Publicidad

Carlos Sainz preparado para el reto

El doble campeón del mundo de rallyes, Carlos Sainz, volverá a buscar la victoria para Volkswagen en la categoría de 2 litros turbo de las 24 Horas de Nürburgring. Una hazaña muy complicada por tratarse de una de las carreras de resistencia más complicadas del mundo.
-
Carlos Sainz preparado para el reto
Carlos Sainz preparado para el reto

Tras haber quedado segundo en la categoría concurrida categoría de vehículos de 2 litros turbo en las 24 Horas de Nürburgring en 2008, Carlos Sainz vuelve a ponerse a los mandos de uno de los Volkswagen Scirocco GT24 para buscar la victoria este fin de semana en el “Infierno Verde”. Sainz terminó en 2008 segundo de dicha categoría tras otro de los Scirocco oficiales, habiendo perdido mucho tiempo al sufrir un pinchazo nada más pasar la línea de boxes y tener que hacer más de 20 kilómetros a baja velocidad. El de 2009 tampoco será un reto fácil, pues este año habrá nada menos que cinco Volkswagen Scirocco oficiales, tres de gasolina y dos movidos por gas natural. Además de los rivales en la propia Volkswagen, la categoría está llena de vehículos competitivos como los Seat Supercopa, Audi TT de GT4, varios tipos de BMW, Volkswagen y Opel, etc. Además está el difícil planteamiento de esta carrera en la que se juntan en una larguísima y estrecha pista coches de muy diferentes prestaciones y pilotos profesionales con amateurs. “Tienes que respetar el Infierno Verde o te enseñará él a respetarlo de una forma muy especial”, dice Sainz. “Y esto significa que vuelta a vuelta no puedes desconcentrarte nunca”. Sainz iba a correr con dos de sus compañeros en el Dakar 2008, el ganador de dicha prueba Giniel de Villiers y Dieter Depping, pero De Villiers está convaleciente de una operación reciente. Ahora compartirá el coche con tres pilotos en vez dos, uno de ellos es Depping y los otros dos los también alemanes Wolfgang Kaufmann y Patrick Simon. Sainz comentaba en lo entrenamientos: “Tengo sólo buenos recuerdos de la carrera de 24 horas y estoy contento de volver. El Scirocco GT24 es un coche de carreras perfectamente adaptado al Nordschleife y proporciona muchas sensaciones al piloto. Es muy competitivo. Por eso, con un año de experiencia en el bolsillo mi objetivo es claro, queremos –Volkswagen- ganar en nuestra categoría otra vez. Y espero que mis tres competitivos compañeros y yo seamos quienes consigan esa victoria.”

Monta en el Scirocco GT24 y da una vuelta a Nürburgring.

Después de su gran comienzo en el DTM alemán, el siguiente reto de Audi serán las 24 horas de Nürburgring, donde la marca de los aros asistirá con sus pilotos estrella para tratar de llevarse la victoria en la categoría GT3 al volante de los Audi R8 LMS. Cuatro unidades del R8, llevados por dos equipos (ABT Sportsline y Phoenix Racing), estarán en la salida del Infierno Verde el próximo sábado a las 4 de la tarde. Ambos equipos tienen un importante historial dentro de la mítica prueba de resistencia, y además ambos han logrado las primeras victorias del R8 en las carreras disputadas en Assen y Spa-Francorchamps. Aunque lo que está claro es que la carrera de Nürburgring es el gran desafío de la marca bávara. Al volante de los R8 estarán pilotos de la talla Emanuele Pirro, Hans-Joachim Stuck y Frank Biela, además de los pilotos de DTM Timo Scheider y Mattias Ekstrom. Entre todos ellos suman 27 victorias en carreras de 24 horas ya sea en Nürburgring o en Le Mans. No obstante, los nuevos Audi R8 LMS deberán luchar muy duro contra el Porsche 911 RSR de la categoría superior GT2 del equipo Manthey Racing, ganador de las últimas tres ediciones, que este año estará conducido por los pilotos de fábrica de Porsche Timo Bernhard, Marc Lieb, Romain Dumas y Marcel Tiemann. Habrá otros Porsche 911 RSR y 911 GT3 capaces de luchar por la victoria.

Otro de los coches importantes que será interesante seguir será el BMW M3 GT4 pilotado por el multicampeón Andy Priaulx con su compañero en el Mundial de turismos, Jörg Müller y los alemanes Übler y Schurig. Este año hay menos inscritos debido a la crisis “sólo” se superan los 180 coches por poco. Casi todo tiene cabida y hay un motón de categorías lo que permite que se junten coches de carreras de lo más variopinto, desde el enorme Dodge Viper al Opel Manta de los ochenta, habiendo vehículos de gasolina, diésel y movidos por gas natural. Esto produce una gran diferencia de prestaciones, así que se distribuyen los coches en tres grupos según sus tiempos y se realizan tres salidas separadas. El circuito une el mítico y largo Nordschleife de más de 20 kilómetros creado en 1927 con el más moderno trazado Grand Prix, en el que corre la Fórmula 1, sumando un total de 25,3 kilómetros por vuelta. La carrera comenzará a las 16:00h del sábado 23 y será retransmitida por la cadena de televisión alemana DSF, disponible en España por satélite, emitiendo en directo alrededor de 14 horas durante los dos días.