Test Baréin F1 día 1: El W13 y Masi, ¿dos concesiones de la FIA?

Quizás la salida de Michael Masi no haya sido la única concesión a Mercedes. La FIA conocía por reglamento el W13. Si han dado el OK no hay posibilidad de queja. Tiene todas las bendiciones.

José Mª Rubio

El Mercedes W13 asusta sin haber hecho nada especial. Sus soluciones anuncian controversia
El Mercedes W13 asusta sin haber hecho nada especial. Sus soluciones anuncian controversia

Este primer día de teste en Baréin ha sido insulso y no sirve para establecer una jerarquía, ni por arriba ni por abajo, salvo en el caso del Haas, que sigue descolgado. Solo sirvió para ver la fiabilidad de Red Bull y Ferrari y cómo saltaba el Mercedes y se hacía indómito, pero sin llegar a conocer su potencial en ningún momento.

A pesar de que no han querido mostrar nada del supuesto potencial que tienen, nada más ver el Mercedes W13 en las pruebas de Baréin hoy jueves, saltaron las alarmas y los comentarios sobre su ilegalidad. La FIA advirtió que si alguno “inventaba” algo que le suponía una ventaja importante -difusor del Brawn en 2009 por ejemplo-, sería prohibido rápidamente. Obviamente si Mercedes se ha presentado con este concepto tan diferente del espíritu del reglamento, como se quejan en Red Bull, es que saben que no se lo van a echar para atrás, ya que como dijo Toto Wolff: "la FIA estaba informada en todo momento de cómo iba a ser el coche y dieron el visto bueno".

En este contexto, entra el hecho de que Lewis Hamilton haya seguido esta temporada, ya que le garantizaron que tendría un coche superior al resto para que se pueda pasear como en los últimos años, salvo en 2021, y lograr su octavo título y quién sabe si sentar las bases para el noveno, como Sebastien Loeb en los rallys.

La FIA se quedó rehén de Mercedes desde la carrera de Abu Dabi del 2021, quizás por aquello del “buenísimo”, de dar comodines a cambio de la paz judicial con Mercedes (que no hubiera ido a ninguna parte), pero Jean Todt no quería líos en su despedida y ahí dejó el asunto para el siguiente.

Lewis Hamilton no se perdió detalle del Red Bull en el momento de las fotos de grupo
Lewis Hamilton no se perdió detalle del Red Bull en el momento de las fotos de grupo

Mercedes además de tener informada a la FIA y contar con el beneplácito de ésta, sabe que es imposible que les echen atrás el concepto, como sí hicieron por ejemplo con el sistema del Renault de Alonso en la suspensión delantera, prohibido en el GP de Alemania 2006, el famoso “Mass Damper”. Ahora todo el Mercedes es una especie de “Mass Damper”, y el hecho de que el W13 sea nervioso en pista como se vio hoy, puede ser una auténtica maniobra de despiste.Hasta la calificación de Baréin no veremos la realidad del W13 y de lo que nos espera a lo largo de la temporada.

Cuando pongan todo lo que necesiten en pista y sean superiores al resto, aún se guardarán bazas. En Mercedes saben muy bien jugar con eso. No van a arrasar, ya que si no podría haber mucho lío. Se limitarán, si funciona todo como ellos creen, a ganar sin aburrir e incluso podrían hacer pequeñas batallas, como la que hubo entre Fernando Alonso y Lance Stroll hoy en pista en Bahréin, pero entre los dos pilotos del equipo, con George Russell intimidando de cara a la galería a Lewis Hamilton. Una comedia en definitiva para maquillar los resultados. Toto Wolff, si su coche funciona como temen todos, se va a reír a carcajadas y los cascos Bose no los va a tirar, se le caerán solos de la risa que le va a dar.

La FIA, que en eso ha sido muy inocente, ha dejado a lo que llaman la “súper mayoría” la posibilidad de prohibir, con el acuerdo de los participantes, cualquier coche o elemento que viole el espíritu del reglamento, como acusa Red Bull a Mercedes.

Todos detrás del Mercedes es lo que se temen en la F1 para 2022
Todos detrás del Mercedes es lo que se temen en la F1 para 2022

Una vez más se pone de manifiesto que es imposible que en un campeonato profesional donde hay tanto en juego, los que participan tengan derecho a voto y veto. La “súper mayoría” es una patochada controlada por Mercedes en este asunto. Solo hay que mirar la parrilla de salida para darse cuenta. Para prohibir un coche o las soluciones que lleva, en este caso referidas al W13, haría falta el acuerdo de 8 equipos al menos, y eso nunca va a suceder.

Si los pilotos rusos no se atreven a firmar el escrito de la FIA para permitirles participar en competiciones por miedo a represalias, a los clientes de Mercedes les pasa lo mismo. Ninguno va a votar para que prohíban cosas en el Mercedes. El único díscolo podría ser McLaren, pero haría falta otro. Aston Martin es un 20% propiedad de Mercedes, y Williams ha sido trabajado según patrones “inspirados” en Mercedes y Jos Capito no está para peleas que no le van ni le vienen. Así que la “súper mayoría” se ha diluido como un azucarillo en el café. Hubo una época en que Ferrari era el que controlaba la situación con autoridad y ahora tienen también control en la extraña mayoría de 8 sobre 10. Hay tres equipos Ferrari, suficientes para vetar cualquier cosa que pudiera ir en contra de los coches italianos.

El Ferrari es el más fiable y eso es una ventaja en el inicio de temporada, además corre.
El Ferrari es el más fiable y eso es una ventaja en el inicio de temporada, además corre.

Quedan dos días de test antes de comenzar las cosas serias. Veremos que da la jornada de mañana.