébastien Bourdais y el portugués Joao Barbosa, que logró el triunfo por apenas segundo y medio. De los tres españoles participantes, sólo Alex Riberas logró completar la carrera.
-
24 Horas de Daytona-ROLEX: La leyenda continúa
24 Horas de Daytona-ROLEX: La leyenda continúa

La 52ª edición de la legendaria carrera Rolex 24 At Daytona, disputada el fin de semana del 25 y 26 de enero, inauguró una nueva temporada y también una nueva era del automovilismo de resistencia en Estados Unidos. Y es que la prueba fue la primera del recién estrenado United SportsCar Championship, resultado de la fusión de Grand-AM y American Le Mans Series en un único certamen. Esta primera cita reunió a un impresionante elenco de pilotos de todo el mundo y a 67 coches distribuidos en cuatro categorías: Prototype (P), Prototype Challenge (PC), GT Le Mans (GTLM) y GT Daytona (GTD).

La edición de este año contó con los ingredientes necesarios para reafirmar su estatus legendario: una magnífica selección de marcas (Audi, Aston Martin, BMW, Chevrolet, Ferrari, Ford, Nissan, Viper/Chrysler y Porsche), incertidumbre hasta la última vuelta en tres de las cuatro clases, una controvertida decisión de los oficiales de carrera en la misma línea de meta y, por supuesto, una generosa dosis de adrenalina con los coches rozando los 300 km/h en el mítico trazado peraltado de Daytona. Por desgracia, tampoco faltó  un terrible accidente que dejó a un piloto hospitalizado con serios daños.

Trabajo en equipo


Todos los participantes coinciden en que el trabajo previo resulta clave en una carrera de esta naturaleza. En palabras de Paul Gentilozzi, ganador de 1994 y hoy director del equipo RSR Racing Team: “Es el test definitivo en cuanto a preparación, estrategia y disciplina”. Para Bob Johnson, propietario del equipo ganador: “Comenzar esta temporada ha sido todo un desafío, porque había mucho que aprender y superar. Cada equipo trabaja duro, pero creo que el esfuerzo es recompensado”. Al final de la carrera, Johnson admitió que la preparación había sido tan concienzuda que les había parecido más fácil que ediciones anteriores. Para el madrileño Antonio García, piloto de Corvette Racing en GT Le Mans, resulta determinante el hecho de que sea la primera carrera del año: “En mi opinión es una gran carrera para empezar la temporada, quizás demasiado pronto, y tal vez sea eso lo que la hace diferente: que realmente no hay una preparación específica para Daytona; lo que hayas hecho en la pretemporada es lo que vas a utilizar. El trabajo en casa es lo importante, tu intuición”.

Los pilotos de resistencia trabajan fuera de la zona de confort natural de cualquier otra especialidad del motor y deben enfrentarse a un reto nada despreciable, como es el de pilotar al límite durante la noche (ver artículo). Tienen que adaptarse a trabajar codo con codo con compañeros que en otros escenarios son sus rivales directos. Resulta esencial el respeto mutuo y la confianza. En una carrera de 24 horas no hay lugar para estrellas, egoísmos e individualidades y los pilotos comparten constantemente consejo y experiencia.

Emoción hasta la bandera a cuadros


Tras una carrera intensa, plagada de riesgos y oportunidades, la última de las 17 banderas amarillas surgía a menos de 10 minutos de completarse las 24 horas. Un último reagrupamiento que añadiría un extra de emoción a tres de las cuatro clases, en las que la lucha por el triunfo era dramático.

En categoría Prototype, el coche número 5 de Action Express Racing había liderado durante 297 de las 695 vueltas. Un parcial impresionante que, no obstante, impediría su sufrimiento hasta el la misma línea de meta. Su margen de victoria sobre el también Corvette DP del equipo Wayne Taylor Racing fue de sólo 1,461 segundos, apenas un suspiro tras 24 horas de competición sin descanso.

El triunfo más contundente se vivió en clase Prototype Challenge, en la que el coche número 54 del equipo CORE autosport (Jon Bennett/James Gue/Colin Braun/Mark Wilkins) finalizaba con una vuelta de ventaja sobre su inmediato perseguidor.

En GT Le Mans, Porsche anotaba su 76ª victoria de clase en Daytona, la 40ª lograda con un 911. El Porsche número 911 del equipo oficial Porsche North America superaba al BMW Z4 de BMW Team RLL por apenas dos segundos.

