Publicidad

Fiabilidad: los monovolúmenes que menos visitan el taller

Renault Scénic y Mazda 5 se convierten en los monovolumenes que menos verías registran, les siguen otro japonés, el Verso, y dos Opel, Meriva y Zafira. Esto es lo que revela el estudio de fiabilidad de AUTOPISTA y la revista francesa L'Automobile.
Alicia Fernández -
Fiabilidad: los  monovolúmenes  que menos visitan el taller
Fiabilidad: los monovolúmenes que menos visitan el taller

Renault Scénic

Fiabilidad: 17,5 sobre 20

La fiabilidad es excepcional desde sus inicios. Retoma integralmente las mecánicas probadas en numerosos modelos del grupo Renault-Nissan. En 2010 una serie de Scénic debieron acudir al taller para beneficiarse de una modificación del pedal del freno donde el patín corría el riesgo de desprenderse. Respecto al resto, es la base técnica del anterior modelo que ha sido retomada para esta nueva generación. Dejando aparte la llamada a revisión para el pedal del freno, no se ha detectado ningún fallo recurrente. A vigilar la longevidad de las piezas de desgaste. En efecto la mejora del nivel global de fiabilidad ha venido acompañada, desgraciadamente, de una disminución de la duración de la vida de los neumáticos, pastillas y discos de freno, y embrague.

Calidad: 4 estrellas

Dentro, se encuentran las recetas que hicieron exitoso al Scenic II con un acabado más pulido. El tablero de instrumentos está cubierto, en su parte superior con un grueso revestimiento de espuma. La calidad de los tejidos de las contrapuertas, de los guarnecidos y el de la misma moqueta es digno de categorías superiores. Las partes inferiores se componen de materiales resistentes.

Nuestra opinión

Producido en Douiai, al Noreste de Francia, esta tercera generación del Scénic demuestra la maestría de Renault en términos de fiabilidad. Y en relación a lo anterior, aporta un verdadero plus en calidad de acabados. 

 

Mazda 5

Fiabilidad: 17,5 sobre 20

La fiabilidad del Mazda 5 es ejemplar. Señalemos, sin embargo, la vuelta al taller para la reprogramación del módulo de gestión del motor de ciertos Diesel que emiten humos blancos, con el fin de eliminar los riesgos de aceleración del motor. Algunas versiones de gasolina se han beneficiado, en garantía, de la sustitución de su silenciador, prematuramente deteriorado.

Calidad: 3 estrellas

Mazda ofrece en el 5 un buen nivel de calidad percibida. Los ajustes, precisos, evitan las vibraciones. La presentación es favorecedora, a pesar de la omnipresencia de plásticos negros y duros.

Nuestra opinión

Mazda siempre ha figurado en el trío de cabeza de nuestras encuestas. Y el Mazda 5 no es una excepción: una fiabilidad jamás puesta en duda y una calidad de acabado mejorada por el reciente lavado de cara.

 

Toyota Verso

Fiabilidad: 17 sobre 20

Producido en Turquía sobre la plataforma de Avensis, el Verso retoma la inmensa mayoría de las mecánicas. El nivel de fiabilidad mecánica y electrónica es muy bueno. No obstante aparecieron pequeños fallos. Anotemos casos raros de mal funcionamiento de los elevalunas eléctricos, debidos a un defecto de programación inicial. También ha sido necesaria la rectificación de discos de freno en posventa en algunos casos.

Calidad: 3 estrellas

La calidad de fabricación ha mejorado. Los esfuerzos de presentación son evidentes. A falta de ser blandos, los materiales están bien ajustados. Señalemos, no obstante, una falta de insonorización.

Nuestra opinión

Con una fiabilidad casi irreprochable y un buen nivel de calidad percibida, el vehículo polivalente compacto de Toyota puede fácilmente rivalizar con las estrellas del segmento.

 

Opel Meriva

Fiabilidad: 16,5 sobre 20

Producido en Zaragoza, el nuevo Meriva revela una fiabilidad muy buena. Pide prestadas sus mecánicas de otros modelos de la gama Opel. Sobre el Diesel 1.7 CDTI, sigue siendo el filtro a partículas el principal problema que da que hablar sobre él: su sistema de regeneración debe ser reprogramado. Ciertos 1.4 gasolina se distinguen por su propensión a consumir aceite.

