F1: las claves del GP de Brasil

El doblete de Red Bull en Interlagos supuso la consecución del título de constructores para el equipo, pero alejó un poco más el campeonato para Mark Webber que, una vez más, quedó por detrás de Sebastian Vettel. La ausencia de las órdenes de equipo en Red Bull beneficia a Ferrari, que podría ver a Fernando Alonso campeón en Abu Dhabi.
-
F1: las claves del GP de Brasil
F1: las claves del GP de Brasil
  • El adelantamiento por el exterior de Fernando Alonso a Nico Hulkenberg: simplemente impresionante.

  • La autoridad con la que dominó el GP Sebastian Vettel.

  • El bien merecido título de Constructores para Red Bull.

  • La pésima actuación de Felipe Massa en casa, que aleja a Ferrari del subcampeonato de constructores.

  • La arriesgada maniobra de Vitantonio Liuzzi (Force India), que supuso la salida del safety car, afortunadamente sin grandes consecuencias para el resultado.

  • La mala gestión de la estrategia de equipo en Red Bull, que pone más en bandeja el Mundial a Ferrari.

Ocho son los puntos que separan a Fernando Alonso de Mark Webber, el mismo número que luce con orgullo su monoplaza, el mismo número con el que se proclamó campeón con Renault hace cinco años. Abu Dhabi será el escenario de la última batalla de este emocionante Mundial que nos ha tenido en vilo casi desde sus inicios. Allí el asturiano se llevará el título siempre que quede delante de Webber e, incluso, disfruta de cierto margen: si Webber queda primero le valdrá con ser segundo y, si el australiano cruza segundo la meta, el español deberá hacerlo en tercera posición.

Las bellezas más impresionante del GP de Brasil 2010.

Como se esperaba, en Interlagos el dominio de los Red Bull fue aplastante. Los monoplazas, que funcionan muy bien con los neumáticos aún fríos, se pusieron delante en los primeros compases de la carrera: en la salida Sebastian Vettel adelantó a Hulkenberg, que ante la sorpresa de todos consiguió la ‘pole’ el sábado, y, más tarde, lo hizo Webber aprovechando un error de alemán. Por su parte, Alonso, que salía quinto y pudo mantener su posición en la vorágine tras apagarse los semáforos, se quitó de encima a Hamilton cuando el de McLaren entró un poco pasado a una curva, aunque tardó cinco vueltas en pasar a un impresionante Hulkenberg. No obstante, el asturiano se sacó de la chistera un adelantamiento magistral: ya era tercero y los Red Bull estaban en su punto de mira. Pero el tiempo empleado en adelantar y, sobre todo, la superioridad de los monoplazas azules le impidió siquiera acercarse.

A pesar de que Red Bull había declarado que en las dos últimas carreras se impondrían las ‘órdenes de equipo’, lo cierto es que no se apreciaron en el penúltimo Gran Premio de la temporada. La lucha entre Vettel y Webber fue en la distancia a base de vueltas rápidas, pero el alemán dejó evidencias de su talento al ganarle la partida, de nuevo, a su compañero. El del GP de Brasil ha sido el cuarto triunfo de Vettel de la temporada, una victoria que le ‘ha dado alas’ para soñar con el subcampeonato: sólo siete puntos le separan del australiano. Pero este doblete en Interlagos, a pesar del fiasco en Corea, ha supuesto algo más para el equipo del toro: el título de constructores, que ya es matemáticamente suyo con 469 puntos.

Quien no brilló en absoluto fue Felipe Massa, el héroe local cruzó la meta en decimoquinta posición con una vuelta perdida tras una actuación colmada de pormenores. Pero Ferrari, con el título de constructores ya entregado, sólo tiene ojos para Fernando Alonso que, en el año de su debut con el equipo rojo, podría alzarse con el título. Algo que ni Michael Schumacher, el que se considera mejor piloto de todos los tiempos, consiguió. No obstante, el asturiano prefiere ser prudente: ‘puede ocurrir cualquier cosa’. El desenlace en siete días en Abu Dhabi.

Galería relacionada

F1: GP de Brasil 2010

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...