La DGT teme a la lentitud administrativa

La Dirección General de Tráfico (DGT) está alerta. Teme que sus esfuerzos por poner en marcha el carné por puntos sea obstaculizado por la lentitud administrativa a la hora de tramitar las sanciones. Y es que hace tres meses que ha entrado en vigor el permiso de conducir por puntos y aún ningún conductor ha visto como su saldo se quedaba en cero: no dan abasto para tramitar los recursos.
Autopista -
La DGT teme a la lentitud administrativa
La DGT teme a la lentitud administrativa

El Parlamento ha quintuplicado el plazo para prescripción de las infracciones de tráfico durante la última década. El objetivo está claro: darle más tiempo a los funcionarios para que tramiten el mayor número de denuncias y, de esta forma, conseguir cobrar más multas.

<

p> Sin embargo, se ha producido un efecto contrario y los cientos y cientos de denuncias se acumulan en los despachos. La empresa DVuelta, especialista en la gestión de recursos de multas, asegura que “la experiencia de estas reformas legales revela que cuanto más se amplían los plazos para la Administración, más laxo es su comportamiento”. Esta situación perjudica claramente a los usuarios y también a la propia DGT, que no consigue que sus sanciones sean “ejemplarizantes”.

Ante este asunto, el director general de Tráfico, Pere Navarro, ha propuesto que se lleve a cabo en España una fórmula que ya se ha utilizado en Francia: pagar primero la multa para poder recurrirla después. Aunque esta es una posibilidad válida, en España vulnera, según nuestra Carta Magna, el derecho fundamental de tutela judicial efectiva.

Uno de los trámites que el Congreso eliminó en la última revisión de las normas de procedimiento fue el de notificar en directo la sanción a los conductores. De esta forma, la Administración se pierde en trámites innecesarios de notificaciones posteriores. En conclusión, si los trámites para recurrir se redujeran, el permiso de conducir por puntos sería, según DVuelta, más eficaz.

Tráfico, al banquillo de los acusados
Los puntos desbordan a la DGT
La DGT se sienta en el banquillo de los acusados. La llegada del nuevo permiso de conducir ha evidenciado que Tráfico también necesita “puntos”, pero de sutura. Casos abiertos en los juzgados, recursos contra multas que se amontonan, infracciones que no son válidas, radares mal homologados... Y, con este panorama, lanza comunicados en los que defiende la política del “calla y paga”.

La implantación del permiso por puntos está costando más de lo que se pretendía en un principio. Y es que se han presentado tantas denuncias que los funcionarios encargados de tramitarlas no dan abasto. ¿Estamos ante un fracaso del sistema? Opina en foros sobre el permiso de conducir por puntos.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...