En la nutrida clase GT Daytona (29 coches), la competición resultó feroz. En la sesión de calificación, los 20 primeros clasificados se agolpaban en un mismo segundo. El a la postre ganador, el Ferrari 458 número 555 del equipo Level 5 Motorsport, lideró durante buena parte de la carrera, aunque el último reagrupamiento del Safety Car colocó al Audi R8 LMS número 45 de Flying Lizard en su retrovisor. Alessandro Pier Guidi, al volante del Ferrari en ese tramo final, se defendería en una emocionante última vuelta del decidido ataque de Mark Winkelhock con el Audi, pulso que terminaría en la salida de pista de éste. Los comisarios deportivos penalizarían inicialmente al 555 por la maniobra, privándole del honor de subir al podio. Pero una revisión del incidente revocaba la penalización, proclamando ganador final al equipo Level 5 Motorsport.

El Daytona International Speedway enmudece


El momento más agónico de esta edición se vivió a punto de cumplirse la tercera hora de carrera. Un terrible accidente dejó mudo el Daytona International Speedway. Memo Gidley, al volante del coche autor de la pole, el Chevrolet DP nº99 de GAINSCO/Bob Stallings Racing, aceleraba al salir de una curva en la zona interior del circuito cuando se encontró de lleno con el Ferrari número 62 de Matteo Malucelli, detenido por problemas mecánicos. La colisión resultó tan violenta que los equipos de asistencia tardaron cerca de 20 minutos en excarcelar a ambos pilotos, que fueron trasladados inmediatamente al hospital. Gidley sufrió fractura de espalda, brazo y pierna, y afronta una larga recuperación; Malucelli fue más afortunado, y abandonaba el hospital pocas horas más tarde.

Tres españoles en la salida, uno en la llegada


Tres pilotos españoles participaron en la Rolex 24 At Daytona 2014: Antonio García con Corvette Racing en GT Le Mans, Isaac Tutumlu con Starworks Motorsport en Prototype Challenge, y Alex Riberas con Team Seattle/Alex Job Racing en GT Daytona, el único del trío que lograba resistir las 24 horas.  

El Corvette C7.R nº3 pilotado por Antonio García quedaba fuera de combate por problemas de refrigeración tras 12 horas y 247 vueltas completadas. “Tuvimos una avería en el sistema de refrigeración por agua, que desde el inicio de la carrera nos dio problemas con burbujas de aire dentro del circuito”, confesaba García ya en el box. “Fuimos con la temperatura un poco justa toda la carrera, hasta un momento en que empezó a soltar agua y el motor empezó a sobrecalentarse. Decidimos parar antes de que se rompiera”.

Más cruel resultaría la retirada del ORECA FLM09 nº7 de Isaac Tutumlu, cuyo motor dijo basta a dos horas del final y cuando ocupaba una cómoda segunda posición en su clase. “Una pena, pero las carreras son así”, se lamentaba el barcelonés de ascendencia kurda. “La llevábamos bastante controlada, con buen ritmo y sin tomar riesgos, pensando en llegar al final con opciones. Ha sido una experiencia fantástica, un espectáculo total, con un magnífico ambiente, también entre pilotos. ¡Ya estoy pensando en regresar el año que viene!”.

Alex Riberas terminaba decimoquinto en categoría GTD. En palabras del barcelonés: “la experiencia ha sido simplemente fantástica. ¡He tenido el placer de liderar las 24 Horas de Daytona en mi categoría! Teníamos un buen ritmo y un equipo competitivo, todo pintaba bien y peleábamos en el top diez. Lamentablemente, un problema mecánico a las siete de la mañana nos obligó a parar 30 minutos en boxes, perdiendo toda opción. Aún así, he disfrutado cada vuelta y he aprendido muchísimo de cómo funciona una carrera de resistencia de verdad”.

El sentimiento de querer repetir era el más extendido entre todos los participantes. Para su tranquilidad, la 53ª Rolex 24 At Daytona ya tiene fecha: se disputará los días 24 y 25 de enero de 2015.

La Rolex 24 At Daytona 2014 en cifras:


- 67 coches tomaron la salida y 52 lograron completar la carrera
- Distancia recorrida por el ganador: 695 vueltas/2.474,2 millas (3.982 kilómetros)
- Velocidad media del ganador: 103,08 mph (165,9 km/h)
- Vueltas lideradas por el ganador: 297
- Margen de victoria en clase Prototype: 1,461 segundos
- Vuelta rápida: 1:39,180 en la vuelta 209 por el dorsal 5 (Sébastien Bourdais)
- 17 banderas amarillas; 1 bandera roja
- Período más prolongado de suspensión: 1 hora y 25 minutos
- Segunda victoria absoluta en cinco participaciones para Action Express Racing
- Christian Fittipaldi (anterior en 2004)
- Segunda victoria absoluta para Joao Barbosa (anterior en 2010)

Galería relacionada

24 Horas de Daytona 2014