Focus ST vs León Cupra

Entre los grandes GTI de más de 200 CV hay dos representantes destacados por sus sensaciones racing y asequible precio. El Ford Focus ST con su motor de cinco cilindros turbo y chasis extremo es uno de los mejores GTI del momento y acaba de ser revisado. No hay mejor rival para compararlo que el potentísimo Seat León Cupra que lleva años siendo un ejemplo de prestaciones y carácter deportivo y cuesta prácticamente lo mismo.
-
Focus ST vs León Cupra
Focus ST vs León Cupra

Desde que los compactos deportivos empezaron a sobrepasar la barrera de los 200 CV han aparecido algunos GTI muy racing y excitantes de conducir. El problema con muchos de ellos (Audi S3, BMW 130i, Mazda3 MPS, Golf R32…) es que se su elevada tecnología, su equipamiento y la exclusividad de la marca a la que representan suben demasiado el precio y quedan como coches capricho para gente con un fuerte presupuesto que gastar. Pero entre estos súper GTI destacan dos modelos que sí se pueden catalogar de “medianamente asequibles”: el Ford Focus ST y el Seat Léon Cupra (el Renault Mégane R26 se dejó de producir). Ambos rondan los 27.000, lo que está bien teniendo en cuenta los niveles de potencia, prestaciones y equipamiento que ofrecen.

El Ford Focus ST ha sido revisado recientemente junto a toda la gama Focus y cuenta con una nueva imagen exterior, mejoras técnicas y de equipamiento, pero en lo esencial no ha variado. Cuenta con un motor de procedencia Volvo con 2,5 litros repartidos en cinco cilindros y con turbocompresor. Se trata de un motor muy lleno de par desde muy bajas revoluciones que empuja de forma brutal sin apenas esfuerzo y produce un característico bramido que se diferencia del habitual sonido de los motores de cuatro cilindros. Sus 225 CV dan más juego de lo esperado gracias al altísimo par motor y permite ir muy rápido en marchas altas. El alto par disponible te hace aguantar la marcha hasta que se llega al abrupto corte de inyección a 6.500 rpm, dando la sensación de que se podía haber llegado a más revoluciones sin problema. El chasis sorprende con una puesta a punto más deportiva de lo que parece al principio. Tiene una rodadura aceptable a baja velocidad, pero luego se convierte en todo un deportivo ágil de reacciones cuando se le exige, reteniendo el subviraje y con una trasera que ayuda a redondear el giro. Es sobre todo un deportivo muy equilibrado en todos los apartados, excepto, tal vez, en el consumo que está en consonancia con el enorme poder de recuperación que posee.

El apellido Cupra se utiliza en los vehículos más potentes y deportivos de Seat, aquellos que han sido puestos a punto por la estructura de competición Seat Sport, actual Campeona del Mundo de Turismos. El León Cupra cuenta con el motor 2.0 Turbo con inyección directa de gasolina del Grupo VW, en su versión de 240 CV, quince más que su rival y eso se nota a la hora de medir las prestaciones contra el crono, aunque vence sólo por décimas de segundo. El motor del Cupra es más potente a muy altas revoluciones y tiene una estirada más aprovechable cuando se conduce al límite, aunque no tiene tanto par en medios como el motor 2.5T del Focus. En el Cupra te verás trabajando más con el cambio, subiendo el motor de vueltas más a menudo en busca de los 240 CV. El chasis es deportivo y duro, pero muy fácil de llevar, con una trasera fiable que no pone en aprietos al conductor, aunque resta vivacidad cuando se rueda muy al límite, algo más fácil de comprobar en un circuito. En lo que mejora claramente al Ford es en el puesto de conducción, más bajo y con mayor regulación en el asiento, lo que te permite sentirte más unido al coche.

Las diferencias entre ambos coches se miden más en sensaciones que en valores empíricos. El Focus ST agrada más a quien le gustan los motores poderosos y las sensaciones de coche grande, mientras que el León Cupra puede gustar más a quien prefiere llevar el motor muy alto de vueltas y meter marchas sólo cuando la aguja llega a la zona roja. En circuito, el Focus tiene un chasis más juguetón, pero en carretera casi no se nota la diferencia y los frenos del León aguantan mejor el castigo. Cuestión de gustos, veamos lo que opina el campeón de la Clio Cup de Circuitos 2008, Antonio de la Reina.

Vuelta rápida con De la Reina en el Jarama
Fichas técnicas

Galería relacionada

Comparativa Focus-León

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...