Polémica en México tras la muerte de Carlos Pardo

Carlos Pardo deja un vacío enorme en nuestro automovilismo y es momento de tomar acciones para evitar que más vidas se pierdan, ante la displicencia notoria por parte de quienes organizan NASCAR México.
-
Polémica en México tras la muerte de Carlos Pardo
Polémica en México tras la muerte de Carlos Pardo

Carlos Pardo , uno de los pilotos más renombrados, queridos y señalado como un volante de gran calidad, perdió la vida por acciones conformistas y displicentes. Es cierto que se ha avanzado, que la seguridad en los autódromos, de alguna manera se ha hecho más profesional, pero lo que vivimos en Puebla nos demuestra que seguimos en pañales, que queda mucho camino por recorrer para hacer que el deporte que amamos sea lo más seguro posible. La leyenda de FIA en sus acreditaciones reza “Motorsport is dangerous” (El deporte motor es peligroso), pero estamos en el siglo XXI y se siguen cometiendo los mismos errores. La desaparición de Carlos Pardo tiene que ser un parteaguas en la vida del automovilismo nacional, que tendrá que dejar de lado las acciones superficiales, manipuladoras y displicentes que envuelven a esta disciplina para poder crecer y sobre todo, evitar que más vidas humanas se pierdan como ha sido el caso de Pardo.

¿ESTO ES NASCAR?
Tenemos que tomar una declaración de Edgar Matute, Director General de NASCAR México, al Diario La Afición , para ubicarnos en el nivel de experiencia en el que los propios organizadores se sitúan. “Estamos entrando en una nueva etapa del automovilismo, y estas son consecuencias de eso”. Habría que mencionarle al Sr. Matute que detrás del nombre NASCAR hay 54 años de experiencia y es desafortunado que, con toda esa sabiduría, no se puedan aplicar los conceptos básicos de seguridad. El muro contra el que chocó el auto de Pardo era una extensión del muro fijo de la entrada de la curva final del autódromo poblano, con sólo dos tinacos de agua que no aminoraron la energía que el auto 21 desarrolló a más de 200 km/h. Esta extensión del muro, montada por los organizadores de NASCAR México, no tenía una razón de ser, ya que sólo “protegía” el complejo final de curvas del circuito, donde el auto fuera de control de Pardo hubiera tenido una mayor zona de escape, indispensable para disipar la velocidad.

Habría que mencionar el ángulo en el que estaba dicho muro, como un intento de “chicana”, el cual obligaba a los pilotos a aminorar su velocidad para entrar al carril de pits. Este es otro motivo de ignorancia, puesto que no se trataba de un circuito, sino de uno de los óvalos más rápidos de México. Tratamos de comparar óvalos de NASCAR en Estados Unidos del mismo tipo de Puebla (un “clip” de 1,5 millas, 2,4 km), y no encontramos algo realmente similar. Lo más cercano fue el Homestead-Miami Speedway del mismo millaje, y éste no tiene muro en sus curvas, aún y con un circuito instalado. Habría que desligar de toda responsabilidad a las medidas de seguridad que se tienen instaladas por “default” en el Autódromo Miguel E. Abed, puesto que el circuito está avalado por FIA, más no el óvalo, ya que FIA solo ha avalado algunos como Rockingham o el Lausitzring .

Con todo esto, NASCAR México está lejos de portar esa etiqueta, más que nada por su ineficacia al permitir carreras con este tipo de “seguridad”. Otros casos similares han sido la fecha inaugural en Aguascalientes o la primera fecha en Tuxtla Gutiérrez el año pasado, donde se corrió casi en obra negra. Desde este mismo espacio hemos querido alertar desde hace más de dos años sobre lo que se está viviendo en estas competencias. Se había alertado sobre la tolerancia que se les da a los pilotos por estarse chocando deliberadamente; se había mencionado sobre una supuesta “imparcialidad” que Control de Carrera no ejercía y de la misma seguridad en los autos para soportar colisiones. Desafortunadamente, éstas y otras opiniones en los medios fueron ignoradas. NASCAR Estados Unidos anunció en su website la desaparición de Carlos, pero no dieron condolencias públicas como lo hacen con los ex pilotos o miembros de la familia NASCAR , un síntoma claro de su total desligamiento de responsabilidades. Hemos sabido que se están haciendo trámites para que la etiqueta de NASCAR México le sea retirada a este serial. La Federación Mexicana de Automovilismo Deportivo tuvo una disputa a principios de este año con esta organización, que se quería desligar de la FEMADAC, para evitar que dejara de entrar dinero por el costo de las licencias y penalizaciones. La Federación, a través de su presidente, José Sánchez Jassen , apoyó en sus declaraciones en el tema de seguridad a NASCAR México. Otro tema delicado el cual no deja pensamientos en pro del deporte en México.

ASOCIACIÓN DE PILOTOS
En Querétaro hubo una reunión con todos los pilotos impulsada por los hermanos Peralta, competidores del serial, quienes desean crear una asociación de pilotos. Platicamos con uno de ellos -quien quiso proteger su identidad- y nos decía que hay una total lucha de intereses. Eso es conocido, pero habría que hacerles entender que sus acciones en pista ponen en peligro sus vidas. Este intento por crear una asociación dista mucho de ser una realidad, puesto que hay rencores guardados en los pilotos, que no parecen comprender que el automovilismo no es una actividad en la cual el auto se use como un arma para poder avanzar posiciones a base de contactos. No hemos mencionado el tema del choque entre Jorge Goeters y Carlos Pardo que originó la tragedia, ya que a la velocidad que iban, el tiempo de reacción es nulo por parte de Goeters para evitar que Carlos, quien bajó su línea para protegerse del rebase, fuera tocado y lanzado hacia el muro . En definitiva, la organización de carreras es un tema delicado y el cual debe de tener muchas opiniones para hacer de estas competencias lo más seguras posibles.

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...