GP de Turquía de F1: Hamilton “soñaba con esto cuando era pequeño”

Lewis Hamilton ya tiene siete títulos mundiales de F1, los mismos que Michael Schumacher. Si continúa en F1, seguro que batirá también este récord

José Mª Rubio

Lewis Hamilton en el podio sujetando su copa
Lewis Hamilton en el podio sujetando su copa

Lewis Hamilton es toda una incógnita. Hoy en Istanbul Park ha conseguido su séptimo título mundial de Fórmula 1, su décima victoria de la temporada. Todavía no ha renovado con Mercedes para el año que viene, así que confiemos en que “no de la espantada”, como hizo el que fuera su compañero de equipo Nico Rosberg en 2016, que al ganar su primer y único título se despidió de la F1.

La de Turquía ha sido su décima victoria de la temporada, después de las de Estiria, Hungría, Gran Bretaña, España, Bélgica, Toscana, Alemania, Portugal y Emilia Romagna. Faltan tres Grandes premios para que finalice la temporada 2020 -2 en Baréin y 1 en Abu Dabi- y ya se lleva el trofeo para casa.

Hamilton oye el himno británico en el podio
Hamilton oye el himno británico en el podio

Tras cruzar la meta y por radio, estaba emocionadísimo, llorando como un niño. Y luego también se mostró así al bajar de su monoplaza. "Me faltan las palabras”, dijo. “Tengo que dar las gracias a todos los que están aquí y en la fábrica, que son los que nos han dado esta oportunidad, me siento muy orgulloso. Soñaba con esto cuando era pequeño, veía las carreras con mi familia. Eso sí, esto va más allá de mis sueños".

Hamilton se acordó de todos los niños que tienen ilusiones. "Esto es muy importante para los niños que están viendo esto, no permitáis que alguien os diga que no podéis hacer algo, soñado y luchad".

Hamilton muy emocionado antes de bajarse de su Mercedes
Hamilton muy emocionado antes de bajarse de su Mercedes

Durante el fin de semana, Hamilton no destacó, fue Max Verstappen (Red Bull) el que dominó las sesiones libres y luego Lance Stroll (Racing Point) el que se llevó la pole. Pero la carrera fue para él. "Sabíamos que iba a ser un fin de semana muy difícil, estábamos algo decepcionados con la calificación, pero hemos aprendido mucho. No nos hemos echado las culpas, hablamos para mejorar, no siempre todo sale perfecto”.

Al final de la carrera le tocó sufrir mucho, y es que sus neumáticos intermedios hicieron un total de 53 vueltas, los que más aguantaron. “No podía adelantar a Sebastian y en algunos momentos se alejó de mí. He comprobado las temperaturas y he visto que el agarre volvía. Me quedé fuera y los neumáticos se volvían más como slicks, sabía que iba a mejorar. No quería parar, ya perdí un campeonato en el pitlane en 2007. Sentía que tenía todo bajo control".

Y así fue como Hamilton aguantó hasta el final y logró cruzar la meta primero, con Checo Pérez por detrás a nada menos que 31 segundos. Su superioridad fue aplastante, a pesar de haber salido sexto en parrilla.

Hamilton, todo un campeón
Hamilton, todo un campeón