MINI Countryman Híbrido Enchufable: espíritu MINI con cero emisiones

Prestaciones y tacto de GTI, la versatilidad de un moderno SUV y la calma que aporta un eléctrico son sólo tres de las muchas propuestas que ofrece ya el primer híbrido enchufable de MINI, el Countryman: un coche para toda la familia… y para todas las rutas.
Autopista.es para Mini.

Twitter: @autopista_es -

MINI Countryman Híbrido Enchufable: espíritu MINI con cero emisiones
MINI Countryman Híbrido Enchufable: espíritu Mini con cero emisiones

MINI entra de lleno en la movilidad eléctrica, y lo hace con el nuevo MINI Countryman Híbrido Enchufable que ya es, desde muchos puntos de vista, el MINI más racional. Lo es por su eficiencia energética, por sus 40 km de autonomía en modo cien por cien eléctrico, por su carácter familiar gracias a un habitáculo para cinco ocupantes con un maletero de 405 litros de capacidad, por su tracción total All4 o por la conectividad de su sistema de info-entretenimiento. Pero el nuevo MINI Countryman Híbrido Enchufable también es un auténtico MINI en su parte más emocional, ya sea por diseño, comportamiento, originales soluciones o capacidad de personalización. Un SUV único para todo y para todos.

Mini Countryman Cooper S E All4: espíritu Mini con cero emisiones

MINI Countryman Híbrido Enchufable: un SUV para toda la familia

Por ello, nos hemos propuesto descubrir cómo logra esta dualidad entre su lado más práctico y el emocional a lo largo de diferentes rutas que te iremos contando: el camino de siempre, de casa al trabajo; el camino al centro de la ciudad, para poder explotar al máximo su faceta eléctrica, y el camino hacia una escapada, para disfrutar con toda la familia de su capacidad de carga, de la autonomía de sus dos sistemas de propulsión y, por supuesto, de las posibilidades que nos ofrece una vez se acaba la carretera gracias a su condición de SUV con tracción total.

Mini Countryman Híbrido Enchufable: por el camino de siempre

Vivir en el extrarradio de una gran ciudad permite optar a una vivienda más grande y, entre otros muchos factores, a estar más en contacto con la naturaleza. Pero para los que aman el coche, y no sólo piensan en él como un mero medio de transporte, permite además llegar todos los días al trabajo con una gran sonrisa dibujada en la cara. El desplazamiento se convierte en algo divertido, sobre todo si entre nuestras manos tenemos el volante de un MINI Countryman Híbrido Enchufable.

Mini Countryman Cooper S E All4: espíritu Mini con cero emisiones

MINI Countryman Híbrido Enchufable: lo puedes cargar en cualquier enchufe

Countryman es el primer MINI con carrocería SUV, cuya primera generación nació en 2010 como uno de los precursores del segmento B. Hoy, ya en su segunda entrega, lo hace un escalón por encima, en el de los compactos y mostrándose como la alternativa más deportiva y versátil. Cuenta con una plataforma más grande, la UKL2, que también encontramos en MINI Clubman, BMW X1 y Serie 2 Active Tourer.

Pero este nuevo Countryman se constituye ya hoy, además, como el primer híbrido enchufable de MINI al contar con dos motores: un 1.5 tricilíndrico de gasolina con 136 CV y 22,4 mkg, asociado a un cambio automático de 6 velocidades por convertidor de par; y un propulsor eléctrico con 88 CV y 16,8 mkg, con una transmisión de dos etapas con una sola velocidad. El primero envía su fuerza al tren delantero mientras el segundo actúa sobre las ruedas traseras, sin conexión mecánica entre ambos.

Por ello, en total ofrece 224 CV y 39,2 mkg, que en fuertes aceleraciones complementa con 20 CV y 15,3 mkg adicionales durante unos instantes gracias al alternador regenerador de energía. Así, según la circunstancia y la eficiencia buscada, este auténtico MINI puede ser tracción, propulsión o 4x4. Sencillez de uso total; eficacia infinita. Las baterías del sistema de tracción, de iones de litio, tienen una capacidad de 7,7 kWh que se recargan en una toma doméstica en apenas lo que dura una jornada de compras.

