Stefano Domenicali: Ecclestone a la italiana

El viernes por la tarde en la terraza del hotel W de Abu Dabi, bajo el cual pasa una parte del circuito, el CEO de la F1 Stefano Domenicali tuvo un encuentro informal con la prensa muy interesante

José Mª Rubio

Stefano Domenicali en el GP de Abu Dabi en una reunión con la prensa
Stefano Domenicali en el GP de Abu Dabi en una reunión con la prensa

Compra ya aquí "SENNA: Historias desconocidas, 25 años más tarde“, el mejor regalo para estas Navidades y el libro con el mejor piloto de la historia

Sin decir nada, pero diciendo mucho, el italiano despejó bastantes dudas y alabó especialmente a los dos pilotos españoles, Fernando Alonso con el que trabajó directamente, y Carlos Sainz, que para el italiano ha sido la sorpresa de la temporada.

Stefano dejó la pasión italiana de Ferrari para relanzar Lamborghini en el seno del Grupo Volkswagen. Una vez conseguido ese objetivo, no pudo resistirse, para volver al paddock como CEO y convertirse en el Ecclestone italiano, sustituyendo a Chase Carey, cuyo carácter no encajó demasiado bien en el ambiente de la F 1.

Domenicali junto a Sainz y Schumacher
Domenicali junto a Sainz y Schumacher

Stefano maneja las situaciones con guante de seda, pero con puño de hierro si es necesario, sin perder la sonrisa, y sobre todo tratando de contentar a todos desde su puesto de comercializador del campeonato, alcanzo acuerdos plurianuales, como el que ha llegado con Abu Dabi, que hasta final de 2030 será la carrera que cierre el campeonato.

Domenicali en el homenaje a Fernando Alonso
Domenicali en el homenaje a Fernando Alonso

La experiencia de Stefano en la F1, y sobre todo ese carácter amable y la sonrisa permanente, controlan el mundillo de la F1 y desde el punto de vista comercial lo está llevando a máximos históricos a todos los niveles.

“Este fin de semana será la carrera más vista y con más repercusión de la historia de la F1”, comentaba en un corrillo mientras sonaba la música en la terraza del W, donde la organización y catering estaba en manos de una empresa mallorquina.

Efectivamente la de Abu Dabi será la carrera más vista, ya que las redes sociales han dado una dimensión mucho más global y popular a la F1 y a eso ha contribuido especialmente los dos “bandos” creados entre los seguidores de Lewis Hamilton y los de Max Verstappen.

Domenicali junto a Jean Todt
Domenicali junto a Jean Todt

Sobre la batalla entre los dos aspirantes al título Domenicali no entra: “Nuestra misión es la comercialización y dar al campeonato una dimensión nunca conseguida. Son dos grandes pilotos y estoy seguro que todo transcurrirá dentro de lo que es normal en las carreras. Una lucha abierta, pero con respeto”.

En el saludo entre Toto Wolff y Christian Horner delante de las cámaras Stefano Domenicali comentó: “Ahí hubo un poco de diplomacia”.

En las polémicas suscitadas en Arabia durante la carrera, Stefano aludió a que eso está bien que trascienda, así el público conoce como se hacen las cosas y que se busca siempre ser lo más equitativos posible. “De todas formas es la FIA la que gestiona todo el aspecto deportivo”, comentó el italiano.

Domenicali en el GP de Catar junto a los trofeos de la Copa del mundo de Fútbol
Domenicali en el GP de Catar junto a los trofeos de la Copa del mundo de Fútbol

Donde sí que se explayó a gusto fue hablando de los pilotos españoles. “Ver a Fernando estar al mejor nivel de la parrilla es una satisfacción. Hay tres grupos de pilotos, los veteranos, que lo están haciendo bien y Fernando es un ejemplo de que la F1 es un deporte en el que se puede seguir durante mucho tiempo si estás al nivel que requiere y Fernando Alonso está demostrando que es uno de los grandes pilotos de la historia. Hace juego igual con los mejores y batalla con los jóvenes, que tienen un gran talento, pero en esta fase de su carrera  se está consagrando como uno de los mejores pilotos de la historia de la F1”.

Stefano Domenicali
Stefano Domenicali con el CEO del circuito de Baréin, Arif Rahimi

 Para Stefano Domenicali, la sorpresa de la temporada está siendo Carlos Sainz. “Carlos es la sorpresa gratificante de la temporada. Llegar el primer año a un equipo como Ferrari y estar haciendo juego igual con un piloto como Charles Leclerc habla por sí solo. Carlos ha demostrado madurez, velocidad, constancia y un sentido del trabajo increíble, y eso le ha llevado a estar en poco más de media temporada perfectamente integrado en el equipo y a partir de ahí fue creciendo mucho más. No es fácil lo que ha logrado y se le ve que es un gran trabajador y respetuoso con el equipo”. A Stefano Domenicali le faltó decir que Carlos lo tiene todo para ser campeón del mundo, pero eso ya lo saben en Ferrari.

 

Nuestros destacados