Fórmula 1: Mercedes enseña el W10 sin tapujos

Al contrario que otros equipos, y como es norma de la casa, Mercedes ha mostrado en pista la versión real del coche que debutará en Montmeló la semana que viene
José M. Rubio -
Fórmula 1: Mercedes enseña el W10 sin tapujos
El Mercedes W10 en Silverstone y con Hamilton al volante

Los campeones del año pasado han sido los primeros en saltar a la pista con el coche nuevo este año, y solo viendo la evolución que ha tenido el nuevo monoplaza, ya asusta. Lógicamente parten como grandes favoritos, a la espera de que todos los coches rueden en Montmeló, pero el W10 de esta temporada mantiene las virtudes del W09 y se ha mejorado en muchos aspectos para hacer frente al “coco” que se desvelará el viernes y que no es otro que el nuevo Ferrari y su suspensión trasera, hidráulica como gran novedad.

Mientras llega el Ferrari, Lewis Hamilton completó por la mañana en Silverstone casi los 100 km permitidos como preparación del coche en lo que llaman “filming day”, que mucho de todo y menos de rodaje.

Como en el coche anterior, Mercedes ha mantenido una gran distancia entre ejes, siendo esa la base y uno de los secretos de su éxito, especialmente en las pistas rápidas. Esta característica la fueron adoptando todos los equipos siguiendo la pauta de los de la estrella. Reducir el peso y ganar en eficacia aerodinámica han sido dos pautas que ha seguido el nuevo Mercedes, con el fin de trabajar los reglajes mejor en determinadas pistas utilizando el lastre como elemento de equilibrio. Las nuevas reglas aerodinámicas trataban de reducir la carga aerodinámica, pero según cuentan, en Mercedes han logrado ya estar en los niveles del año pasado a pesar de las restricciones ideadas por Ross Brawn.

El nuevo Mercedes de Lewis Hamilton y Valtteri Bottas está diseñado para trabajar como un conjunto, por lo que copiar sus soluciones es complicado, ya que por sí solas no hacen que el coche sea más rápido, sino que trabajan conjuntamente unas con otras, por lo que las copias no van a tener la misma eficacia. En ese apartado, y salvo sorpresa mayúscula, solo el Red Bull puede estar un paso por delante como ya es tradicional, gracias a la inventiva del equipo que dirige Adrian Newey.

En la parte posterior, además del T-wing, Mercedes ha copiado el sencillo soporte del Ferrari 2018, olvidando el complejo soporte del W09. Uno de los graves problemas de Mercedes el año pasado fue el excesivo calentamiento de las ruedas traseras, y han tratado de solucionarlo con una nueva suspensión y con el sistema de agujeros en las llantas posteriores que el año pasado desató la polémica.

La inclinación del chasis, muy acentuada sobre el Red Bull desde siempre y después imitada por Ferrari, sigue sin estar presente en el Mercedes, que mantiene una distancia al suelo muy similar en cualquier circunstancia, logrando sin embargo una carga aerodinámica similar a sus rivales, pero con otro concepto que les da ventaja en algunos circuitos.

Mercedes será de nuevo el coche a batir, siempre y cuando las modificaciones, muy numerosas, introducidas en el motor, no hayan restado fiabilidad a éste.

Te recomendamos

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...