Toyota C-HR Hybrid: a prueba el SUV híbrido japonés

Diseño y tecnología se dan cita a partes iguales en el Toyota C-HR Hybrid, un coche con cierto componente de capricho estético que es más versátil de lo que sus líneas podrían sugerir.
Autopista.es -
Toyota C-HR Hybrid: a prueba el SUV híbrido japonés
Toyota C-HR Hybrid: a prueba el SUV híbrido japonés

Poco a poco, Toyota va poniendo en el mercado productos más emocionales, y prueba de ello es este crossover del segmento C, el C-HR que entra de lleno en una categoría cada vez más demandada. Sólo disponible con tracción delantera, está animado por la eficiente tecnología híbrida que ha estrenado el último Prius y tiene todos los ingredientes para ser un modelo de éxito.

Publicidad

Toyota C-HR Hybrid: a prueba el SUV híbrido japonés

Toyota C-HR Hybrid

En cuanto a su conducción, el Toyota C-HR aporta un alto agrado de uso, con mucha suavidad mecánica y un conseguido confort de marcha, fruto de la buena insonorización y de unas suspensiones muy equilibradas. Por otra parte, se le ha dotado de una reactiva respuesta al acelerador, de modo que lo sientes dinámico —sobre todo al circular por ciudad—. La dirección, directa y bastante asistida, también contribuye a lograr esa sensación de agilidad, junto con el poco balanceo de la carrocería.

Hay que tener en cuenta que no es excesivamente alto, por lo que su dinamismo y estabilidad en curva apenas se ven perjudicados por el centro de gravedad. En situaciones críticas las reacciones del chasis son bastante conservadoras, fáciles y predecibles. El tren trasero puede aportar cierta agilidad si le ayudas levantando el pie del acelerador, siempre bajo la tutela de un programa electrónico de estabilidad desconectable únicamente a baja velocidad. El bastidor del C-HR está a la altura y aguanta sin problemas cualquier tipo de exigencia, pese a que el nivel de prestaciones y el enfoque del coche están más acordes con una conducción relajada.

Toyota C-HR: así funciona

Con sus 122 CV, el conjunto híbrido del Toyota C-HR brinda una lineal y progresiva entrega de la potencia. No obstante, cuando miras el velocímetro, te das cuenta de que es un coche rápido, a pesar de la suavidad en la que estamos envueltos en todo momento. El modo de trabajo del cambio automático es similar a uno de variador continuo. En condiciones normales funciona a las mil maravillas, e incluso, a poco que el terreno sea favorable, te encuentras llaneando en modo eléctrico sin darte cuenta. Cuesta arriba, cuando pides aceleración, el motor de combustión se revoluciona más para que las baterías mantengan la carga, sin que el conductor deba preocuparse de modular el acelerador de manera diferente a lo habitual, pues la relación entre lo que pisas el pedal derecho y la aceleración sigue siendo proporcional.

Toyota C-HR Hybrid: a prueba el SUV híbrido japonés

Toyota C-HR Hybrid

Por otro lado, a poca velocidad (hasta 50-60 km/h) se puede "forzar" el modo eléctrico (EV) temporalmente pulsando un botón, siempre que la batería tenga carga y se den una serie de condiciones. En cualquier caso, para circular sin que arranque el motor de combustión basta ser suave con el acelerador (si bien el modo EV permite mayores aceleraciones en eléctrico) y prestar atención al intuitivo reloj izquierdo del cuadro de instrumentos, que indica con precisión el uso de la potencia, con diferentes zonas delimitadas en su esfera que coinciden con las fases de funcionamiento de ambos motores.

También el nivel de frenada regenerativa se representa en dicho reloj, lo que permite ajustar el grado de deceleración de manera eficiente, sin que lleguen a actuar los discos de freno salvo en los metros finales de la detención. Por su funcionamiento es un coche que resulta de lo más agradable, y hasta relajante en el tráfico del día a día. Eso sí, a pesar de emplear la plataforma del Prius, el modelo más especializado dentro de la gama híbrida de Toyota, este último resulta todavía más refinado, cómodo y silencioso, y quizá con un mayor aporte eléctrico al iniciar la marcha, algo que podría ser debido a su menor peso (62 kg de diferencia verificados en unidades de pruebas), o a una programación diferente de la electrónica.

