GP de Gran Bretaña de F1: Ferrari comienza la remontada en Silverstone

Solo tres carreras han servido para que en Ferrari se den cuenta de que el coche de este año es inservible y que para volver a ser competitivos, esperarán al cambio de reglamentación

José Mª Rubio

En Ferrari, Mekies y Binotto miran hacia 2022
En Ferrari, Mekies y Binotto miran hacia 2022

Más o menos tienen la misma idea que Fernando Alonso y Renault. El 2021 será un año de pruebas para el dúo franco español. Ferrari dedicará prácticamente dos años a preparar el nuevo cambio de reglamentación y desde Silverstone el objetivo es acumular datos para hacer un coche competitivo de cara a 2022, capaz de ganar carreras.

Silverstone no parece el mejor circuito para los italianos y además se disputan dos carreras seguidas en la pista inglesa. El trazado es completamente diferente a los de Austria y Hungría, y lo que han de hacer en la primera prueba de este fin de semana es acumular datos e información para ver cómo pueden mejorar su coche de cara a la segunda cita.

Los italianos tendrán además un día de filmación entre las dos carreras, así podrán probar alguna pequeña cosa antes del Gran Premio del 70 Aniversario (9-8). Disponer de dos años de test, una vez que el presidente John Elkann ha quitado presión al equipo hasta 2022, puede ser la gran baza. Hacer todo lo que se pueda en 2020 y 2021 y dar el espaldarazo en 2022. Si entonces las cosas siguen sin funcionar, en el que será el segundo año de Carlos Sainz con los italianos, comenzarán a rodar cabezas, pero de momento hay casi dos temporadas completas de “tranquilidad”.

Hacer un coche ganador para 2022 es una tarea que se antoja complicada, ya que muchos equipos tienen puestas sus esperanzas en esa temporada. La práctica totalidad de los rivales de Mercedes ya dan por amortizado este año, y lo que es más grave, el que viene.

Hasta Red Bull reconoce que va a ser complicado plantar batalla a Mercedes. Norris ya dijo hace unos días que a Hamilton, o mejor dicho a Mercedes, no hay quien lo pare este año. Es como si le fueran entregando el título de campeón a Lewis Hamilton y ya de paso le pueden entregar los dos juntos.