Fernando Alonso analiza su coche de las 500 Millas de Indianápolis

Fernando Alonso necesitaba nuevos alicientes para mantener viva su pasión por la competición y la carrera de las 500 Millas de Indianápolis le ha cautivado. Así se siente a los mandos de su IndyCar.
Autopista.es.

Twitter: @autopista_es -

Fernando Alonso analiza su coche de las 500 Millas de Indianápolis
Fernando Alonso analiza su coche de las 500 Millas de Indianápolis

Fernando Alonso y su participación en las 500 Millas de Indianápolis es la gran noticia del automovilismo a nivel mundial en estas semanas. El asturiano en “modo indy” se ha transformado y es otra persona. Sonriente, amable, dicharachero, muy al estilo americano, más distendido, otra persona en definitiva. 

El Fernando Alonso en el paddock de la F1 no ha sido nunca la alegría de la huerta, muy concentrado en todo momento, sus únicos momentos de “relax”  respecto a terceros son tradicionalmente cuando se va del circuito o cuando llega. Una vez en la vorágine de su trabajo ya no hay concesiones y pocas sonrisas. Sin embargo en el paddock de la Indy se le ha visto siempre sonriente, bromista, como un niño con un juguete nuevo, con una ilusión renovada, con otra motivación, y es que la amargura de sentarse en el McLaren y no saber lo que va a durar en pista ha pesado demasiado en su ánimo.

Fernando Alonso no está solo en la Indy

A Fernando hay un hombre que le acompaña en esta aventura y que casi disfruta incluso más que él. Es Zak Brown, sin el cual nunca Alonso habría podido iniciar esta aventura. El cambio que ha encontrado Fernando en el “mundo Indy” ha sido enorme, el recibimiento fantástico por parte de todo el mundo, pilotos incluidos. Tiene en Gil de Ferran a su preparador particular, que le explica todos los secretos de pilotar en un óvalo y un equipo humando encabezado por la familia Andretti pendientes de él.

Fernando Alonso en las 500 Millas de IndianápolisAlonso siempre ha sido un amante del estilo de vida americano. En cuanto ha tenido días libres los ha pasado en EE.UU., disfrutaba de un anonimato del que ya no podrá disfrutar ahora, pero incluso su nueva marca de ropa, “Kimoa”, está inspirada en las playas californianas. En el paddock de la Indy se puede ver a Fernando Alonso pasearse con un “skateboard” que también tiene su marca, todo en él respira ambiente americano ahora mismo y hasta el video de promoción que realizó el actual marido de Raquel del Rosario para Kimoa lo grabó en la zona de Los Ángeles tras el G.P. de Australia. El ambiente americano ha seducido a Fernando siempre y las 500 millas más aún. 

Fernando Alonso quiere ganar la Indy

Es todo más simple, más fácil, menos complicado que en la F1”, dice Fernando Alonso, que a lo largo de las múltiples ruedas de prensa que ha dado siempre ha dejado claro que está en la Indy por un reto personal, porque quiere competir y sobre todo porque quiere ganar, o al menos luchar por ello. Escuchar a Fernando en las entrevistas definir la nueva categoría y las diferencias que hay con la F1 es recibir una lección de cómo es la Indy, pero sobre todo es el tono con el que lo explica, transmite entusiasmo, pasión e ilusión por el descubrimiento que ha hecho. 

Las cuestiones que surgen ahora son: ¿Con qué ánimo llegará al Gran Premio de Canadá de F1?  ¿La F1 le seguirá gustando? Estas preguntas se las hizo Cyril Abyteboul, máximo responsable del equipo Renault F1 en Rusia, hablando de la posibilidad de que Alonso vuelva a ser piloto Renault en el futuro.

Fernando Alonso se adapta muy bien al IndyCar

La adaptación de Alonso al pilotaje del coche de Indy ha sido rápida, a una vuelta ha estado ya enseguida entre los más competitivos. En el tráfico las cosas se complicaron un poco más, pero salió airoso de la prueba. Siempre ha sabido adaptarse al coche en cada circunstancia y sacar el mejor partido de él. Esa es una de las grandes bazas de Fernando Alonso en la Indy, su capacidad de adaptación a las condiciones cambiantes a lo largo de una carrera, sacando el mejor partido posible a lo que tiene en cada momento.

