Publicidad

Briscoe primer líder

Ryan Briscoe venció la primera cita de 2008 de la IndyCar Series, celebrada en el circuito urbano de St. Petersburg en Florida. Este año ha comenzado la Indy sin un español al volante.
-
Briscoe primer líder
Briscoe primer líder

El australiano Ryan Briscoe, piloto del equipo Penske, ha comenzado fuerte esta temporada con una gran victoria en el difícil circuito urbano de St. Petersburg. Briscoe adelantaba al británico Justin Wilson en la vuelta 86 de 100, para tomar por primera vez el liderato de la carrera y conseguir su primera victoria de la temporada, así como darle a Penske la victoria número 30 en la IndyCar. Briscoe, que venía de ser piloto Porsche en carreras de resistencia, fue quinto en 2008, año de su debut en la Indy, con tres victorias y tres poles.

Segundo en St. Petersburg terminaba Ryan Hunter-Reay, piloto de Vision Racing desde sólo unos días antes. Hunter-Reay conseguía pasar también a Justin Wilson en los momentos finales de la carrera tras haber salido desde la posición 16 e incluso intentó pasar a Briscoe para ganar la carrera, acabando a sólo 0,4 décimas de segundo del ganador. Wilson terminaba tercero tras haber liderado 52 vueltas de la carrera, pero daba al equipo de Dale Coyne el mejor resultado de su historia. El campeón de 2007, Dario Franchitti, que volvía a la Indy tras un año probando suerte en la Nascar, tomaba la cuarta posición con el coche de Chip Ganassi. Quinto era el campeón de 2004, el brasileño Tony Kanaan del equipo Andretti Green.

Desgraciadamente, Oriol Serviá no ha conseguido un volante para esta temporada y de momento no hay ningún español en la competición. La carrera fue neutralizada en siete ocasiones por los incidentes, sumando en total 28 vueltas lideradas por el "pace car". El incidente más polémico fue el protagonizado por el rookie Raphael Matos, Danica Patrick y Mario Moraes. En otra colisión múltiple se tocaron los coches de Dan Wheldon, Hideki Mutoh, Marco Andretti y Doornbos, con el coche de Mutoh terminando debajo del de Wheldon. En tres semanas la IndyCar se trasladará a California para correr en el famoso trazado urbano de Long Beach.