Marcos Martínez probó el Renault R28

El piloto español Marcos Martínez vio cumplido por fin su sueño de pilotar un Fórmula 1. Lo hizo en Silverstone nada más terminar la primera carrera del meeting británico de las World Series by Renault que, por cierto, ganó. El madrileño estaba exhultante al término de la experiencia.
-
Marcos Martínez probó el Renault R28
Marcos Martínez probó el Renault R28

Marcos Martínez ya sabe lo que es pilotar un monoplaza de Fórmula 1. Como líder de mitad de temporada de la Fórmula Renault 3.5 de las World Series by Renault, el madrileño tuvo la oportunidad de realizar un test con el monoplaza de la pasada temporada de la marca del rombo. Eso sí, equipado con los neumáticos slick de este año.

Tras dos semanas de preparación previa, Martínez estuvo en Enstone el pasado martes, para hacerse el asiento y recibir las instrucciones pertinentes sobre el funcionamiento de todos los mandos y sistemas del coche.

El viernes hizo un breve bautismo en pista con neumáticos de mojado, como aperitivo del plato fuerte del sábado, consistente en cinco vueltas a Silverstone con el R28. Martínez completó tanto los giros de la primera tanda como los de la segunda sin ningún problema, causando una grata impresión entre los responsables del test tanto por su regularidad como por el hecho de que no había cometido errores de bulto, al margen de por su buena disposición y capacidad de comunicación con el equipo.

El piloto, líder de las World Series tras la primera carrera de Silverstone, estaba encantado. “Me he sentido muy a gusto y he disfrutado mucho en pista. Yo estoy acostumbrado ya a coches de cierta potencia, porque conozco lo que es llevar un GP2 y también el monoplaza de la Fórmula Renault 3.5 tiene unas prestaciones muy altas. Pero el Fórmula 1 es otra historia. Tiene mucha potencia, lo que hace que la aceleración sea impresionante, lo mismo que su poder de frenada y paso por curva, por el gran apoyo aerodinámico. Tal vez lo que más me ha sorprendido es la rapidez del cambio. No existe el tiempo de respuesta y, particularmente para bajar marchas, es alucinantemente rápido. El cambio realmente va más deprisa que tu propia mano. Todo, sumado al excelente ambiente de la prueba y la atmósfera que ha rodeado a todo me ha dejado un gran sabor de boca. Lo suyo es que no pasara mucho tiempo hasta que vuelva a montarme en un Fórmula 1.

Marcos Martínez se encuentra inmerso esta temporada en la lucha por el título de las World Series by Renault, campeonato donde marcha líder con el equipo Pons Racing.

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...