En Indy el coche y la pista van cambiando mucho a lo largo de la carrera, en las seis o siete paradas que se hacen, el coche hay que ir cambiándolo según evoluciona la pista y el agarre de la misma al haber cada vez más goma en el asfalto, y en esas circunstancias Fernando es un maestro, aunque esté en una carrera en la que no ha corrido nunca.

Fernando Alonso explica las diferencias entre el coche de F1 y el de la Indy

Las diferencias que ha encontrado entre los dos coches y la forma de pilotarlos las explica Fernando Alonso con sencillez y claridad, de manera muy didáctica.

"La velocidad máxima entre los dos coches es parecida, se llega a 380 km/h en ambos, teniendo mucha importancia los rebufos, especialmente en la Indy. La diferencia es que en un IndyCar la velocidad a la que se rueda es casi la misma todo el tiempo, por tanto la velocidad media por vuelta son unos 360 km/h, mientras que en F1, en un circuito muy rápido como es el de Monza, está en unos 260".

Fernando Alonso en las 500 Millas de IndianápolisFísicamente el coche de la Indy en el óvalo no es más exigente que un F1. "Es algo diferente, no es que te canses más, es una sensación distinta. Las curvas son solamente a izquierdas, por lo tanto utilizas más el brazo derecho porque el volante está bastante duro, no tienes dirección asistida, así que es un poco a fuerza bruta. El cuello lo apoyas en el reposacabezas que tenemos, así que es una zona menos exigente en la IndyCar, pero requiere un poco más de esfuerzo de brazo".

La forma de pilotar un coche y otro también es diferente "La conducción es muy diferente. En F1 la técnica es frenar lo más tarde posible, entrar en la curva en el mínimo tiempo y luego acelerar un poco para que no patinen las ruedas en la salida de esta. En la Indy es tirarte a la curva un poco por "valentía", podíamos decir, para intentar que el coche se aguante y vaya bien a esas velocidades, y luego una vez que estás dentro de la curva, el coche es tan ligero, porque tienes los alerones y la aerodinámica para correr mucho en la recta y agarrar poco en las curvas, que tienes la sensación de ir como en un patinete, como en una tabla de "snow" en la nieve. Todo el coche se mueve con mini movimientos que tienes que ir sintiendo, es un "feeling" especial con el coche. Es una conducción muy diferente".

Otra cosa diferente explicó Fernando Alonso, es la posición de conducción. "Por dentro son dos monoplazas parecidos. El cambio va en los dos en el volante. Cambia algo la posición de conducción. En la F1 llevamos los pies más altos que nuestro "trasero", los pies van un poco por encima del morro, mientras que en el IndyCar tú te sientas y van un poco por debajo, porque el morro baja. Es más parecido a un coche de calle  y yo que estoy acostumbrado a llevar los pies un poco más altos me encuentro raro cuando me subo a él".

Sensaciones de Fernando Alonso en el IndyCar

Estar rodeado de coches a 350km/h, con 33 en pista frente a los 20 de la F1 también es una sensación que cambia para el piloto, sin embargo, explica Fernando Alonso,  "la visibilidad, es parecida. Donde se nota mucha diferencia es en los reglajes del coche. El IndyCar está preparado para girar a la izquierda. El coche es asimétrico, las dos ruedas de la derecha son más grandes que las dos de la izquierda, para ir como tumbado hacia la izquierda. Cuando sales a la recta desde boxes y pones el coche en la primera recta, el coche tiende a girar a la izquierda, por lo que tienes que sujetar el volante un poco hacia la derecha para ir recto, algo antinatural para un piloto, cuando vas por la recta y tienes que aguantar el coche a la derecha. Hay que cambiar el chip en la mente y acostumbrarme lo más rápido posible a esa sensación".

Alonso se ha acostumbrado muy rápido, pero no solo al coche, sino a todo. Ahora le quedan las labores de promoción y relaciones públicas, que como le advirtió el brasileño Knaan, forman parte importante del trabajo del piloto, y cuando éste se sienta en el coche se ve como liberado de todo eso y es cuando empieza disfrutar realmente, a solas con su monoplaza y a casi 400 km/h.

También te puede interesar

Alonso se sube por primera vez a un IndyCar

Alonso finalizó el “rookie test” en Indianápolis: balance y opiniones

 

Galería relacionada

Fernando Alonso en la Indy 500

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...