Honda te desvela sus próximos sistemas híbridos

A continuación, te explicamos tres de los nuevos sistemas híbridos que Honda incorporará en su gama de modelos. El Sport Hybrid i-DCD se aplicará a los coches pequeños y medios; el Sport Hybrid i-MMD a los de segmento medio-alto; y el sistema SH-AWD a los coches de alto standing, incluido el esperado superdeportivo híbrido NSX.
Jorge Serrano -
Honda te desvela sus próximos sistemas híbridos
Honda te desvela sus próximos sistemas híbridos

Una de las marcas de automóviles que más ha apostado en los últimos años por las tecnologías eficientes, Honda, vuelve a la carga con el desarrollo y perfeccionamiento de nuevos sistemas híbridos, una de las principales líneas de actuación para el futuro de esta compañía. En breve, el conocido sistema IMA (Integrated Motor Assist), que ha impulsado a los Civic Hybrid, Insight, CR-Z y Fit/Jazz, va a ser sustituido por un dispositivo mucho más eficiente, el nuevo sistema Honda Sport Hybrid i-DCD.


Una de las claves principales de este sistema Honda Sport Hybrid i-DCD, hay que buscarlas en las propias siglas i-DCD, de las palabras inglesas Intelligent Dual Clutch Drive, algo así, como un nuevo cambio automático de doble embrague inteligente. Honda asegura que este sistema Sport Hybrid i-DCD lo podrán montar coches pequeños, compactos del segmento C y berlinas medias, por los futuros Civic Sedan Hybrid, Fit/Jazz híbridos, Insight y CR-Z incorporarán este tecnología.


Honda Sport Hybrid i-DCD, sus claves

En este nuevo sistema híbrido de Honda, cobra protagonismo un nuevo motor de gasolina de cuatro cilindros de 1,5 litros de ciclo Atkinson, además de un nuevo motor eléctrico que actúa como generador. Ambos están interconectados entre sí y mandan todo su potencial al asfalto a través de un nuevo cambio automático de doble embrague de siete marchas. La energía eléctrica generada se almacena en unas baterías de ión-litio, por lo que este sistema también cuenta con el dispositivo de frenada regenerativa. Con todo ello, Honda asegura que el sistema Sport Hybrid i-DCD es hasta un 30 por ciento más eficiente que el anterior IMA.


Este sistema híbrido Sport Hybrid i-DCD -ya se está probando en un Fit/Jazz. Según las primeras pruebas realizadas, se están obteniendo autonomías en modo cien por cien eléctrica de unos 5 km y una velocidad máxima en modo eléctrico de 70 km/h. Es un sistema que en su conjunto es más ligero y más pequeño, ideal por tanto, para urbanos, utilitarios y compactos.


El sistema Honda Sport Hybrid i-DCD presenta varios modos de funcionamiento. Para enfatizar la conducción más deportiva y en determinadas fases de aceleración, interactúan de forma conjunta el motor de gasolina y el motor eléctrico, tomando protagonismo el primero de ellos. A una velocidad de crucero, ambos motores funcionan del modo más eficiente posible. La interconexión entre ambos se realiza a través de los dos embragues, los cuales a su vez también acoplan/desacoplan al motor de gasolina cuando sea necesario.


Para el arranque del vehículo y a velocidades medias-bajas de crucero, el cambio de doble embrague del Honda Sport Hybrid i-DCD interviene para desconectar el motor de gasolina. En este momento, podemos concluir que se usa más electricidad para arrancar o impulsar a bajas velocidades el vehículo. Por último, en fases de desaceleración, además de entrar en funcionamiento el sistema de recuperación de energía con el motor eléctrico captando la energía cinética-térmica y transformándola en energía eléctrica, el cambio automático de doble embrague también mejora la eficiencia en su conjunto al desconectar el motor de gasolina.


Sport Hybrid i-MMD

El segundo de los sistemas híbridos que está poniendo a punto Honda recibe el nombre de Sport Hybrid i-MMD, de las siglas de las palabras inglesas Intelligent Multi Mode Drive. Es un dispositivo en su última fase de desarrollo, ya que lo podrá incorporar el nuevo Honda Accord a principios de 2013 en los mercados japonés y norteamericano.


En el sistema Hybrid i-MMD intervienen dos motores eléctricos, un motor de gasolina, una batería de ión-litio y un nuevo cambio automático e-CVT. Este sistema se implantará en berlinas híbridas de gama media-alta y en otros modelos similares de tipo plug in, es decir, en híbridos enchufables.


El modo de interacción de cada uno de los elementos del sistema Hybrid i-MMD dependerá de las condiciones de conducción y del nivel de carga de la batería. De esta forma, se plantean varias posibilidades: un primer modo EV Drive o modo de conducción cien por cien eléctrico, en el que el motor eléctrico mueve al coche gracias a que el nivel de energía disponible en la batería lo permite; un segundo modo es el que responde al nombre de Drive Engine, en el que el nivel de batería no permite que el motor eléctrico apoye al de gasolina, por lo que es éste el que realmente impulsa al vehículo (a velocidades medias-altas y tras muchos periodos en los que no se ha recuperado energía); y por último, un modo Hybrid Drive, en el que el motor de combustión y el motor eléctrico trabajan conjuntamente e impulsan de forma combinada al vehículo. 

Todas estas tecnologías se incluyen dentro del conjunto de sistemas eficientes Earth Dreams Technology (no sólo tipos de propulsión para vehículos, sino también nuevas cajas de cambio y nuevos motores, entre ellos, el nuevo Diesel 1.6 i-DTEC que moverá primero al Civic y posteriormente al CR-V).


Sport Hybrid SH-AWD (Super Handling All Wheel Drive)

El Sport Hybrid SH-AWD (Super Handling All Wheel Drive) es un sistema híbrido de tracción total diseñado especialmente para coches de alta gama y deportivos. De hecho, Honda ya ha confirmado que el nuevo Acura RL y el futuro superdeportivo Honda/Acura NSX incorporarán este mismo sistema. 


En este dispositivo híbrido Sport Hybrid SH-AWD confluyen hasta cuatro motores, uno de gasolina 3.5 V6 de inyección directa de nuevo desarrollo junto a otros tres motores eléctricos. El propulsor de combustión está montado en la parte delantera del coche, junto a uno de los motores eléctricos y el nuevo cambio automático de doble embrague DCT de siete marchas desarrollado por Honda. La gran peculiaridad de este sistema es que los motores eléctricos del eje trasero tienen funciones dinámicas de tracción y motricidad, ya que se encargan de distribuir y gestionar el par motor en función del agarre de las ruedas traseras. El par positivo se aplica a la rueda exterior y el par negativo se aplica a la rueda interior, haciendo posible un control independiente de la distribución de par a las ruedas traseras. En función del radio de la curva, la energía generada por la rueda interior se recupera eléctricamente y se aplica a la rueda exterior al autogenerar el par necesario para que el vehículo realice el giro.

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...