Michelin, pieza clave en el Mundial de Rallyes

Michelin ha considerado desde siempre a la competición automovilística un excelente banco de pruebas. Su presencia en los certámenes más prestigiosos y disputados ha sido habitual desde hace décadas. Los rallyes no han sido una excepción. Tanto, que cuando se creó oficialmente el Campeonato del Mundo, en 1979, la marca francesa ya equipaba a los competitivos Alpine-Renault. Desde entonces, coches de competición desarrollados según diferentes reglamentos han estado calzados por Michelin y han alcanzado gran cantidad de victorias y títulos, desde los monstruos del Grupo B hasta los Grupo A y World Rally Cars de las diferentes generaciones.
Autopista. Twitter @Autopista_es -
Michelin, pieza clave en el Mundial de Rallyes
Michelin, pieza clave en el Mundial de Rallyes

De la competición han salido siempre claros beneficios para el usuario de la calle y ello se ha reflejado especialmente en las épocas en las que el Mundial de Rallyes (WRC) estuvo abierto a la lucha tecnológica entre diferentes suministradores de neumáticos, como ocurre actualmente. Desde 2011, cuando entró en vigor el reglamento bajo el que compiten los coches de la última generación, Michelin ha sido el fabricante elegido por los mejores equipos. De hecho, es el actual suministrador de los coches oficiales de Volkswagen, Citroën y Hyundai, así como a los Ford Fiesta WRC de M-Sport, con apoyo de Ford.

Como muestra de la importancia que para Michelin tiene su presencia en el WRC baste decir que a cada rallye desplaza un mínimo de 1.000 neumáticos, cifra que en el de Montecarlo se eleva hasta los 4.000 por las especiales condiciones climáticas de la cita monegasca, con una gama de ruedas mayor autorizada por el reglamento. A los rallyes europeos Michelin desplaza cuatro trailers a cada prueba (cinco, en el caso de rallyes de asfalto) y un camión oficina. No menos de veinte personas forman el “contingente” de la firma francesa en cada rallye, entre los encargados del montaje de las cubiertas, los técnicos (uno integrado en la asistencia de cada equipo oficial), los ingenieros y químicos y el personal directivo de la marca.

Michelin en WRC

El reglamento actual del WRC en materia de neumáticos obliga a cada equipo oficial de fábrica a nominar un fabricante de neumáticos para la temporada. Dicho fabricante está obligado a suministrar neumáticos moldeados (los lisos están prohibidos) aptos para circulación en tráfico abierto y sobre los que está prohibido realizar más cortes o retallados que los que el propio neumático presenta en su versión original. En cada carrera se puede utilizar únicamente un número de neumáticos resultante de multiplicar el número de asistencias donde se pueden sustituir por 4 y sumarles los 4 del tramo de pruebas previo al rallye.

Cada cubierta está identificada por un código de barras único y los coches salen a competir a cada bucle de tramos con neumáticos controlados por la organización, que verifica que las cubiertas que salen de la asistencia (las cuatro montadas y un máximo de dos de recambio) son las mismas que se emplean en los tramos y las que monta el coche al regresar al parque de asistencia. La FIA impone que solamente se pueda utilizar aire para el inflado de los neumáticos y no hidrógeno ni cualquier otro gas.

Actualmente, el reglamento dicta que los fabricantes de neumáticos solamente pueden suministrar un mismo tipo de cubierta (construcción y dibujo) tanto para tierra como para asfalto en una misma temporada, con un comodín para utilizar después del 1 de agosto. Caso aparte son los rallyes de Montecarlo, prueba de asfalto invernal, con gomas adicionales para nieve con y sin clavos, y Suecia, donde se utilizan cubiertas estrechas claveteadas para nieve y hielo.

Aunque ese reglamento ha venido evolucionando y puntualizándose temporada tras temporada, su variación ha sido únicamente de matices desde su implantación en 2011, coincidiendo con la llegada de la segunda generación de WRC. Entonces, Michelin introdujo sus gamas Pilot Sport (asfalto), Latitude Cross (tierra) y X-Ice North (nieve y hielo), con las premisas de la polivalencia, la resistencia y las altas prestaciones en su cuaderno de cargas. Hoy la evolución ha llegado hasta una completa gama de cubiertas de altísimo rendimiento en todo tipo de terrenos que responden al ‘leit motiv’ de la marca en todos sus productos: “MICHELIN Total Performance”. Estos son sus componentes:

 

