Publicidad

Citroën C-Elysée WTCC: el nuevo coche de Loeb

Citroën ha desvelado el coche con el que intentarán asaltar, junto a Sébastien Loeb, el Mundial de Turismos (WTCC) a partir de 2014. El elegido ha sido un Citroën C-Elysée, con el mismo motor 1.6 turbo del DS3 WRC pero con una brida de sobrealimentación mayor, contando así con una potencia de 380 CV.
Adrián Lois.

Twitter: @loisSr_motor -

Citroën C-Elysée WTCC: el nuevo coche de Loeb
Citroën C-Elysée WTCC: el nuevo coche de Loeb

Tan sólo ha pasado un mes desde que Citroën diese a conocer su llegada al Mundial de Turismos, el WTCC, a partir de la próxima temporada. Si la aventura exitosa durante la última década de la marca francesa y Sébastien Loeb en el Mundial de Rallyes se ha repartido entre Citroën Xsara WRC, C4 WRC y el actual DS3 WRC, para las carreras en circuito el elegido es el C-Elysée WTCC.

 

El fabricante francés ha decidido confiar en el C-Elysée, una pequeña berlina del segmento C destinada principalmente a mercados emergentes como Iberoamérica, China o Rusia. El objetivo de Citroën es ‘utilizar la competición como apoyo activo al desarrollo comercial’, afirma el director general de la marca Frédéric Banzet. Precisamente es en estos países donde el calendario del WTCC tiene una cita cada año, por lo que la elección de un modelo tan global como el C-Elysée está más que justificada.

 

El nuevo Citroën C-Elysée WTCC, del que tan sólo se han revelado un par de imágenes, es el primero de los vehículos desarrollados bajo la nueva normativa que la FIA prepara para la temporada 2014 del Mundial de Turismos. Su presentación oficial está prevista para el próximo Salón de Frankfurt, en el mes de septiembre.

Citroën C-Elysée WTCC 

El motor será el mismo que el Citroën DS3 WRC con el que participan Mikko Hirvonen y Dani Sordo en el Mundial de Rallyes, un 1.6 turbo de gasolina e inyección directa, con una brida de sobrealimentación mayor para llegar a los 380 CV de potencia a 6.000 rpm. El par máximo es de 40,8 mkg a 4.500 rpm, una fuerza que es llevada a las ruedas delanteras a través de un cambio secuencial Sadev de seis velocidades y de un autoblocante mecánico.

 

Estéticamente, llama la atención el enorme alerón trasero, pensado para generar la mayor carga aerodinámica posible, así como el difusor en fibra de carbono, una extensión de los faldones delantero y laterales que rodean el C-Elysée WTCC en el mismo material. El peso tiene que ser lo más contenido posible, siendo en la berlina francesa de carreras de 1.100 kg, el mínimo reglamentario. Los neumáticos, firmados por Yokohama, son de 18 pulgadas.

 

‘Desde un punto de vista estrictamente técnico, la elección de una carrocería de tres cuerpos es ideal en lo que a aerodinámica se refiere. Como consecuencia de ello, la elección del C-Elysée es muy apropiada para nosotros’, declara Xavier Mestelan-Pinon, director técnico de Citroën Racing. Tras rodar por primera vez ‘hace unos días’, según la marca, el C-Elysée comienza ahora un programa de pruebas para su desarrollo.