Fórmula 1: tiene que haber acuerdo para 2021 a final de mes

En Suzuka hubo dos reuniones en la carpa de la FIA donde todos los directores técnicos de los equipos plantearon sus reparos a las propuestas de la FIA y de la F1 para 2021

José M. Rubio

Una de las dos reuniones de la FIA con los directores técnicos en Suzuka
Una de las dos reuniones de la FIA con los directores técnicos en Suzuka

Todas esas reticencias, más el aún existente veto de Ferrari, harán que las negociaciones lleguen hasta el 31 de octubre sin avances notables. Los motores se quedan como están y la aerodinámica tampoco es de esperar que vaya a cambiar mucho, porque equipos como Haas o Ferrari, que es lo mismo en temas de política, ya han manifestado que no quieren una categoría de coches iguales para favorecer el espectáculo.

Los equipos de F1 no quieren que ésta sea como la Indy car, que de hecho, salvo en carreras de óvalos, donde la igualdad es más fácil de conseguir, tampoco es que sea un espectáculo continuo en los circuitos tradicionales.

Así las cosas, y con el techo presupuestario sin consensuar tampoco en esos 175 millones de que se habla, llegaremos al límite de fechas y habrá que ver si no hay sorpresas a la hora de las inscripciones de los equipos, ya que Renault podría causar baja, incluso saliendo airosa la escudería del tema del repartidor de frenada, y veremos para cuánto tiempo firma Mercedes su presencia en la F1.

En definitiva, lo que Liberty compró a Bernie Ecclestone fue un campeonato cuya gestión depende exclusivamente de los equipos principales, en la actualidad Ferrari, Mercedes y Red Bull, que son los que controlan la situación y tienen el poder. Liberty solo podrá hacer pequeños cambios en el formato del fin de semana y hacer que los promotores ofrezcan, con su propio dinero, más actividades a los espectadores que acuden al circuito. El resto es la dictadura de los equipos, que son los que tienen la sartén por el mango y siempre con la velada amenaza de marcharse y crear otro campeonato paralelo, menos costoso y dejando incluso a Liberty sin motores para los equipos que siguieran en la F1 oficial.

Al final habrá entendimiento, pero sin cambios sustanciales, algún pequeño apéndice aerodinámico que se quite o cambie y nada más. Todo seguirá igual.

Los mejores vídeos