Mini Countryman Cooper S E All4: espíritu Mini con cero emisiones

MINI Countryman Híbrido Enchufable: así es su interior

Mini Countryman Híbrido Enchufable: una vida fácil

Pulsamos el botón de arranque para ver en el potenciómetro de la instrumentación, a la izquierda del velocímetro, la palabra «ready», que indica que el coche ya está preparado para iniciar la marcha. Con la palanca «eDrive» seleccionamos el modo de uso. En este caso «Auto eDrive», el más eficiente, que permite rodar en eléctrico hasta 80 km/h siempre y cuando no se demande gran aceleración o la carga de la batería baje del 7 por ciento.

Así, abandonamos el garaje y circulamos camino de la carretera en total silencio, sin producir emisiones contaminantes y sin sentir ningún tipo de vibración, para poco después tener la posibilidad de incorporarnos a la carretera con una aceleración casi de «dragster»: con un 0 a 100 km/h en 6,6 segundos según las cifras medidas por nuestro Centro Técnico, que rebajan la homologada en dos décimas. Todo ello con una respuesta instantánea gracias a la bien calibrada interacción entre ambos motores. Y es que a diferencia de otros híbridos enchufables al circular en modo eléctrico y demandar máxima potencia no se percibe retraso entre que se pisa a fondo el pedal y el motor de gasolina entra en concurso. Su espíritu de puro Cooper S de MINI siempre está presente.

Mini Countryman Cooper S E All4: espíritu Mini con cero emisiones

MINI Countryman Híbrido Enchufable: tan emocionante como cualquier MINI

Tras disfrutar en la zona de curvas de su rápida dirección, el tacto de sus frenos y la tendencia de la carrocería a virar completamente plana que crea esa conexión definida por MINI como «go-kart», es hora de incorporarse a la autopista. Momento en el cual seleccionamos en el mando «eDrive» la función «Save Battery», que no sólo mantiene la carga de la batería, sino que también la aumenta. Es algo que me gusta hacer a mí, pues con la navegación predictiva, si previamente tiene un destino programado, será el coche el que elija cuándo emplea cada energía. Pero ahora es momento de disfrutar del confort de la suspensión que aporta y de una amortiguación que conjuga firmeza y calidad en su absorción para ofrecer también un alto grado de confort.

Mientras, el «MINI Connected» me informa del estado del tráfico en tiempo real, del precio del litro de gasolina en las estaciones más próximas y me permite escuchar la música de Spotify desde el iPhone gracias a la conexión Apple Car Play entre otras muchas cosas. Todo ello a través de un sistema de info-entretenimiento de manejo rápido e intuitivo.

Mini Countryman Cooper S E All4: espíritu Mini con cero emisiones

MINI Countryman Híbrido Enchufable: para recorrer la ciudad con cero emisiones

MINI Countryman Híbrido Enchufable: hasta el mismísimo centro

La urbe se aproxima, momento ideal para seleccionar el modo «Max eDrive», que permite circular en modo completamente eléctrico hasta 125 km/h de velocidad. En estas circunstancias, en este SUV de MINI toma gran valor la posibilidad de conjugar sus tres modos de uso, que permiten finalizar el recorrido con la calma y el silencio de marcha que impera en todo coche eléctrico. Y siempre con la tranquilidad que aporta su etiqueta azul «0 Emisiones» emitida ya por la DGT, que permite despreocuparse del aparcamiento en zonas de estacionamiento regulado, sin coste y sin límite de tiempo; no limita su circulación ante episodios de alta contaminación; ahorra dinero en algunos peajes y, lo más valorado por muchos conductores, permite ahorrar unos cuantos minutos de atasco diario para entrar a la ciudad permitiendo su paso por el carril reservado para vehículos de alta ocupación, aunque vaya solo una persona en el coche. Más ventajas, imposible; más emoción, tampoco.