Calidad: 3 estrellas

En el interior, roza la decepción. El salpicadero macizo da una impresión efectiva de solidez. Pero las numerosas piezas, particularmente sobre la consola central, presentan demasiadas holguras.

Nuestra opinión

Diseño muy personal, fiabilidad innegable y, sobre todo, el primer vehículo polivalente dotado de puertas traseras que se abren frente a la marcha: el Meriva tiene argumentos. Pero su acabado sufre algunas lagunas.

 

Opel Zafira

Fiabilidad: 16,5 sobre 20

En el Diesel 1.9 CDTI, se han encontrado casos de obstrucción del filtro de partículas, con una posible elevación del nivel del aceite. Lo que puede conducir, en los casos muy extremos, a la destrucción del motor. Pero de manera general, la fiabilidad es muy buena. Las climatizaciones defectuosas necesitan incorporar un diodo de protección eléctrica.

Calidad: 4 estrellas

El ajuste de los tableros de carrocería confirman la impresión de calidad. En el interior, los ensamblajes no suscitan críticas. Esta preocupación por su fabricación hace del Zafira uno de los más elegantes del segmento.

Nuestra opinión

El Zafira de 2005 no es el más fiable de los vehículos polivalentes, ni el mejor acabado, pero muestra una bello equilibrio. Persigue su carrera, en lo sucesivo, al lado de su hermano mayor, el Zafira Tourer.

 

Ford S-Max

Fiabilidad: 15,5 sobre 20

Aparte de algunas válvulas EGR defectuosas o algunos volantes de motor de longevidad reducida, ningún fallo recurrente ha empañado la carrera del S-Max. El fallo prematuro de algunas bujías de encendido es, a menudo, debido al mal funcionamiento del calentamiento adicional. Muchas baterías fallan prematuramente. Una infiltración puede dañar las bombas de la dirección asistida hidráulica.

Calidad: 4 estrellas

La presentación es deportiva, con inserciones de metal diseminadas en el salpicadero, entre materiales blandos. Sin ser perfectos, los ajustes no merecen ninguna crítica particular.

Nuestra opinión

La fiabilidad del S-Max jamás ha estado en tela de juicio. Y la calidad de fabricación, que ya era excelente, mejoró más con el restyling de 2010. A nivel ventas, el monovolumen de Ford destronó el Espace en Europa.

 

Peugeot 5008

Fiabilidad: 15,5 sobre 20

El 5008 comenzó su carrera con confianza. Sin embargo, como modelo del grupo PSA, también se vio sometido a una reprogramación del BSI (caja de servicio inteligente), la unidad central que controla el sistema de multiplexado. Nada grave, esta actualización optimiza el funcionamiento de varios indicadores. En ciertas versiones Diésel, el rozamiento intempestivo del conducto de retorno de carburante sobre el filtro de gasóleo puede provocar fugas. En 2011, Peugeot se ha visto forzado a llamar a revisión a 20.000 unidades que sufren filtraciones de agua en los cristales traseros. Esto puede originar dos tipos de daños: avería del motor del elevalunas eléctrico o un cortocircuito que provoque un recalentamiento eléctrico. Después de haber atajado las infiltraciones, el motor del elevalunas debe ser protegido.

Calidad: 5 estrellas

La calidad de fabricación se da cita en el 5008, aunque los primeros modelos debieron volver al taller para someterse a una mejora de las fijaciones de los embellecedores laterales del parabrisas. En el interior, el 5008 repite el mobiliario del 3008: materiales ricos, ajustes muy precisos y elementos montados sólidamente. Ningún otro vehículo polivalente ofrece, por ahora, tal nivel de acabado.

Nuestra opinión

Es raro que Peugeot suba tan alto en nuestras clasificaciones. Produciendo desde su llegada un modelo fiable y dotándolo de un acabado alta gama, la marca del León ha trabajado muy duro.

