Publicidad

Ferrari se vuelve al 'chupachups'

Tras el incidente en Singapur, Ferrari ha decidido dejar de usar el semáforo en los repostajes para volver a la tradicional paleta que utilizan el resto de equipos de la parrilla. El semáforo electrónico les arruinó la carrera en Singapur y fue puesto en duda por su seguridad en Valencia.
-
Ferrari se vuelve al 'chupachups'
Ferrari se vuelve al 'chupachups'

Tras un año aciago para Ferrari, el equipo más laureado de la historia todavía tiene esperanzas de recuperar el campeonato. Y es que esta temporada ha sido para ellos un cúmulo de despropósitos que tuvieron su clímax en el Gran Premio de Singapur, donde ni Massa ni Raikkonen sumaron punto alguno para el equipo italiano.

Tras el accidente de Nelsinho Piquet, el ‘safety carestuvo varias vueltas en pista diluyendo la ventaja que ostentaba Felipe Massa, que marchaba primero, sobre Lewis Hamilton. Los nervios en la ‘Scuderia’ estaban a flor de piel: el pit lane permanecía cerrado como dicta la normativa y nadie podía entrar a repostar. Tanto Massa como Raikkonen estaban al límite de carburante y corrían riesgo de quedarse tirados en medio del recién estrenado circuito urbano.

Cuando por fin se abrieron los boxes, Massa entró como una exhalación seguido de su compañero de equipo. Y comenzó el carnaval: el semáforo electrónico que utiliza Ferrari para avisar a los pilotos del inicio y del final del repostaje fue, una vez más, la causa de sus desgracias. Los nervios traicionaron a uno de los mecánicos que, en vez de colocarlo en modo automático, lo dejó en manual y su dedo rozó el botón que da paso a la luz verde una décima antes de que la manguera dejase de suministrar combustible al monoplaza. Massa arrancó llevándose la manguera puesta, arrastró a varios mecánicos y recorrió el pit lane, hasta detenerse, con ella colgando. Una situación que rozó lo absurdo y puso en entredicho a Ferrari - no tenéis más que ver el vídeo-. El brasileño perdió varios minutos hasta que consiguieron desenganchar la manguera y pudo volver a pista. Por si esto no fuera suficiente, fue sancionado con un ‘drive through’ por la dirección de carrera por realizar ‘maniobras peligrosas en el pit lane’.

Ferrari es el único equipo que utiliza este novedoso sistema de aviso, los demás equipos prefieren seguir con la tradicional paleta, también llamada ‘chupachups’ o ‘lollypop’. El equipo del ‘cavallino’ decidió incorporar el semáforo este año asegurando que ahorraba hasta cuatro décimas en cada repostaje. No obstante, la realidad es que les ha traído más dolores de cabeza que otra cosa: aparte del GP de Singapur, en el GP de Europa (Valencia), Kimi Raikkonen, presa de los nervios, arrancó antes de que el semáforo tornara a verde y atropelló a un mecánico, fracturándole varios dedos del pie.

El incidente de Valencia y el de Singapur han sido suficientes para que Ferrari vuelva a utilizar la ‘piruleta’ con el objetivo de no cometer más errores ajenos al pilotaje de los pilotos o la mecánica de los monoplazas. Recuperar el liderato y conseguir el título está difícil, pero no imposible: siete puntos separan a Felipe Massa de Lewis Hamilton y quedan tres carreras. Recordemos que el año pasado, las tres últimas citas fueros determinantes para que Ferrari obtuviese el título con Raikkonen.