Los planes de Alonso en 2018 y 2019: Le Mans, Daytona, Nascar...

No sólo hacer las 24 Horas de Le Mans este año, sino regresar a la Indy en 2019 y también la Nascar están en el horizonte de Fernando Alonso, sin olvidar un tercer título de F1.
Isabel Vidal -
Los planes de Alonso en 2018 y 2019: Le Mans, Daytona, Nascar...
Los planes de Alonso en 2018 y 2019: Le Mans, Daytona, Nascar...

Alonso se vio sorprendido por el enorme peralte que tiene Daytona, mucho mayor que el de Indianápolis. Las sensaciones en la curva peraltada son especiales: “La presión que siente el cuerpo, la visión, todo es diferente y te obliga a inclinarte, pero me encanta el circuito”, comentó a modo de resumen rápido.

Como hiciera en la Indy, el asturiano dio una rueda de prensa al acabar la jornada, dejando a los americanos con la incertidumbre de si le verán un día en la Nascar. Aseguró que verá el Daytona 500 de Nascar  por televisión “y ese será el primer paso”, dejando la puerta abierta de par en par para que el mercado americano le tiente una vez acabada su carrera en la F1

Aprender y preparar Le Mans son los objetivos de Fernando en Daytona, por ello no tiene presión de ganador, pero tampoco lo descarta. "Si me siento bien y somos competitivos no hay que descartar nada”, comentaba el asturiano. Para Fernando rodar de noche, rodeado de otros coches, muchos de ellos más lentos será la mayor dificultad. "La pista está bien iluminada, pero el tráfico y los coches más lentos de noche serán el desafío principal de pilotaje nocturno. Serán 12 horas de noche…”

A pesar de su interés por el “mercado americano”, para Fernando la prioridad es la F1. "En 2018 con McLaren deberíamos volver a ser competitivos con los motores Renault. Y me gustaría luchar por el título. Tras Daytona intentaré correr en Le Mans y volver en 2019 a Indy”. Con eso deja la puerta abierta a una retirada de la F1, o que podría saltarse de nuevo una carrera de F1, como hizo en 2017.

Zak Brown, además del jefe de Fernando Alonso, es un gran aficionado a la competición y la lleva en la sangre, no solo como jefe, sino como piloto. De esta forma es el gran valedor de Alonso en sus aventuras fuera de la F1, de hecho cuando rodaron en Motorland, Zak se llevó su Williams, ex Villeneuve del 96, un Holden del campeonato australiano V8 y un Ligier de Le Mans clásico, con los que rodó mientras Fernando estaba en pista también. Esto hace mucho más fácil todo para Fernando Alonso, que de haber tenido a Dennis al frente de McLaren nunca hubiera probado otras especialidades.

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...