Loeb, bajo el diluvio

Una lluvia torrencial unida a unas condiciones tremendas, se abatieron sobre el rallye al inicio de la mañana y no fue sino después de mediodía que las cosas volvieron a su cauce y Loeb se amparó del mando del rallye por delante del español Dani Sordo. La lluvia era tan intensa, que obligó a anular los dos últimos tramos por estar impracticables.
-
Loeb, bajo el diluvio
Loeb, bajo el diluvio

Todavía era de noche cuando comenzó bajo una intensa lluvia la primera prueba en la cual la mayoría de los tenores habían salido calzados con ruedas de seco con dibujo. Unos pocos, más previsores y la mayoría de los pilotos irlandeses que conocen el terreno, montaron las cubiertas de nieve, que tenían un compuesto más blando y un dibujo más abierto que favorecía la evacuación de agua.

En estas condiciones Loeb, que abría la carretera, se encontraba perdido: “No había la menor adherencia, el coche bailaba hacia todos lados. No se veía nada, ni se podía adivinar donde patinaba y donde no”. Hirvonen por su parte en un bache sus faros supletorios se volvían contra él, deslumbrándole completamente, mientras que Sordo y Ogier comentaban que era increíble, lo que resbalaba el tramo: “No se ve cuanta profundidad tienen los charcos y además cuando acabas el aquaplaning, al coger grip, el coche te da unos bandazos terribles. Todo esto en unas carreteras estrechas que a duras penas cabe el coche y con un trazado rapidísimo…” comentaba el cántabro.

Así el primer líder era el Ford de Latvala, que previsoramente había montado en su Ford las ruedas de nieve. Sin embargo estas que tienen un buen agarre no disponen de tanta protección lateral y en el segundo tramo, Latvala se salía de frente tras un aquaplaning dañando su suspensión, pinchando, dando un trompo, y en fin pinchando otra rueda y abandonando, ante la gran decepción de su equipo.

En cabeza sorpresivamente se situaba el estonio Urmo Aava, que además de montar ruedas de nieve, al salir 14 minutos después de Loeb, el día clareaba y tenía una visibilidad mejor que la de los primeros. Por esta misma causa, ya de día, Nial Mcshea que corría con un Proton Satria Súper 2000, causaba la sensación al situarse en 3ª posición absoluta después del primer tramo.

El segundo y el tercer tramo eran ganados por Loeb, que se situaba al llegar a la asistencia, ya en segunda posición sólo a 6”7 de Aava, mientras que Sordo se hallaba cuarto, pero solo a 6” de Hirvonen.

En Ford, la retirada de Latvala trastocaba todos sus planes y a Hirvonen le daban las mayores consignas de prudencia, partiendo ya en el segundo bucle pese a que las condiciones mejoraban, todos con cubiertas de nieve, Pirelli Sotto Zero.

McShea no tenía suerte y abandonaba cuando se hallaba en un sensacional 5º puesto al no arrancar su Proton antes del tercer tramo, mientras que en el segundo bucle, Loeb no daba tregua y seguido como su sombra por Sordo, se anotaba los tres tramos de por la mañana en su repetición.

Loeb bajaba los tiempos de una manera asombrosa y terminaba ese 2º bucle en una destacada primera posición por delante ya de su compañero Dani Sordo, a 44”4, mientras que Aava (Ford Stobart) se retiraba y Ogier se alzaba hasta la sexta posición detrás del otro C4 WRC de Rautembach.

Atkinson era el último de los Citroën C4 WRC, al habérsele abierto el capot en medio de un tramo y este le había roto el cristal con lo que su visibilidad había sido nula durante tres tramos.

Conforme a las consignas, Hirvonen no arriesgaba y se situaba tercero por delante de Henning Solberg (Ford Stobart) que no había tenido ningún problema.

En la llegada de la segunda asistencia en Sligo, la organización decidía anular los dos últimos tramos, al estar estos impracticables por el agua. Con ello Loeb y Sordo y Citroën terminaban este difícil día en cabeza, más que aliviados por no tener que seguir corriendo en esas circunstancias. “Así podremos ir antes a la cama”, le confiaba Dani a Daniel Elena, el copiloto de Loeb.

  1. Loeb-Elena (Citroën C4 WRC), 1 h 09’35”2

    2. Sordo-Martí (Citroën C4 WRC), a 44”4
    3. Hirvonen-Lehtinen (Ford Focus RS WRC 2008), a 1’04”8
    4. H. Solberg-Menkerud (Ford Focus RS WRC 2008), a 3’09”4
    5. Rautembach-Barritt (Citroën C4 WRC), a 4’18”3
    6. Ogier-Ingrasia (Citroën C4 WRC), a 4’23”2
    7. Atkinson-Prevot (Citroën C4 WRC), a 4’51”2
    8. Wilson-Martin (Ford Focus RS WRC 2008), a 4’56”0
    9. MacHale-Murphy (Ford Focus RS WRC), a 5’05”1
    10. Boland-Morissey (Subaru Impreza S12 WRC), a 5’54 »5
    .... 19. Weijs-De Gandt (Citroën C2 S1600), a 12’06 »3 – 1º en Junior
Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...