Publicidad

“Probador de Spyker F1 es un primer paso”

Después de varias buenas carreras en la GP2, el vallisoletano Roldán Rodríguez ha conseguido probar el Spyker F8-VII en el circuito de Silverstone y ser nombrado, piloto de pruebas de la formación holandesa hasta final de año.
-
“Probador de Spyker F1 es un primer paso”
“Probador de Spyker F1 es un primer paso”

Roldán Rodríguez nació en Valladolid hace 22 años y desde su infancia su familia le inicio en la competición, primero con los karts y luego subiendo escalones hasta participar en la F3 española, la Euroseries F.3000 con Minardi y este año la GP2 con el equipo Minardi Piquet.

A raíz de sus buenos resultados, en particular su tercer puesto en Budapest, Roldán entró en contacto con el equipo Etihad Aldar Spyker, el cual le ha nombrado probador del mismo hasta finales del 2007.

Roldán tuvo el primer contacto con el Spyker F8-VII en la pista de Silverstone y en ese test, el español se mostró impresionado: “Había tres camiones y más gente en esa prueba, que en cualquier carrera de la GP2, apuntaba el vallisoletano. Quedé gratamente admirado de ver casi 15 ingenieros que me preguntaban, me asesoraban y estaban muy pendientes de lo que yo hiciese. El Spyker, me gustó mucho y es el coche más impresionante de los que he conducido, su frenada es algo bestial..”

Por su parte Colin Kolles, director en el acto organizado por José María Rubio en el Hotel Puerta América de Madrid, que contó con la presencia del Presidente y Vicepresidente de la Federación Española, Sres. Gracia y Verdegay, tuvo palabras de aprecio hacia Roldán.

“Nuestra meta no es coger un piloto según su sponsor, comentaba el directivo holandés, sino descubrir jóvenes valores, ya que creemos que hoy en día, solo los jóvenes están capacitados a adaptarse muy rápidos a las nuevas formas de conducir y particularmente el próximo año, a la desaparición de las ayudas a la conducción y al traction control. Como nos pasó con Sebastián Vettel, hoy en día hay que llegar y ser muy rápidos en la adaptación. No hay casi tiempo de aprender, hay que adaptarse inmediatamente y eso es lo que ha pasado con Roldán. Se adaptó muy deprisa y pronto se sintió a gusto en el Spyker F8, dando informaciones valiosas”.

Adrián Campos, un hombre que desde la sombra ha ayudado mucho a Roldán, contaba de él, que lo mejor del vallisoletano de 22 años es su determinación: “No se lo piensa al adelantar, lo hace y quiere llegar a lo más alto. Para él esto no es una meta, sino un principio…”

Por su parte Roldán comentaba: “Quiero estar en la F1, no para estar, sino para competir e intentar ser el mejor. En esto, como en la GP2 este año, en la que no conocía la mayoría de los circuitos, quiero intentar ganar, no estar solo en el podio…”