 

VW Touran

Fiabilidad: 15,5 sobre 20

El Touran ofrece hoy una fiabilidad muy buena. No obstante ciertas culatas del 2.0 TDI 140 no son completamente estancas y deben ser rectificadas. El 2.0 TDI 170 pueden sufrir pérdidas de potencia con encendido del testigo del filtro de partículas. En raras unidades equipadas con 1.6 FSI de gasolina, se han dado casos de encendido repentino del testigo de inyección, con imposibilidad de apagado.

Calidad: 4 estrellas

El habitáculo goza de materiales elegantes y bien ordenados. Pero la consola central no saca provecho del mismo tratamiento que el panel de control, y no recibe más que materiales duros pero de más valor que antes.

Nuestra opinión

Si la fiabilidad mecánica y electrónica de Touran no tiene que envidiar nada a la competencia, todavía no alcanza al de los mejores vehículos polivalentes, japoneses particularmente. La calidad es una referencia.

 

Citroën C3 Picasso

Fiabilidad: 15,0 sobre 20

Incluye componentes mecánicos y electrónicos ya fiabilizados en numerosos modelos del grupo PSA. Sin embargo, se han detectado algunos fallos en los Diesel 1.6 HDi 90 CV. Una serie de unidades debieron volver también al taller para reposicionar los conductos de combustible bajo la caja, reemplazar latiguillos de freno o incluso una bieleta del mecanismo de los limpiaparabrisas. Algunos módulos defectuosos del airbag del conductor han sido cambiados en garantía. Así como han sido modificados los sistemas de freno del aparcamiento. Últimamente, 12.000 unidades producidas entre enero de 2010 y mayo de 2011 han sido llamados a revisión para el reposicionamiento del cable de la batería al nivel de la caja de cambios. Este último podía seccionarse, y propiciar cortes del motor.

Calidad: 3 estrellas

El C3 Picasso muestra una calidad de fabricación muy satisfactoria. Los elementos diversos de carrocería y las pinturas están correctamente aplicadas. En el habitáculo, los materiales aportan valor y los ajustes son precisos. En ciertos modelos, un juego excesivo en el respaldo del asiento del conductor necesitó una intervención en posventa.

Nuestra opinión

El C3 Picasso está producido en Eslovaquia, Bratislava. Seductor y bien concebido, está muy bien construido y disfruta de un nivel muy bueno de fiabilidad.

 

Citroën C4 Picasso

Fiabilidad: 15,0 sobre 20

C4 Picasso todavía se beneficia de puestas a punto en el taller, si bien su nivel global de fiabilidad es muy bueno. Ciertos frenos ruidosos, debido a tornillos mal calibrados, fueron objeto de una intervención. En ciertos Diesel se detectan fugas de carburante, debido al desgaste prematuro del tubo de retorno del gasóleo. Por otro lado, las infiltraciones en la base del ventanal del parabrisas son responsables de entradas de agua al nivel de la válvula EGR, que provocan cortes del motor. Además, cerca de 30.000 modelos debieron volver al taller para ser sometidos a un reajuste del sistema eléctrico del freno de aparcamiento. Finalmente, sobre el Diesel 2.0 HDi, bombas de vacío del sistema de frenado han sido reemplazados.

Calidad: 3 estrellas

La presentación es buena, con un salpicadero con líneas actuales y materiales suaves al tacto. Sin embargo, los tiradores plásticos se atascan y las tapas de guantera se niegan a veces a cerrarse. El sistema de fijación de los cinturones de seguridad debe ser mejorado. La instrumentación de bordo puede transmitir informaciones erróneas o perder toda función.

Nuestra opinión

C4 Picasso muestra un nivel muy bueno de calidad percibida y una muy buena fiabilidad. Poniendo de lado ciertos parabrisas, el Citroën C4 se muestra bien construido.

 

Ford C-Max

Fiabilidad: 15,0 sobre 20

C-Max de segunda generación recibe una nueva plataforma, la del Focus. Las motorizaciones y las cajas de cambios son sacadas del banco de órganos Ford, ampliamente probados sobre otros modelos del grupo. Los primeros ejemplares comercializados de C-Max sufren algunos fallos electrónicos y, sobre todo, baterías que se descargan prematuramente.