Es totalmente recomendable, ya no sólo como híbrido, sino también como crossover. Es un modelo que gusta, que consume poco y con el que disfrutas involucrándote en la conducción para aprovechar sus virtudes. El Toyota C-HR hybrid, como todos los híbridos eléctricos de Toyota, cuenta con la etiqueta ECO, lo que le confiere una serie de beneficios y ventajas, desde circular en episodios de alta contaminación en Madrid y otras ciudades hasta rebaja de tarifas en algunas autopistas de Cataluña y en las zonas SER de Madrid.

Más emoción que nunca

En este híbrido de Toyota se nota una bienvenida evolución hacia un producto más emocional, tanto por diseño como por conducción. El tacto de freno sigue siendo peculiar, así como su dosificación en determinadas circunstancias, pero no es algo crítico. Como pega, los ocupantes traseros tienen poca visibilidad lateral debido a la forma de la ventanilla, un sacrificio que hay que estar dispuestos a aceptar a cambio de una audaz imagen exterior. Por lo demás, es muy completo.

Toyota C-HR Hybrid: a prueba el SUV híbrido japonés

Toyota C-HR Hybrid

Modo eléctrico... sin enchufar

Una ventaja de la tecnología híbrida es que podremos circular con el motor de combustión apagado durante cortas distancias, pero con bastante frecuencia. El botón EV activa el modo eléctrico manualmente, siempre que haya carga.

Información precisa

Es la clave para que el conductor tenga el control de la situación y, al mismo tiempo, lograr el máximo agrado de uso. El reloj izquierdo muestra el uso de la energía, ya sea la potencia que estamos empleando o la electricidad que estamos regenerando al frenar, de manera que podamos aprovechar mejor las virtudes del sistema híbrido.

Frenada regenerativa

Las baterías del sistema híbrido se recargan durante la marcha, bien a través del motor de combustión, que puede actuar como generador, o bien por medio del propio motor eléctrico durante las frenadas y deceleraciones. En este último caso, se invierte su funcionamiento para generar electricidad aprovechando la energía cinética del coche.

Detección de peatones

Tanto la cámara frontal, como el radar delantero trabajan de manera conjunta para detectar obstáculos e identificar peatones, aplicando fuerza sobre los frenos en caso necesario. La cámara también se emplea para el sistema de mantenimiento de carril, el reconocimiento de señales de tráfico y el asistente de luces largas.

Toyota C-HR Hybrid: a prueba el SUV híbrido japonés

Toyota C-HR Hybrid

Conectado

La pantalla central y los mandos que la rodean son de manejo táctil. Su manejo no es especialmente intuitivo, aunque no faltan funciones de conectividad, tráfico en tiempo real y diversas aplicaciones que podremos descargar. También informa sobre el consumo de combustible y uso de la energía de las baterías en los diferentes viajes que realicemos.

Puro diseño

La textura geométrica que podemos apreciar en las puertas se repite en otros puntos del habitáculo, que cuenta con llamativas inserciones de diferentes materiales para aportar un toque de modernidad. El revestimiento del techo también cuenta con motivos geométricos en relieve, algo que concuerda con el aire sofisticado del modelo.

A todo lujo

El acabado superior está asociado a un generoso nivel de equipamiento, con elementos de seguridad como sensor de ángulo ciego, aviso de colisión frontal y detección de tráfico trasero cruzado, además de otros lujos como el sistema de sonido JBL, cámara trasera, control de crucero adaptativo y tapicería de piel con asientos delanteros calefactados.

Publicidad

Galería relacionada

El Toyota C-HR Hybrid, a prueba

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

El próximo 10 de octubre se celebra en Madrid la cita anual de empresas, administraci...

No llueve sobre mojado. La sociedad evoluciona imparable y, con ella, las ciudades y ...

Si eres propietario de un vehículo clásico, y quieres pasar un día de ruta inolvidabl...

Un neumático todo tiempo, como por ejemplo el Bridgestone Weather Control A005, está ...

El Lexus UX 250h apuesta por un diseño exterior distintivo, una brillante puesta en e...

Universitaria, soltero, familias, viajeros, ejecutiva… Sea cual sea tu perfil de vida...