MICHELIN LTX Force H4 y S4

La cubierta de tierra, en compuestos duro (H) y blando (S). Mejoran la legendaria resistencia de sus antecesoras, las Latitude Cross, conservando o incrementando sus altos niveles de duración y agarre. Aportan una carcasa optimizada, que propicia un reparto del esfuerzo más equilibrado, sobre todo a nivel del hombro del neumático. Ahora la superficie de contacto es ligeramente mayor, lo que contribuye a retrasar la degradación de los tacos de goma del exterior de la banda de rodadura. En palabras llanas: máximas prestaciones durante períodos más largos. Ideal para hacer frente a la progresiva y cada vez mayor restricción del número de cubiertas disponibles por reglamento en cada carrera para cada piloto. La versión de compuesto blando (S) está pensada para utilizarse en los terrenos menos abrasivos y sobre barro, aportando una mejor resistencia al sobrecalentamiento.

 

Medida: 205/65R15 (equivalente a 17/65-15)

Anchura: 205 mm

Altura del flanco: 133 mm

Diámetro interior: 15 pulgadas

Diseño banda de rodadura: direccional y asimétrica (neumático específico lado izquierdo y derecho)

Peso: 16.4 kg

Superficie: Tierra

Compuesto H4 (duro): Terreno roto y de alto desgaste. Piso seco. Temperatura mayor de 15ºC

Compuesto S4 (blando): Terreno menos agresivo. Piso húmedo o embarrado. Temperatura menor de 15ºC

 

MICHELIN Pilot Sport (S4/H4)

Las gomas para asfalto de la última generación desarrolladas por Michelin. Se trata de una cubierta completamente nueva, tanto desde el punto de vista de su arquitectura como desde el prisma de su dibujo (derivado del de las Pilot Sport Cup 2) y su compuesto. Michelin asegura que en materia de agarre de la variante de compuesto duro (H4) están en los ya altísimos niveles de su antecesora, pero con una durabilidad un 10% superior. Tanto ésta como la variante blanda (S4) incorporan la tecnología ‘Velvet’, con un compuesto especial en los flancos que hace que la superficie absorba la luz ambiental, proyectándose un efecto aterciopelado. Las S4, por su parte, aportan una notable mejora de prestaciones sobre suelo mojado, incluso con una cierta cantidad de agua acumulada. En ese rendimiento tiene también su impacto una mejora de peso del orden de medio kilo con respecto a sus antecesoras.

 

Medida: 235/40R18 (equivalente a 20/65-18)

Anchura: 235 mm

Altura del flanco: 94 mm

Diámetro interior: 18 pulgadas

Diseño banda de rodadura: direccional y asimétrica (neumático específico lado izquierdo y derecho)

Peso: 11.9 kg

Superficie: Asfalto

Compuesto H4 (duro): Piso seco. Temperatura mayor de 10ºC

Compuesto S4 (blando): Piso mojado. Temperatura menor de 10ºC

 

MICHELIN Pilot Sport FW

Son la respuesta de Michelin para condiciones se asfalto anegado y máxima necesidad de evacuar agua. Responden a las incesantes llamadas de atención en materia de seguridad de los pilotos, que hasta ahora debían enfrentarse a situaciones de piso literalmente inundado con cubiertas de idéntica banda de rodadura que las de seco, con la única diferencia de un compuesto más blando. El riesgo de ‘aquaplaning’ era, pues, constante y en ocasiones la explicación de salidas de pista de lo menos deseable… La solución aportada por Michelin son las nuevas FW (‘full wet’, que podría traducirse como “completamente encharcado”), derivadas directamente de las cubiertas invernales para asfalto nevado sin clavos que se emplean en Monte Carlo. Su compuesto, especialmente blando, restringe su utilización para esas puntuales condiciones, lo que no deja de implicar cierto riesgo en bucles que arrancan con lluvia intensa y terminan con tramos sobre piso únicamente con humedades, por no decir completamente secos. Obviamente, su capacidad de evacuación de agua es altísima, lo mismo que el nivel de agarre que proporcionan sobre asfalto mojado, lo que las hace aptas para exprimir todo el potencial de un WRC moderno en esas condiciones.

 

Medida: 215/45R18 (equivalente a 18/65-18)

Anchura: 215 mm

Altura del flanco: 92 mm

Diámetro interior: 18 pulgadas

Diseño banda de rodadura: direccional y asimétrica (neumático específico lado izquierdo y derecho)

Peso: 13.4 kg

Superficie: Asfalto

Condiciones: Lluvia intensa y asfalto encharcado, con alta necesidad de evacuación de agua

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...