Publicidad

Hoy destacamos...

En la primera jornada de Frankfurt, nos fijamos en los gadgets más extraños, las funciones más disparatadas... Hagamos apuestas: ¿cuántas de estas soluciones crees que terminarás llevando en tu coches?
-
Hoy destacamos...
Hoy destacamos...

Partimos con una solución sencillita, pero que seguro que gana enseguida adeptos. ¿Cómo no se le ha ocurrido a nadie antes? En el Citroën C-Cactus, la llave del coche incorpora un MP3. Nos parece todo un acierto, ya que, cuando aparcas, puedes irte con tu música a otra parte. Y no te pierdas cómo han diseñado sus asientos: la moda tatuaje se impone.

Seguimos con asientos, pero esta vez nos “sentamos” en los del nuevo Volkswagen Up!. Este concept puede llevar cuatro pasajeros, cada uno en su asiento individual. Excepto la del conductor, todas las plazas se abaten, se pliegan e incluso se desmontan y pueden llevarse en el maletero. No es magia: son asientos inflables. Aseguran que, además de prácticos, resultan de lo más cómodo.

Y pasamos a un “coche con sentimientos”. El Jaguar C-XF posee un vanguardista sistema de arranque: nada más sentarse el conductor, el botón de encendido empieza a parpadear simulando las “pulsaciones” del coche. Acto seguido, aparece el selector circular de marchas y, a continuación, otra luz azul comienza a parpadear en el centro de panel de instrumentos. Cuando la luz se queda fija, el motor entra en funcionamiento.

Por cierto, en el Jaguar C-XF los tiradores de las puertas aparecen y desaparecen como por arte de magia. Incorpora sensores en los laterales del coche que detectan el movimiento de la mano de los pasajeros cuando van a abrir las puertas.

La moda en Frankfurt es aparecer y desaparecer. Por ejemplo, fuera los retrovisores de los coches. Ahora, para controlar el tráfico, lo mejor son las cámaras de televisión, como en el Nissan Mixim, que, además, incorpora un volante en forma de U (como los de la Fórmula 1).

También el Seat Tribu juega al despiste: los pilotos van camuflados detrás del propio portón y sólo pueden verse cuando se iluminan –tanto delante como detrás se emplea tecnología LED-, es decir, si el conductor pisa el freno, conecta las luces de posición o activa los intermitentes.

Y, para sorpresas, el interior del Opel Flextreme. No nos lo creíamos hasta que hemos visto el vídeo: de su maletero salen dos prácticos Segways, el sorprendente patín eléctrico.

El Volvo que se recarga en cualquier enchufe de casa. En tan sólo tres horas, podremos acumular energúa suficiente para rodar con el ReCharge Concept

Galería relacionada

Novedades en Frankfurt 2007