GP de Sakhir de F1: garrafal error en boxes del equipo Mercedes

Nadie esperaba este trágico final para el equipo Mercedes en una carrera en la que parecía que nadie les iba a quitar el doblete. Al final Bottas octavo y Russell noveno, con multa de 20.000€ al equipo

José Mª Rubio

Descontrol en el garaje de Mercedes durante el doble pit stop
Descontrol en el garaje de Mercedes durante el doble pit stop

Hasta que no se cruza bajo la bandera a cuadros no se sabe el resultado. Todo estaba yendo de cara para los dos pilotos de Mercedes: primera fila de parrilla y luego liderando la carrera desde el comienzo tras el accidente en la primera vuelta entre Leclerc, Verstappen y Pérez, con el abandono de los dos primeros y el pit stop del mexicano.

Con este panorama por delante, y después de que George Russell superara a Valtteri Bottas en la salida, el joven británico volvió a demostrar que tiene madera de campeón y que se merece estar en un gran equipo, no solo luchar por cruzar la meta en el equipo Williams.

El primer pit stop de ambos pilotos fue realizado sin error alguno en su garaje. El drama sin embargo vino en una parada innecesaria, de esas que se hacen al final de la carrera para marcar la vuelta rápida. Esas paradas rutinarias que suman 1 punto y que pueden hacer perder 10.

En Mercedes pecaron de prepotencia, pensaron que el mundo perfecto existe, que todo siempre es dos más dos igual a cuatro, y resultó que no fue así. Para un equipo de nombre alemán, gestionado por un austriaco y trabajado por ingleses, parecía que nada podría torcerse. Sin embargo todo se fue al traste. La parada recordó al camarote de los hermanos Marx. Un fallo de comunicación, que al parecer arrastraban ya durante la carrera, desató el caos.

Un pinchazo de Russell a poco para el final le privó de la victoria
Un pinchazo de Russell a poco para el final le privó de la victoria

Lo que nadie se explica es que si había ya ciertos problemas, ¿para qué pararon?  Y luego la desgracia total con el pinchazo de George Russell y el pinchazo mental de Valtteri Bottas. El británico de 22 años demostró que tiene madera de campeón, que si Lewis Hamilton se va, no lo van a echar de menos y quizás más de uno en Alemania se lleve una alegría. Tienen piloto para ganar carreras y el título. Russell supo hacerlo todo bien y hundió a Bottas, que veremos si sigue el año que viene o vuelve a Williams, dónde estaba antes de llegar a Mercedes en 2017.

Un final de carrera de Mercedes caótico, cuando no era necesario terminar así. La soberbia de saberse muy superiores al resto propició la victoria de Sergio Pérez en su penúltima carrera con Racing Point.

Si Lawrence Stroll quiere vender más vehículos Aston Martin usando la imagen de Sebastian Vettel, lo va a tener complicado. Tendrá que saborear la gaseosa de este podio durante mucho tiempo, todo ese tiempo se acordará, que como Mercedes hoy, él fue soberbio allá por el mes de agosto y puede que esa decisión le pese como una losa el año que viene. Su única satisfacción será ver a Lance Stroll por delante del alemán.

 

Los mejores vídeos