Publicidad

Gran Premio de México: Vettel, perdonado por la FIA

En un comunicado oficial, la FIA perdona a Sebastian Vettel (Ferrari) tras los insultos proferidos por radio contra Charlie Whiting en carrera.
José María Rubio -
Gran Premio de México: Vettel, perdonado por la FIA
Gran Premio de México: Vettel, perdonado por la FIA

Desde que se puede hablar libremente por radio durante un Gran Premio, es raro el fin de semana donde no se oyen gritos, y a veces con insultos incluidos, de Sebastian Vettel contra alguno de sus rivales en pista. Pero el domingo pasado durante la carrera de México fue más allá.

Verstappen cortó la chicane y no devolvió la posición, algo que Vettel recriminó por radio. Vettel, enfadado, dijo: “tiene que dejarme pasar”…. Su ingeniero intentó calmarle, pero él siguió: “no estoy calmado, me bloquea con Ricciardo, tiene que moverse”.

Luego Ricciardo intentó adelantar a Vettel pero éste último cambió de trayectoria en la frenada, algo prohibido por la FIA desde el pasado GP de Estados Unidos. Y ahí Vettel estaba todavía más furioso: “Voy a empujar a alguien, creo que tengo un pinchazo en la rueda trasera izquierda, tiene que devolverme la posición…”. Su ingeniero le dice que “Charlie dijo que…”, y ahí es donde Vettel estalla: “¿Sabes qué?, aquí te doy un mensaje para Charlie: ¡a la mierda! ¡Vete a la mierda!”.

Vettel, que había subido al podio, fue apeado de él con 10 segundos de penalización por su acción contra Ricciardo, que fue el que finalmente se llevó el trofeo de tercer clasificado. Tras la carrera, y más calmado, Vettel fue a hablar con Charlie Whiting, el director de carrera, y le pidió disculpas; luego le escribió una carta y otra al director de la FIA, Jean Todt, y dijo que no volvería a comportarse de esa forma.

Este tipo de comportamiento es sancionado por la FIA, y reunidos para debatir sobre el tema, finalmente decidieron perdonar a Vettel por su acción, ya que según dice el comunicado: Sebastian Vettel, de manera espontánea, fue a buscar a Charlie Whiting para expresarle arrepentimiento por su comportamiento en persona. Luego, por su propia iniciativa, envió una carta al propio Whiting y otra al Presidente de la FIA, Jean Todt, en las que se disculpaba por sus acciones. También indicó que contactaría con Max Verstappen y prometió que un incidente así no iba a ocurrir de nuevo”.

Después de esto, la FIA decidió: “A la luz de esta sincera disculpa y su fuerte compromiso, el Presidente de la FIA decidió, de manera excepcional, no tomar ninguna acción disciplinaria contra el señor Vettel ni llevar el asunto al Tribunal Internacional de la FIA”.

 Y también advierte en su último párrafo: “La FIA aprovecha esta oportunidad para advertir de que en el caso de un futuro incidente parecido al ocurrido en México, se tomará una acción disciplinaria llevando el incidente ante el Tribunal Internacional de la FIA para ser juzgado”.