Calidad: 3 estrellas

El habitáculo respira la calidad, particularmente con un granado material flexible sobre el salpicadero. No obstante 2.500 Gran C-Max, han sido llamados a revisión para reajustar la base de la segunda hilera de asientos.

Nuestra opinión

Contrariamente a la primera generación, que sufrió un número incalculable de fallos a principios de vida, esta nueva hornada se revela muy buena. Su calidad de fabricación también mejora.

 

Renault Espace

Fiabilidad: 14,5 sobre 20

Después muchos sinsabores, la fiabilidad del Espace que se ha vendido hasta septiembre de 2012 está bajo control. Atención, sin embargo, en la fragilidad crónica del turbo en ciertos Diésel 1.9 dCi. En el 2.2 dCi, los problemas con las bielas, sobre todo en casos de utilización muy severa, así como perturbaciones de funcionamiento, debidos al fallo de un sensor del motor.

Calidad: 4 estrellas

Los elementos de la carrocería están correctamente ajustados y gozan de tintes aplicados con cuidado. En el interior, el nivel de calidad percibida es bueno. Pero las vibraciones de ciertos Diesel son inaceptables.

Nuestra opinión

El Espace puede contar con su estilo consolidado, una fiabilidad muy honorable y un buen nivel de calidad. Pero ahora se ve sobrepasado por la competencia, S-Max y Sharan en cabeza.

 

Seat Altea

Fiabilidad: 14,5 sobre 20

El Seat Altea es en líneas generales fiable si bien sufre los defectos ya detectados en otros modelos del grupo. El diesel TDI sufre sólo perturbaciones de funcionamiento debidas su gestión electrónica. Son eliminadas por la reparametrización en posventa, pero ciertas centralitas defectuosas deben ser reemplazadas. Algunas cajas DSG de doble embrague deben sufrir un reparametrización de su software de gestión.

Calidad: 3 estrellas

Los ensamblajes son muy buenos y el salpicadero adopta un material estriado, pero duro y brillante. Una nota técnica reciente preconiza la sustitución si es necesario de la mangueta del eje trasero.

Nuestra opinión

La calidad de construcción se queda por detrás de la competencia. Afortunadamente, esta voluntad de ahorrar sobre el acabado no altera el buen nivel de fiabilidad mecánica y electrónica.

 

Renault Modus

Fiabilidad: 14,0 sobre 20

Ningún defecto recurrente ha empañado la carrera del Modus. Recientemente, la banqueta corrediza de la versión Gran Modus ha sufrido, sin embargo, una rectificación en posventa. Antes, algunas acciones de alcance habían concernido a defectos leves, tocando la columna de dirección, al pedalier o incluso a las suspensiones.

Calidad: 2 estrellas

El salpicadero conserva materiales blandos, pero básicos al tacto, hasta en las versiones alta gama. Sobre los modelos más básicos, guarnecidos y moquetas sienten demasiado las economías.

Nuestra opinión

El Modus se produce en nuestro país, en Valladolid primera fábrica en haber integrado, alianza Renault-Nissan obliga, los métodos japoneses de control calidad. El resultado: Modus fue el primer Renault en mostrar una fiabilidad satisfactoria.

 

Skoda Roomster

Fiabilidad: 14,0 sobre 20

El Roomster está construido sobre la base del antiguo Polo. Sus motores Diesel sufren de problemas recurrentes de arranque eliminados por una reparametrización de la centralita del motor. Los propulsores de gasolina presentan algunos fallos leves. Así, el testigo de alerta de gas de escape puede encenderse sobre el 1.4.

Calidad: 3 estrellas

A pesar de algunos pequeños defectos, Roomster está muy bien fabricado. Los estribos del cinturón de seguridad han sido cambiados. El revestimiento superior de las puertas traseras puede combarse y no desajustarse.

Nuestra opinión

El Roomster ofrece la calidad de fabricación VW y una fiabilidad muy buena a muy buen precio. Aunque Skoda quiere hacerlo su minispace, su habitabilidad y su modularidad quedan limitadas. 

Galería relacionada

Fiabilidad monovolúmenes