Porsche 911 GT3 RSR

Con 465 CV declarados y un máximo de 9.400 rpm, el Porsche 911 GT3 RSR, pilotado por De Castro y Chacón, tiene la difícil papeleta de hacer frente a los Ferrari en el GT Open.
-
Porsche 911 GT3 RSR
Porsche 911 GT3 RSR

Porsche es una marca que no se conforma con menos que la victoria, y bajo esta premisa ha sido creado el Porsche 911 GT3 RSR. Los Ferrari F430 son los dominadores a día de hoy en los campeonatos internacionales, y eso es algo que la marca alemana quiere cambiar.

Sobre el papel, el RSR es muy competitivo, pero en la pista está siendo complicado sacarle el máximo partido. La puesta a punto del chasis, electrónica y diferencial ha sido realizada con neumáticos Michelin, pero en el GT Open y en el GT Nacional se usan neumáticos Dunlop. A pesar de este hándicap, los resultados obtenidos por este coche en el GT FIA tampoco están siendo muy brillantes.

Hay varios apartados del coche que son excepcionales, como por ejemplo su reparto de pesos (40% en el tren delantero y 60% en el trasero). Además necesita lastre, que se coloca donde más necesario es.

La caja de cambios, fabricada íntegramente por Porsche, es otro de los puntos a favor de este modelo. Ligera, compacta, y con una sensibilidad francamente buena, ha permitido bajar la altura de la carrocería notablemente. Esto tiene como resultado un abanico de reglajes de suspensión mayor.

Pero la clave de este coche se encuentra en el diferencial autoblocante, que es de rampas y se entrega originalmente tarado al 40% en aceleración y 60% en frenada. Sin embargo aún queda trabajo por hacer con este diferencial, así como con el control de tracción. La motricidad del RSR debe ser óptima combinando ambos elementos. El control de tracción se maneja desde el volante, y tiene 6 posiciones para seco y otras 6 para mojado.

La electrónica juega también un papel importante dentro de este Porsche. Además del control de tracción, también se puede gestionar el mapa electrónico de inyección, aunque con tan solo 3 posibilidades. La primera opción sirve para ahorrar combustible en caso de Safety Car o problemas de autonomía, la segunda es el “modo carrera”, y la tercera es un modo más extremo (por ejemplo para usar en la calificación) del que no se debe abusar.

El motor es otro de los puntos fuertes del RSR. Es una mecánica explosiva, con un empuje brutal. Sus 9.400 rpm de régimen máximo provocan unas sensaciones difíciles de igualar.

Galería relacionada

Porsche 911 GTR3 RSR: detalles

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...