Fórmula 1: escándalo FIA-Ferrari

La FIA emitió un comunicado para dar por finalizada la investigación sobre el asunto del motor de Ferrari 2019, que no es transparente y además desata la guerra del resto contra “FF" (Ferrari-FIA)

José M. Rubio

Acuerdo secreto entre Binotto (Ferrari) y Todt (FIA)
Acuerdo secreto entre Binotto (Ferrari) y Todt (FIA)

Esta vez el protagonismo no es para el FF, modelo de cuatro plazas de Ferrari, sino para el huracán desatado por la FIA con su información sobre las pesquisas llevadas a cabo en torno al motor de Ferrari del año pasado. Ese acuerdo privado entre la FIA y Ferrari para resolver el asunto no ha hecho más que desatar la polémica. ¿Un acuerdo privado entre un estamento deportivo y un participante al que han pillado haciendo trampa? ¿Qué se oculta? ¿Qué quiere la FIA con ese arreglo? ¿Quería la FIA que todo quedara bajo la alfombra? O con el comunicado, ¿quiere la FIA que caigan sobre Ferrari más que sospechas? ¿Un amaño de la competición?

Demasiadas preguntas que quizás no quería responder la FIA, zanjando el tema con un acuerdo “privado", y que ahora deberá responder con claridad. No se sabe dónde va a terminar este proceso que se ha iniciado ahora, pero quizás tenga que responder en la transparencia de un juzgado, que es a dónde quieren llegar los siete equipos que han presentado una queja, de momento en forma de comunicado de prensa conjunto y que cada uno envió con su membrete, si no se les explican las cosas con meridiana claridad.

Fórmula 1: escándalo FIA-Ferrari

Vettel con Enzo Spano (FIA Venezuela)

Por si ya hubiera pocos problemas con el Coronavirus, ahora se añade este nuevo conflicto que deberá atajar la FIA cuanto antes para que no alcance proporciones de escándalo mayúsculo. De momento los siete equipos que reclaman explicaciones -McLaren Racing Limited, Mercedes-Benz Grand Prix Limited, Racing Point UK Limited, Red Bull Racing Limited, Renault Sport Racing Limited, Scuderia Alpha Tauri S.p.A. y Williams Grand Prix Engineering Limited- han dejado la pelota en el tejado de la FIA, que por ahora no se pronuncia.

Obviamente los tres equipos “Ferrari" no están en esta lista, y el desenlace puede ser imprevisible. Liberty, que este año pasado ya entró en beneficios, debe estar pensando que Bernie Ecclestone les vendió una “patata caliente" que se ha agravado notablemente entre el coronavirus y el asunto del trato de favor a Ferrari. Si esto último desembocara en un hipotético boicot de los otros equipos, a Liberty le puede provocar un socavón económico más que importante y llevarles a la ruina, especialmente cuando aún no hay firmado ningún “acuerdo de la Concordia" por ninguna de las partes. Bernie Ecclestone, atento a la jugada, podría hacerse de nuevo con la F1 a los 90 años…