Mini 1.275 GT

Mini 1.275 GT

Que el Mini marcó una época es indiscutible. En este año se probaba una nueva variante de este modelo que aportaba unas nuevas llantas y una sensible bajada de precio ya que perdía los asientos de cuero y el tablero de instrumentos de madera. Eso sí, también ganaba que venía avalado por la calidad de British Leyland.

SIMCA 1.200, el coche de 1969

SIMCA 1.200, el coche de 1969

Uno de los coches que mayor expectación ha despertado en el mercado español de los últimos tiempos. Así se leía en el principio de la prueba de este coche. Y razón no le faltaba ya que este coche pobló nuestras carreteras haciendo las delicias de sus conductores. Era el rival más directo del todopoderoso Seat 124.

Renault R-8 TS, el coche de 1968

Renault R-8 TS, el coche de 1968

En 1968 Fasa-Renault lanzó al mercado una variante muy especial del R-8 que ‘apuntaba’ directamente a la competición. Su motor de 1.108 cm³ era derivado del Caravelle francés con 66 CV de potencia. La clave de su éxito vino de la mano del departamento de competición de Renault cuando creó la copa R-8.

Renault 4-L, el coche de 1964

Renault 4-L, el coche de 1964

Se fabricó desde 1961 hasta 1992. Se diseñó para competir con el Citroën 2CV. Se llegó a fabricar en Valladolid y era tan espartano en su interior que se le llegó a denominar como «una caja sobre ruedas». Triunfó a lo grande y motorizó a un buen número de personas que querían un coche fiable y robusto.

Simca 1000

Simca 1000

El Simca 1000 fue uno de esos coches que muchos españoles disfrutaron durante los años 60. Todo un icono de nuestro país que ahora recordamos con motivo de nuestro cincuenta aniversario.

Citroën Dyane, el coche de 1967

Citroën Dyane, el coche de 1967

Vino a sustituir a un modelo que ya estaba en decadencia, pero que había conseguido hacerse un gran hueco en el mercado el 2 CV. Tomando toda su base y cambiando únicamente la carrocería, Citroën volvía «a la carga» con un coche fácil de conducir, con una mecánica muy sencilla y un mantenimiento mínimo.

Dodge Dart, el coche de 1965

Dodge Dart, el coche de 1965

Formó parte de las flotas oficiales de las altas esferas políticas durante aquellos años, un modelo de ensueño, sinónimo de lujo, que representaba los anhlelos de los amantes del mundo del automóvil. Espectacular diseño, cuidados acabados, máximo confort y un propulsor de 145 CV eran su santo y seña.